El  líder multimodal: nueva normalidad, nuevos equipos

El líder multimodal: nueva normalidad, nuevos equipos

Este último año, con los retos que la pandemia supuso en el ámbito laboral, los cambios en la forma de trabajar se vieron acelerados. Si bien muchos de ellos se esperaban, es cierto que la pandemia ha sido un acelerador de la transformación laboral. Esta situación ha puesto en relieve las diferencias que hay entre un jefe  y un líder, porque “ni todos los jefes son líderes, ni todos los líderes son jefes”.

Todo esto nos ha hecho plantearnos lo siguiente: ¿Qué perfil tienen los nuevos líderes? ¿Qué roles tienen? ¿Qué habilidades necesitan para asumir los retos actuales y futuros? Estas son algunas de las dudas que podemos tener, siendo empresa o cabeza de equipo, viendo la “nueva normalidad” que estamos viviendo.

A continuación, presentamos algunas de las conclusiones de nuestra reflexión.

Una definición acertada sobre líder: “Persona que dirige o conduce un grupo o colectividad”.

Líder después de la COVID-19

En términos generales, la gran mayoría de líderes se caracterizan por diez cualidades básicas:

Resiliencia, asumiendo el cambio como una forma de vida.

Empatía, comprende las emociones y actitudes de los demás con ayuda de la escucha activa.

Facilitadores, en buscar la respuesta en uno mismo, no en los demás.

Emocionalmente inteligentes, ayudan a gestionar las emociones en los demás.

Resonantes, genera influencia.

Energéticos

Naturales

Timoneles, guían al equipo en momento de incertidumbre, como un timón a un barco.

Enlaces, enlazan a personas alcanzar metas.

Soporte, levantan el ánimo del equipo.

Líder - Multimodal
Líder – Multimodal

Pero ¿estas cualidades siguen siendo las mismas después de la pandemia? ¿En qué situación se debe utilizar cada habilidad?

En los últimos meses, empresas y líderes se han tenido que reinventar y transformar para hacer frente a nuevas formas de trabajar y con ello adaptarse conscientemente para que este nuevo modelo sea efectivo.

Después de un año trabajando telemáticamente hemos podido comprobar que las tareas más rutinarias y sencillas, como las transiciones y coordinación (tareas administrativas, toma de decisiones simples, redacción de documentos, análisis financieros) pueden realizarse de forma virtual.

En cambio aquellas tareas esenciales con características de colaboración de equipo y que forman conexiones emocionales (innovación, brainstorming, resolución de problemas complejos) fluyen más al realizarse de forma presencial, con esto no queremos decir que no se puedan realizar, hay equipos que desde hace varios años generan ideas de mejora y resuelven problemas de manera virtual a través de Comunidades de práctica, lo cierto es que para resolver este tipo de tareas de manera virtual se necesita de un conocimiento específico en el desarrollo de Comunidades Virtuales de Práctica, para coordinar las dinámicas, motivar la participación, seleccionar de manera colaborativa las mejores ideas o soluciones y determinar un plan de aplicación.

Un ejercicio importante para realizar es la selección de tareas ¿Qué tareas consideras que es mejor que se realicen de manera remota y cuáles es mejor realizarlas de manera presencial?

La tecnología ha avanzado rápidamente en las últimas décadas, pero es cierto que en el ámbito productivo la adopción de estas ha sido mucho más lento. Por esta razón es necesario que el líder no solo conozca las herramientas digitales que pueden facilitarle la gestión cotidiana, sino también es necesario que se convierta en el gestor de la Comunidad de Práctica de su equipo. En Valuexperience realizamos entrenamientos a líderes para que desarrollen Comunidades de Práctica en sus equipos.

La nueva modalidad de trabajar será una combinación híbrida: virtual – personal.

Tareas complejas: cara a cara o en Comunidad de Práctica

Las tareas complejas, aquellas que siempre son más nutritivas con diferentes opiniones deben realizarse face to face o a través de una Comundiad de Práctica. Esto se debe a que en este tipo de tareas existen cuatro dimensiones de impacto:

  1. Innovación: brainstorming, aprendizaje cooperativo y compartido, integrar conocimientos… En todas estas tareas se necesita un entorno de confianza, sin estrés y tiempo de convivencia para su éxito.
  2. Colaboración: coordinar y colaborar además de las relaciones entre personas y la confianza compartida entre ellas.
  3. Dedicación: viene del sentimiento de comunidad, tener un propósito compartido y oportunidades de proyección profesional.
  4. Aculturación: en toda situación es necesario un momento de contacto personal o virtual genuino. Para que se desarrolle un entendimiento entre personas, un refuerzo de normas y una contribución de identidad compartida o identidad de grupo.

Roles de los líderes

Un puesto de trabajo multimodal, como los emergentes en la actualidad, requiere de líderes multimodales. Este tipo de líder ha cambiado sus habilidades para optimizar el liderazgo de su equipo tanto de manera presencial como virtual. Concretamente han surgido, o potenciado, cuatro tipos durante la adaptación laboral híbrida.

La importancia de cada uno de estos roles dependerá de las características de cada equipo

  • Líder Conductor o directivo: este estilo destaca por la coordinación principalmente de equipos virtuales. Podríamos compararlo con un director de orquesta, ya que se asegura de que cada miembro de su equipo trabaje adecuadamente y en armonía. Establecen objetivos, planifican, coordinan y hacen seguimiento del progreso, además de mantener una conexión entre todos los miembros de su equipo, potenciando la confianza y el compromiso entre ellos y la empresa.

No todo es tan fácil, ya que también deben encontrar un equilibrio entre el cuidado, compromiso y gestión. La situación de pandemia mundial ha demostrado lo absorbente y cansado que son las videollamadas y el trabajo remoto, por ello requieren un líder eficiente en la organización del tiempo del equipo virtual.

  • Líder entrenador: se caracteriza por enfocarse a ayudar a su gente, como si se transformara en el Coach del grupo. Este maximiza el rendimiento a la vez que hace que su equipo potencie su desarrollo personal, confianza y bienestar, llegando a un alto compromiso, productividad y altas conexiones en el equipo.

Este tipo de liderazgo conlleva tener un grado de inteligencia emocional y tener equilibrio entre la empatía mostrada y animar a su equipo retarse día tras día.

  • Líder catalizador: este líder estimula la creatividad, colaboración e innovación de su equipo, además de la cultura y dedicación compartida. Uno de los puntos fuertes de este tipo de persona es la confianza y entorno de seguridad que generan hacia los demás, facilitando el diálogo y la fluidez de ideas creativas entre los miembros del equipo. Tal y como indica el nombre de este tipo de liderazgo, esta persona proyecta a los demás para que sea más fácil la colaboración entre estos.
  • Líder campeón: tipo de liderazgo completamente diferente a los anteriores. Este líder tiene un enfoque más de negociación, construcción de alianzas e influenciar sin autoridad. Defienden a su gente buscando los recursos necesarios, al igual que informan de lo esencial, comunicación de logros y confianza tanto a su equipo como aquellos que son afines a sus intereses. Este rol genera confianza con los compañeros mostrando un interés por las aspiraciones de estos, además de anteponer las metas de la propia organización a los objetivos del propio equipo.

Por tanto, podemos observar que cada uno de ellos tiene un papel esencial dependiendo de las características de la tarea, pero una característica importante que vincula a todos ellos es que dichos líderes deben contribuir y mantener las conexiones entre trabajadores y la confianza de estos.

  • Confianza en el equipo

La gran mayoría de las empresas, hasta el momento de la pandemia, no reconocían el trabajo remoto como una opción por una falta de confianza en sus trabajadores, pero se ha demostrado que generar confianza con el grupo y su mantenimiento son esenciales para un liderazgo multimodal, en especial cuando los trabajadores ejercer de forma remota.

Confiar en la gente y que ellos crean en ti es la base de un buen liderazgo

En cada uno de los 4 líderes podemos ver como la confianza se ve formateada de diferentes maneras.

Cuando un líder comparte los logros obtenidos con sus compañeros está creando una confianza en el grupo, resaltando que cada uno de los miembros está logrando ese existo de equipo. Esto hace referencia al liderazgo directivo o conductor. Por otro lado, podemos ver que, en el trabajo virtual, emergen en nosotros emociones como la ansiedad por pensar que nuestros compañeros “se relajan”, pero si fortalecemos la confianza y la comunicación entre el equipo esto se ve disminuido. Una forma sencilla para minimizar esta desconfianza es consultar personalmente a cada miembro del grupo y saber sus avances, saber si necesitan ayuda o consultar cualquier duda que nosotros tengamos. Con esto podemos aumentar el llamado espíritu de equipo utilizando un liderazgo de entrenador.

Al reunir a nuestro equipo de forma presencial o a través de una Comunidad de Práctica, deberemos acogernos al papel de líder catalizador, haciendo que la confianza juegue el mayor papel y así estimular la creatividad de nuestro equipo y la innovación de sus ideas. Es decir, debemos potenciar vínculos seguros y saludables entre los miembros del equipo. Cuando una persona se siente segura, la idea de compartir ideas con los demás se vuelve menos agresiva, sintiendo que no va a ser juzgado. Un liderazgo de estas características podrá funcionar de forma óptima si se consigue en la propia persona una buena combinación entre conciencia social y humildad.

Se ha observado que cada uno de estos roles son más adecuados dependiendo del contexto, haciendo que el líder entrenador y catalizador sean más adecuados en un entorno presencial y el liderazgo de conductor y campeón en contextos virtuales.

Habilidades necesarias

El rol directivo o conductor, es el más tradicional y por ello el más utilizado requiriendo habilidades de monitorear, toma de decisiones, motivación de equipo, delegación de tareas, centralizar y promover las mejores prácticas, promover compromiso de su grupo, entre otras.

Por el contrario, el rol de catalizador vemos que se caracteriza por ser energético, búsqueda de innovación, fomenta el cambio tanto en el grupo como de forma persona, habilidades emocionales y potencia las habilidades de sus compañeros creando retos sacando lo mejor de cada persona. La filosofía de este tipo de liderazgo podría definiste como: “No puedo exigir a los demás si no empiezo a crear mi personalidad”

Haciendo referencia al entrenador o coach podría ser el más novedoso implicando habilidades de inteligencia emocional, facilitación y reconocimiento de los demás, humildad, escucha empática, auto-gestión y compromiso con el equipo, entre muchas otras.

Por último, el líder campeón podría ser resumido como aquel líder que tiene habilidades de planificación y estrategia sobre la tarea y las personas de su equipo, orientación a los resultados, buena comunicación e influencia hacia los demás y uno mismo, autoestima, congruencia, innovación y gestión de talento.

En comparación con los “ líderes tradicionales”, la era Covid-19 requiere de un perfil de liderazgo más autocrítico y abierto, con capacidades de innovación, apostando por métodos y vías novedosas abandonando senderos y caminos que ya no conducen a ningún destino. Para una adaptación exitosa, los líderes deben aprender a adaptar los cuatro roles de liderazgo multimodal. Si logran conseguir un buen equilibrio entre estos, tendremos un liderazgo óptimo en la nueva cultura laboral pos pandemia.

En septiembre iniciamos la edición 22 de nuestro programa Liderazgo 4.0 en la misma trabajamos de manera integral, los conocimientos, habilidades, actitudes y barreras a superar para ejercer el liderazgo en la era digital. 

Nuestro programa, es un programa personalizado además de la formación a través de Webinars y material de estudio en diferentes formatos (Scorm, podcast, videos, infografías, jobaids, actividades) los participantes realizan sesiones de coaching individual para trabajar sus barreras personales para afrontar este cambio.

Gestión de equipos virtuales en la nueva era de la pandemia

Gestión de equipos virtuales en la nueva era de la pandemia

Hoy en día nos encontramos ante una nueva realidad, el trabajo remoto, es importante que las empresas y sus líderes procuren promover el compromiso virtual de sus empleados y la comunicación entre los mismos, para poder gestionar de manera eficiente los equipos virtuales presentes en su empresa, adaptar y optimizar este nuevo tipo de modalidad de trabajo a los grupos dentro de la nueva realidad.

En el momento en el que nos encontramos, y debido a la situación que vivimos hace unos meses, la pandemia, el teletrabajo se ha incrementado en España notablemente y parece que va venido para quedarse. Por este motivo, desde las empresas se afirma que el 79% de las mismas mantendrán esta modalidad de trabajo, y 6 de cada 10 empresas han tenido que modificar su estrategia comercial. Además, el 65% de las empresas han cambiado la manera de ejecutar los proyectos. Asimismo, las empresas prevén invertir más en aplicaciones móviles (27%), aplicaciones web (23%) y soluciones de contact center (21%) en los próximos meses.

Gráfica que muestra sobre el compromiso virtual en las organizaciones

¿Crees que todas estas empresas llevarían a cabo estos cambios si el teletrabajo no viniera para quedarse?

Viendo estos índices, es de esperar que las empresas se preocupen por perfeccionar al máximo el trabajo remoto, y parte de dicho perfeccionamiento se trata de la adaptabilidad de los empleados a la nueva realidad.

Si bien estamos dentro de la era de la comunicación digital y contamos con muchas herramientas de comunicación impensadas para años anteriores, utilizando herramientas remotas y digitales, ¿Estamos más comprometidos cuando trabajamos de forma remota y nos conectamos digitalmente?

Como ya sabemos existe miles de herramientas efectivas, tales como Zoom, Webex y similares, sin embargo, el desafío ahora es innovar y mejorar la forma en que usamos la tecnología digital y remota. Dichas herramientas digitales las utilizaremos con el fin de generar, a través del incentivo por parte de los líderes de las empresas, en los empleados, una dinámica de trabajo orientada hacia la comunicación, cooperación y compromiso.

Una pregunta clave para las organizaciones es: ¿Cómo pueden los líderes generar compromiso cuando las interacciones en persona son limitadas? El compromiso de los empleados ha estado estancado durante décadas. Es cada vez más común que las personas apaguen sus videos durante las reuniones de Webex y Zoom para doblar la ropa o administrar la educación en casa. ¿Cómo pueden los líderes innovar para aumentar el compromiso?

La clave se encuentra en crear diálogos, descubrimientos y aprendizajes. Empoderar a las personas para tener discusiones honestas. La gente necesita comprender el panorama completo y sus roles en él. Las personas deben decidir por sí mismas si el “por qué”, el “qué” y el “cómo” los motivarán a atravesar la incomodidad del cambio.

En 2020, el diálogo en persona y en grupos pequeños se verá gravemente interrumpido, pero las organizaciones aún deben crear un alto nivel de compromiso y propiedad, ya sea que su gente esté trabajando en persona, de forma remota o en ambos.

Y los puntos claves son:

  • Crear una comprensión emocional e intelectual de la estrategia y las prioridades.
  • Habilite el aprendizaje compartido y remoto mediante la visualización y el diálogo
  • Ponga el control de la experiencia en manos de los participantes utilizando un entorno digital inmersivo
  • Implemente fácilmente a escala para llegar a una amplia base de personas de manera rápida y consistente

5 metodologías para fomentar el compromiso virtual raíz:

  • Preguntas visuales, de diálogo y socráticas ayudan a las personas a conectar los puntos y comprender el panorama general de su organización.
  • Generar una experiencia virtual utilizando imágenes, metáforas y narraciones convincentes para brindar a las personas el “por qué”, el “qué” y el “cómo” del cambio para crear resultados procesables.
  • Las interacciones en presentación no son pasivas. Los empleados deben ser activos que participan, colaboran e interactúan juntos. Todos los participantes tienen un papel: Cada uno de ellos manipula la pantalla y atraviesan la experiencia juntos.
  • Es importante crear una forma para que los trabajadores se involucren en grupos pequeños, y de esta manera perder el miedo al cambio, empoderarlos para que se ayuden mutuamente a conectar los puntos de cambio rápido y construir relaciones de referencia con las que pueden confiar para avanzar.
  • Es importante que se utilicen plataformas sencillas, donde el empleado no deba aprender programas y así apaciguar posibles ansiedades por la integración a la nueva realidad.

Además, es de vital importancia fomentar la comunicación. Aunque parezca que el trabajo remoto es de carácter solitario, ya que cada empleado se encuentra físicamente lejano uno del otro, es de vital importancia que exista una comunicación fluida y directa entre los mismos para desarrollar un trabajo eficiente. Para este punto se puede disponer de herramientas tales como Slack, que cuenten con servicios de mensajería, intercambio de archivos, búsqueda avanzada y un sinfín de integraciones.

Por otra parte, es sustancial que los empleados se “vean las caras”, ya que está demostrado que la mayor parte de la comunicación es no verbal, por este motivo, es importante que el contacto entre tus empleados no sea netamente por escrito, ni solamente por vos, en caso de llevar a cabo una conferencia, sino que para generar una comunicación más eficaz hay que implementar una la comunicación visual.

Por último, es importante que generes momentos de distensión y contacto entre el equipo de trabajo, para mantener la cohesión de grupo y espacios más íntimos y de relax para los empleados. Es importante que todo el contacto no se restrinja al trabajo y que se deje un espacio para el ocio, aunque sea remoto.

Nuestros cursos programa liderazgo 4.0 y equipos 4.0 trabajamos las habilidades necesitarías para que un líder pueda gestionar equipos presenciales y remotos en la era digital

Los comportamientos de liderazgo que alimentan la colaboración interpersonal son los verdaderos conductores del cambio

Los comportamientos de liderazgo que alimentan la colaboración interpersonal son los verdaderos conductores del cambio

Es un error común, tanto en los libros como en los artículos de empresa y administración, que el sentido de propósito sea lo que más importa cuando se trata de involucrar a los empleados para la colaboración interpersonal. Muchos líderes que están preocupados por atraer y retener a los mejores talentos creen que nada motiva a las personas tanto como el hecho de tener la oportunidad de cambiar el mundo.

Las últimas investigaciones, revelan que el propósito es tan solo un factor contribuyente. No obstante, el nivel y la calidad de la colaboración interpersonal, en realidad, tienen mayor impacto en el engagement de los empleados.

En este post, vamos a explorar por qué la colaboración interpersonal tiene ese efecto y qué comportamientos se pueden adoptar y practicar para fomentarla.

El poder de la colaboración interpersonal

¿Cómo se puede establecer y fomentar altos niveles de colaboración y compromiso interpersonal en tu empresa? Es un proceso escalonado: primero, debes establecer una base sólida al identificar, adoptar y recompensar los comportamientos de liderazgo que mejoran la seguridad y la confianza psicológicas. Esa es una condición necesaria, pero no suficiente.

Una vez que se establece la confianza, debe inculcar un sentido de propósito: la convicción de que el trabajo realizado tiene significado e impacto. Y una vez que se establece el propósito, debe generar energía, un entusiasmo diario dentro de la fuerza laboral.

Cuando analizamos los resultados de líderes que aplican el poder de la colaboración interpersonal, encontramos que los líderes que tomaron estos pasos vieron una mayor participación que los que no lo hicieron.

Construyendo seguridad y confianza

La confianza permite que las personas asuman riesgos y colaboren en la búsqueda de objetivos aspiracionales. Los líderes pueden hacer que sea más fácil para los empleados confiar en ellos y entre ellos al establecer la seguridad psicológica: la sensación de que las personas pueden ofrecer críticas constructivas o una nueva idea en un grupo sin correr el riesgo de desaprobación o rechazo.

Cuando se crea esa seguridad psicológica, se está reduciendo los frenos y permitiendo la confianza, pero aún no se está presionando el acelerador y motivando a las personas a colaborar. ¿Qué más es necesario?

Creando el propósito

Una vez que las personas tienen un sentido de confianza, es mucho más fácil para los líderes ampliar la apertura y mostrar a los empleados cómo el trabajo que realizan es importante para la organización y el mundo exterior. Los líderes logran esto no solo dando a las personas tareas inherentemente significativas (que no siempre es posible) sino también creando un contexto para una colaboración significativa.

Los gerentes pueden usar este enfoque para crear un contexto en el que las personas vean el valor de lo que están haciendo y se sientan parte de algo más significativo que, por ejemplo, cumplir un plazo o mantenerse dentro de un presupuesto.

Energizando a las personas

Una vez tenemos buenos niveles de confianza y propósito, los líderes pueden centrar su atención en dar energía a los empleados. Este es el proceso de motivar a otros para que den lo mejor de sí mismos para trabajar y comprometerse plenamente con sus colegas. La investigación muestra que la energía es un estimulador clave de las conexiones de trabajo y la colaboración interpersonal de alta calidad.

Sabías que a diferencia de lo que crees las personas que energizan no tienen por qué ser siempre las más carismáticas en una habitación. Es por eso, que pueden ser difíciles de detectar. Los obstáculos para identificar los energizantes por rasgos de personalidad significan que las empresas necesitan otras formas de identificarlos.

Los líderes a menudo subestiman el poder de los comportamientos energizantes. Pero, después de ver toda la investigación, se ha descubierto que su éxito no está impulsado por su capacidad de hacer que las cosas sucedan, sino por su capacidad de atraer ideas, oportunidades y personas con talento.

CAMBIO DE HÁBITO… SER IRREVERENTEMENTE DISRUPTOR

CAMBIO DE HÁBITO… SER IRREVERENTEMENTE DISRUPTOR

Un cambio de hábito para ser irreverentemente disruptor.

Bien, estamos justo en el momento de los cambios de hábito, y de hábitos.
En mi caso, estoy haciendo maletas porque mañana regreso a Barcelona. Seguramente esta semana muchos tengamos que cambiar el hábito de pareo y bañador… por pantalones y camisas.

Pero el cambio más grande, sin dudas, estará en nuestro mindset, porque septiembre oficializa, le da estatus de instituido a la “nueva normalidad”. Y si estabas acostumbrado a ir al despacho con zapatos, es necesario que te calces tus zapatillas de correr. 

Este 2020, ha sido el gran ecualizador, independientemente de la industria, el tamaño del negocio, la ubicación o el producto o servicio que ofrezcas, todos hemos compartido la misma experiencia.

Todos nos hemos visto obligados a ajustarnos y recalibrar. Todos nos hemos visto obligados a ver cómo las interacciones en persona cambian de ser una constante a una inexistente, para pasar a una intermitente. Y todo esto, en un abrir y cerrar de ojos.

Decir que ha sido un shock es un eufemismo.

Entonces, ¿A dónde vamos en este inicio de año laboral? ¿Cómo puedes asegurarte de que tu empresa pueda responder al cambio que el mercado exige?

Mi primer consejo es… “QUEMA LA CAJA” (y no hablo de la registradora).

A muchos, la caja “the box” sobre la que se refugiaban y se sentían cómodos prácticamente les ha desaparecido; pero si no es tu caso, lo mejor sería que mentalmente quemes la caja. Las empresas que han sobrevivido a largo plazo, durante décadas y siglos, son las que no se quedaron atascadas en su status quo. Por el contrario, interrumpieron sus productos y operaciones para crear “lo siguiente mejor” (producto, servicio, experiencia).

Estas organizaciones han logrado evitar quedarse empantanadas por el incrementalismo, o haciendo pequeños avances, ajustando los productos existentes en un esfuerzo por ceñirse a lo que saben y hacen bien.

Los disruptores piensan en grande. Actúan con audacia y desafían las suposiciones. Su objetivo es interrumpir el mercado en el que están. Y funciona.

Es posible que algunos piensen… que estoy bajo los efectos de un golpe de calor. Ser disruptivos cuando lo que la mayoría ahora quiere es solo poder sobrevivir… Regálame unos minutos y reflexionemos juntos…

Haciendo un símil con el tenis, podemos decir que el 2020 tiene un saque devastador como el de Ivo Karlovic (mejor sacador de la historia, hasta el momento), y las empresas que primero y mejor descubran cómo conectarse con este tipo de saque, son las que ganarán. Todo el mundo está en el juego. Todo el mundo tiene que responder. 

Ninguno quiere ser Blockbuster, todos queremos ser como Netflix.

Pero para ser Netflix no podemos seguir atados a lo que hicimos bien hace un tiempo, es necesario que aprovechemos este momento convulso para ser disruptores, para hacer que nuestros equipos sean disruptores y así encontrar la mejor manera de conseguir ventaja competitiva en este complejo mercado.

Mi consejo es “toma tu éxito y conviértelo en la próxima gran cosa”.

Aprovecha este sentido de urgencia que en todos los sectores sentimos en este momento, e intenta despertar esas ideas que podrías haber percibido como inverosímiles o fuera de alcance antes.

El consejo número dos… implica A TODOS EN EL JUEGO

Es posible que te sientas agobiado y abrumado, pero este sentimiento decrecerá si implicas a tu equipo en este proyecto. 

Para ayudarte a integrar una mentalidad disruptora en tu equipo revisa los siguientes aspectos que te planteo y responde las preguntas asociadas.

1)    Entiende tu propósito y se audaz en darle vida.

Reflexiona no sólo en lo que hace tu empresa, sino lo que HOY logra para el cliente. No ayer. HOY y en el futuro.

Porque las necesidades han cambiado. Responde a estas preguntas:

¿A qué prácticas o normas de tu negocio estás dispuesto a renunciar para permanecer fiel a tu propósito?

¿Qué supuestos que sean sostenidos durante años en tu empresa, necesitan ser desafiados?

Cómo líder o responsable de una empresa debes tener claro lo que está en juego y empoderar a las personas para que compartan ideas que rompan las reglas actuales y asuman riesgos. Adopta una mentalidad emprendedora a medida que persigues tu PARA QUÉ no por qué creé ¿PARA QUÉ CREÉ ESTA EMPRESA? ¿CÓMO QUERÍA APORTAR VALOR?

2)     Diseña una experiencia de cliente diferenciada.

Las necesidades de los clientes han cambiado. Entrega sin contacto. Compras y recogida en la acera. Las formas reales y logísticas en que compramos, cenamos y socializamos han cambiado. Para crear una experiencia de cliente diferenciada, necesitas pensar desde la perspectiva de los clientes.

 ¿Qué cambios necesitan ver mis clientes?

¿Hoy qué quieren mis clientes?

¿Qué problemas están encontrando que podamos resolver?

Pregúntate: ¿Estamos tomando decisiones empresariales basadas en lo que el cliente quiere y necesita o en lo que nosotros, como empresa, queremos y necesitamos? ¿Qué puede hacer tu negocio para diferenciarse hoy en el mercado?

3)    Involucra a tus empleados.

Si deseas que tu gente esté presente (no me refiero a presencia física), haz que se sientan parte del negocio.

Hoy más que nunca, tú necesitas de su aportación y sus ideas. Están experimentando el mundo de manera muy diferente ahora y tienen un punto de vista que no has considerado o tenido en cuenta en etapas anteriores.

Con tu equipo de confianza, reflexiona sobre los siguientes aspectos:

¿Estamos empoderando a los miembros de nuestro equipo, en todos los niveles, para que aporten sus mejores ideas e innovaciones?

¿Nuestros mánagers están dispuestos a escuchar?

¿Cómo puedo garantizar que todos participen en nuestra solución?

¿Estamos apoyando activamente la innovación a través de nuestras acciones y cómo asignamos recursos?

Con todas y cada una de las áreas de tu organización:

Crea una Comunidad Interna, bríndales una plataforma o espacio virtual para tener voz, y hazlo de manera consistente en todo el negocio. En Valuexperience somos expertos en Comunidades Virtuales:

¡Te dejo el acceso a nuestra Masterclass de Comunidades 4.0. totalmente gratuita haciendo clic aquí!

Haz participe a toda la organización de este momento de reflexión. Y a su vez, haz preguntas simples pero potentes acerca del valor que estáis entregando hoy a vuestros clientes:

¿Cuál es nuestra propuesta de valor hoy?

¿Esta propuesta responde a las necesidades actuales del mercado?

¿Cómo podemos crear más valor y diferenciarnos?

¿Qué deberíamos dar a conocer a nuestros clientes para enamorarlos de nuestro producto o servicio?

Por último, lee y reconoce las aportaciones.

El consejo número 3: SUPERA EL AGOBIO Y CREA UNA CULTURA DE INNOVACION. 

Es cierto que en este momento los desafíos para las empresas se apilan en todas y cada uno de los rincones.  Pero todas las organizaciones se enfrentan a los mismos dilemas. ¿Qué vas a hacer al respecto? Las organizaciones que permanecen iguales fallarán porque los clientes ya no tienen las mismas necesidades, creencias, habilidades u oportunidades. Sin embargo, las organizaciones que respondan e innoven más rápido las que utilizan esta disrupción nacional y global como el ímpetu para convertirse en “El disruptor”, ganarán.

Cuando te sientas frustrado y añores “la vieja normalidad”, reflexiona y reconoce que muchos cambios para el mundo de los negocios ya estaban en la era pre COVID. Los eventos de 2020 simplemente aceleraron lo que ya estaba en juego. 

Así que ahora debes calzarte tus zapatillas de correr y acelerar tu respuesta. 

¿CUÁLES SERÁN TUS PRÓXIMOS PASOS?

  • ¿Qué vas a hacer con las ideas generadas en los espacios virtuales?
  • ¿Cuál será tu llamada a la acción para activar una mentalidad disruptora ahora mismo en tu empresa?
  • ¿Cómo es tu compromiso de reinventarte?

Si te sientes bloqueado y no sabes cómo iniciar este proceso: 

  • Intenta analizar los comentarios de tu equipo y los de tus clientes, reflexiona sobre “la nueva realidad de tu cliente” y los problemas que tu cliente está encontrando. 
  • Determina con tu equipo los conductores de fidelización de tu cliente. 
  • Realiza un análisis de mercado de tu competencia.
  •  Lee todas las previsiones que puedas.
  •  Saca conclusiones para tu negocio. 

¿Sigues bloqueado?  

¿Te cuesta generar espacios de colaboración e innovación con tu gente? 

¿Tienes miedo de generar una expectativa en tu equipo que luego no puedas cumplir? 

¿Temes que el espacio virtual en vez de ser un sitio de creación se convierta en el muro de los lamentos? 

En Valuexperience, somos extremadamente disruptivos, de una buena manera, así que si te apetece podemos tomar un café virtual, para reflexionar contigo y ayudarte a generar colaboración de valor en tu gente. Para que te conviertas en  “El disruptor de tu mercado” antes de que alguien más te interrumpa.

Espero que este post te haya servido de ayuda.

Cinco reglas para liderar en un mundo digital

Cinco reglas para liderar en un mundo digital

¿Sabías que vivimos en un momento de cambio rápido y constante? Esto requiere un nuevo modelo de liderazgo.

Para poder conseguirlo las organizaciones ahora deben volverse más agiles y centradas en el cliente, y todos esos modelos de control deben dar paso a un liderazgo distribuido. Aun así, hay muchos líderes que no quieren perder ese poder, o temen que se produzca el caos si hay menos autoridad. Pero la realidad es que si no evolucionan rápidamente se arriesgan a la extinción.

Los líderes de hoy deben inspirar a sus organizaciones para resolver grandes problemas. Para poder lograr esto, aquí te planteamos 5 claves para conseguir el modelo de liderazgo emergente.

1.Comunica tu firma de liderazgo:

Cuando las cosas cambian, la gente busca alguien que les lidere, buscan estabilidad y temen el desorden, quieren sentirse seguros y para esto, no solo quieren ver a alguien como líder, sino saber su firma como líder, es decir quién eres, como trabajas, que valoras, etc.

La clave es entender y comunicar tu propia y única forma de liderar dada tu experiencia, valores, fortalezas y personalidad. Pero ¿cómo descubres tu liderazgo? ¿tu firma?

Primero piensa en lo que haces día a día como líder ¿te enfocas más en las tareas o en las personas?, ¿eres un líder visual (visiblemente al frente) o un líder que se queda en segundo plano? ¿fomentas la experimentación y la innovación?

En segundo lugar, pregunta a las personas que trabajan contigo como describirían tu liderazgo, puedes hacer una encuesta de 360 grados.

Finalmente, considera el impacto que tienes ¿estas cambiando la cultura?

2.Se un sensmaker:

En un entorno cambiante, la creación tiene un sentido más importante que nunca. Sensemakins es el proceso de crear significado de lo desordenado de nuestro alrededor. Esto sucede cuando algo de nuestro entorno ha cambiado, entonces le intentamos dar sentido a lo que sucedió para recopilar datos, aprender de otros y buscar patrones para crear un nuevo mapa.

Los líderes deberían pensar sobre qué sentido adicional necesitan crear para mantenerse al día con los mercado cambiantes, tecnologías, modelos de negocio o mano de obra.

3.Crea equipos X:

Cuando preguntamos lo que convierte un equipo en efectivo y de rendimiento, la mayoría de los ejecutivos hablan de ideas que se explicaron en cursos de formación de equipos o que se han escrito en textos, donde se hablaba de objetivos claros, roles, confianza, relaciones interpersonales, etc.

Pero las investigaciones muestran que las pautas son solo la mitad del proceso. Los líderes deberían construir un nuevo tipo de equipo, el equipo X, para fomentar la velocidad, la innovación, y ejecución. Estos miembros de los equipos X sirven como embajadores organizacionales para buscar talento y recursos, alinear las actividades del equipo con los objetivos estratégicos, y coordinar tareas. Al hacer esto, crean una estructura dinámica que puede responder a nuevos problemas y oportunidades que surgen.

4.Reemplazar tendencias tóxicas con un desafío liderazgo:

Los líderes tóxicos son cada vez más comunes. Líderes que denigran subordinados y tienen una reputación de ser hipercríticos, agresivos, inmorales e insensibles. Al final, con el tiempo, otras personas y equipos o incluso la organización acaban adoptando estos mismos comportamientos que erosionan la confianza y reducen la eficacia.

El liderazgo tóxico puede lograr resultados a corto plazo, pero con el tiempo el rendimiento se deteriora a medida que las personas comienzan a darse cuenta de cómo han sido manipulados y buscan maneras de lidiar con la negatividad. La buena noticia es que con autoconciencia y algunos comentarios, los líderes pueden arrojar estas tendencias y avanzar hacia un liderazgo impulsado por el desafío. Necesitan pensar sobre cómo pueden replantear su trabajo alrededor de tales desafíos y dejar su egos en la puerta.

5.Construye los sistemas para hacer todo esto posible.

Los líderes exitosos de nuestros tiempos tendrán que construir organizaciones en que los pasos anteriores puedan tener lugar. Esto implicará contratar y desarrollar tres tipos de líderes:

  • Los líderes emprendedores, son el motor de la innovación, asumen el sentido necesario para descubrir nuevos productos y procesos, mientras se crean los equipos X para hacerlos realidad.
  • Los líderes habilitadores tienen una perspectiva más amplia, para que puedan identificar proyectos similares dentro de la empresa y oportunidades de colaboración fuera de ellas.
  • Los líderes arquitectos cultivan sistemas, estructuras y una cultura que permite a las personas explorar posibilidades y tomar decisiones de forma autónoma sin el caos.

Este nuevo modelo de liderazgo significa desacoplar la autoridad de posiciones formales y que todos tomen una mentalidad estratégica y una creencia en inteligencia colectiva. Los líderes pueden encontrar difícil aceptar las cinco reglas, pero hacerlo les permitirá desatar el talento de muchos al servicio de la innovación estratégica y resiliencia organizacional.

Liderando el cambio cuando las operaciones no pueden detenerse

Liderando el cambio cuando las operaciones no pueden detenerse

El cambio en las organizaciones es inevitable. El cambio está en todas partes y afecta a todos, ya sea un nuevo procedimiento operativo que requiere que los empleados adopten nuevos procesos, como la revisión de la cultura de la organización para abordar mejor las necesidades de los clientes.

Es imprescindible para el bienestar de tus empleados y tus clientes equilibrar el cambio con lo que se necesita lograr en el momento. Esto puede ser complicado. Cuando no se hace bien, pueden ocurrir errores que pueden tener consecuencias negativas para la salud de los empleados y clientes. Entonces, ¿cómo dominar el enfoque en el cumplimiento de pedidos y al mismo tiempo alcanzar el estado de excelencia operativa en el futuro?

Cuando los líderes lanzan una iniciativa de operaciones, están entusiasmados. Han estado investigando, planeando y discutiendo ese cambio hasta la saciedad. Pero finalizar el nuevo plan no es el final de su trabajo. ¡Es solo el comienzo! Migrar de lo actual a lo nuevo es una gran tarea, y hay mucho en juego. Para ayudar a quienes dieran este tipo de trabajo, aquí presentamos algunas maneras para mantener las operaciones funcionando sin problemas en el medio del cambio.

Cuatro maneras de mantener las cosas en movimiento mientras lo nuevo reemplaza a lo viejo

Consejo 1: Céntrate en la seguridad

En tiempo de cambios significativos, todo comienza a sentirse desconocido, y se hace fácil comentar errores que pueden amenazar un ambiente de trabajo seguro. Las nuevas condiciones de operación tienden a incluir nuevos procesos que requieren nueva documentación, lo que puede desviar la atención de su entorno actual.

Cuando los cambios se centran en mejorar la seguridad, los líderes y gerentes deben mantener la “historia de cambio” para que las personas puedan concentrarse en la tarea en cuestión. Por lo tanto, habla sobre las cosas que afectarán a tu gente, incluida la información que explica la necesidad de los cambios.

Consejo 2: Enfatiza la calidad   

Cuando se implementa el cambio, es fácil para nuestros cerebros sentirse “desordenados”. Seguro que alguna vez has escuchado decir: “¿Quién informa a quién ahora?”.

Para mantener estándares de alta calidad se ha de comenzar con mantener abiertas las rutas de comunicación. Cuando los empleados, que son los ojos y oídos de una organización, notan algo que amenaza la calidad, necesitan saber con quién hablar. Saber como “comunicar” las preocupaciones de calidad es algo que nunca puede pasar por alto.

No importa qué cambios estén en proceso, la calidad nunca puede sufrir. Los problemas de calidad conducen a problemas con los clientes, lo que amenazará la existencia del estado futuro deseado por el que se está esforzando. Motiva a los empleados a mantenerse enfocados en la calidad mientras adoptan el cambio compartiendo historias de impacto en el cliente y haciendo que los empleados se sientan orgullosos de cómo sirven.

Consejo 3: ¡Comunícate!

Comunícate con los clientes sobre por qué tus cambios son buenos para ellos. Tus clientes se enterarán de los cambios, tus competidores buscarán capitalizar tu reacción y todos se preguntarán: “¿Qué está pasando?” Además, es importante mantener a tus empleados informados sobre el “por qué” y “como” de los cambios.

Asegúrate de que tengan la oportunidad de hacer preguntas y expresar sus preocupaciones.

Consejo 4: Mantener la seguridad física

Una cultura de disciplina es imprescindible cuando se trata de seguridad física. Mantener un entorno seguro requiere disciplina de cada empleado.

Los cambios pueden crear frustración, y la frustración puede conducir incidentes en el lugar de trabajo que pueden amenazar a las personas y la propiedad. Los incidentes en el lugar de trabajo se eliminarán por completo, pero los gerentes tienen herramientas para proteger a los empleados del daño intencional causado por una persona frustrada.

Sí, puede mantener las operaciones actuales en medio del cambio

Cambiar cualquier aspecto de tus operaciones nunca es fácil. Las personas requieren sentirse seguras y cómodas cuando se trata de las responsabilidades diarias. Pedirles que adopten nuevas políticas o procedimientos seguramente causará discordia, miedo y rechazo.

Aminorar los problemas haciendo de la seguridad, la calidad y las comunicaciones sus principales prioridades. Antes de que te des cuenta, el estado futuro se convertirá en el estado actual de todos.

×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?