Inteligencia Emocional archivos - Valuexperience

¿Quieres reducir el estrés y la ansiedad en solo 12 minutos?

Habilidades

El estrés y la ansiedad son dos de los principales problemas, generando un malestar psicológico que puede llevar a producir problemas personales y laborales, como bajo rendimiento y motivación, mal ambiente en el trabajo o bajas laborales.

La bondad amorosa es una técnica que te permitirá reducir el estrés y la ansiedad en tu día a día en tal solo unos minutos.

¿Cómo? Lo único que tienes que hacer es dedicar 10-12 minutos al día a desearle felicidad silenciosamente (sin necesidad de decirlo en voz alta) a las personas que te rodean, ya sean conocidos o extraños.

¿Qué consigues? Investigaciones realizadas al respecto han demostrado que desear felicidad silenciosamente a las personas con las que nos cruzamos te permitirá:

  • Disminuir los niveles de ansiedad
  • Mejorar el estado de ánimo
  • Generar mayores niveles de felicidad

Pero, ¿por qué funciona?

Todo está relacionado con la necesidad del ser humano de vivir en sociedad, de estar conectados con los demás y vivir con bondad. Algo que, a pesar de que es muy necesario para todos nosotros, a menudo olvidamos, centrándonos demasiado en nosotros mismos.

Utilizando esta técnica somos capaces de cambiar ese punto de vista, y pasar del yo al nosotros, reconociendo que todos queremos ser felices, que todos queremos lo mismo.

Aunque pueda parecernos extraño, nuestra mentalidad cambia lo que somos y con ello, podemos llegar a cambiar la situación en la que nos encontramos.

Recuerda: Practicar esta técnica a diario, especialmente durante los momentos frustrantes, te ayudará a mejorar tus niveles de estrés y ansiedad, ayudándote a sentirte más feliz.

La felicidad y productividad son resultado de un mayor autoconocimiento, consiguiendo así el bienestar. Si quieres aprender más sobre cómo conseguirlas apúntate a nuestro nuevo Curso de Autoconocimiento y Productividad.

Busca dentro de ti

Desarrollo personal

Busca dentro de ti nace de la combinación de la neurociencia y del Mindfulness. Este curso, aplicado en el ámbito de las organizaciones, permite que las personas desarrollen habilidades de inteligencia emocional para prosperar en la compleja y apresurada sociedad permitiendo potenciar los recursos internos a través del autoconocimiento alcanzando, de ese modo, la máxima productividad.

Como hemos dicho, el enfoque científico que aporta este programa es la combinación de la Neurociencia, el Mindfulness y la inteligencia emocional.

Neurociencia: Cómo dirigimos nuestra atención determina los hábitos mentales que creamos, las emociones que desarrollamos y los resultados que obtenemos.

Mindfulness: La técnica del mindfulness sustenta el crecimiento personal, como el autoconocimiento, las habilidades emocionales y la autogestión.

Inteligencia emocional: Las competencias emocionales son claves para la efectividad, el bienestar, la capacidad de liderazgo y optimizar la productividad y el rendimiento.

Mediante el entrenamiento de la atención las personas logran desarrollar las habilidades de inteligencia emocional necesarias para alcanzar un rendimiento máximo y sostenido, una sólida capacidad de autoconocimiento, un liderazgo efectivo y un mayor bienestar.

Este curso esta compuesto de contenidos teóricos y ejercicios experimentales incluyendo conversaciones por parejas o en grupo, prácticas de entrenamiento de la atención, ejercicios de escucha, y actividades de escritura, esto hace del mismo un curso altamente dinámico.

Los orígenes de este curso nacen en Google de la mano de Chade-Meng Tan, un ingeniero veterano de Google que quería cambiar el mundo y reunió a un grupo de destacados expertos en mindfulness, neurociencia e inteligencia emocional para desarrollar un programa de formación interna dirigida a empleados de Google. Rápidamente este curso se convirtió en el curso de formación más popular de la empresa con gran demanda cada vez que se abre la inscripción para una nueva edición.

¿Cuáles son los beneficios de este maravilloso curso que promete que los empleados de las empresas ganen autoconocimiento y productividad?

  • Mejorar la comunicación y la colaboración
  • Desarrollar una excelente capacidad de liderazgo
  • Aumentar la creatividad y la innovación
  • Reducir el estrés y experimentar mayor bienestar general

Para ampliar los beneficios de este curso profundizaremos aún más en las habilidades que el mismo otorga:

Mindfulness. La inteligencia emocional está basada en el aumento del autoconocimiento y esto se logra mediante la práctica del Mindfulness, así lo afirma Daniel Goleman, autoridad mundial en inteligencia emocional. Esta practica se trata de la habilidad de estar en el momento presente de manera consciente y abierta logrando, de este modo, un mayor equilibrio emocional en situaciones difíciles y ofreciendo; estabilidad mental y la percepción de las propios pensamientos, emociones y reacciones.

Este curso enseña los fundamentos neurocientíficos de mindfulness, y cómo cultivar la práctica de esta habilidad fundamental que es la base de la consciencia emocional, de la claridad y la calma mental, y de la efectividad interpersonal.

Autoconocimiento.Las practicas de autoconocimiento generan una mejoría en la percepción de nuestras emociones, hábitos y patrones de comportamiento. Asimismo, se aprende a recabar información útil sobre las emociones desagradables que experimentamos en los fracasos lo que ayuda a la identificación de las mismas. Esto desencadena en la posibilidad de tener un agudo sentido de nuestras propias reacciones y de los patrones de comportamiento y liderazgo en situaciones desafiantes.

El autoconocimiento incluye:

  • Conocer nuestro rango emocional y sentirnos cómodos en él
  • Ser capaces de auto-evaluarnos con exactitud y precisión
  • Desarrollar autoconfianza

Autogestión.Son vitales para el autoconocimiento la óptima gestión de nuestras reacciones y respuestas. A partir del autoconocimiento, se logra identificar y trabajar con los desencadenantes emocionales y otras situaciones difíciles. Se busca:

  • Aprender a parar antes de reaccionar a desencadenantes emocionales, entiendo que la pausa entre el estimulo y la respuesta salva relaciones
  • Desarrollar fuerza interior y habilidad para afrontar situaciones difíciles de forma productiva
  • Aumentar la resiliencia y la habilidad para responder a los contratiempos y adversidades y respirar a través del proceso

Motivación. Sintonizando el trabajo y la vida con nuestros valores y tendencias emocionales, nos sentiremos más implicados en lo que hacemos y tendremos más éxito en la consecución de nuestros objetivos. La motivación incluye los siguientes aspectos:

  • Descubrir y refinar los valores que impulsan nuestras acciones
  • Aprender prácticas para soñar a lo grande y aumentar así la motivación
  • Practicar la resiliencia emocional y la cognitiva, herramientas entrañables que nos permiten perseverar en la consecución de nuestros objetivos

Empatía.Hoy en día el éxito de la integración de los equipos se basa en la práctica diaria de la empatía. La efectividad de los líderes y de los miembros de un equipo depende de la capacidad de comprender a los compañeros de trabajo, establecer relaciones y crear confianza.

  • Entender la neurociencia de la empatía
  • Desarrollar los hábitos mentales de la amabilidad y la objetividad
  • Sintonizar con el tono emocional en nuestras relaciones con los demás

Habilidades de liderazgo.La inteligencia emocional es una habilidad esencial para el liderazgo. Este curso enseña como liderar con empatía, incluso al tomar decisiones difíciles, y a desarrollar la capacidad de comunicar con mayor discernimiento a través de las distintas capas de emociones, perspectivas e identidades implicadas en las relaciones humanas. Se desarrollan las siguientes habilidades de liderazgo:

  • Adquirir destreza de influir en los demás con empatía y amabilidad
  • Ganar confianza en la capacidad de alcanzar un resultado positivo en conversaciones con fuerte carga emocional
  • Desarrollar el coraje emocional necesario para liderar

En el Curso de Autoconocimiento y Productividad aprenderás a conocerte para sacar tu mejor versión.

3 preguntas para medir la inteligencia emocional

Habilidades

La importancia de contratar empleados capacitados en inteligencia emocional puede ser difícil de sobreestimar.

La investigación sugiere que a medida que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático toman las tareas que tradicionalmente realizan las personas, la inteligencia emocional (IE) desempeñará un papel importante en aquellos trabajos con poder de permanencia, reforzando además las habilidades difíciles. Y aquellos que discuten sobre cuán importante es la IE no la descartan como completamente irrelevante.

Pero los gerentes de contratación a menudo tienen dificultades para evaluar la inteligencia emocional de los candidatos.

Existen ciertas preguntas que pueden brindarte información clave. Pero antes, es preciso entender cómo se constituye inteligencia emocional. Daniel Goleman, autor del libro Inteligencia emocional, divide el concepto en “competencias emocionales” que incluyen autoconciencia, autogestión, conciencia social y gestión de relaciones.

El objetivo es formular preguntas que brinden información sobre los cuatro ámbitos de las competencias emocionales del talento potencial.

Pregunta 1: ¿Cómo se establece la confianza?

Para que los equipos de trabajo tengan éxito, sus empleados deben confiar entre sí. Se ha descubierto que los entornos de alta confianza promueven una mayor participación de los trabajadores y, en el extremo opuesto, cuando la confianza se ve comprometida, las personas “se retiran y se desvinculan”.

Crear confianza requiere múltiples competencias de inteligencia emocional. Significa comprender lo que la otra persona está expresando, sentir lo que está sintiendo, ser consciente de su propio comportamiento y modificar su conducta con cada individuo. Esta pregunta es una gran oportunidad para probar cuánto piensa un candidato en todos estos elementos.

Pregunta 2: Si trabajaras para tu principal competidor, ¿cómo te ganarías?

Es importante dar la oportunidad de compartir las fortalezas e historias de éxito. Incluso puedes preguntar cuál es su super poder. Si saben en qué son buenos, podrán duplicarlo y aprovechar esa fortaleza en su trabajo. Pero las personas con una IE alta también saben cuál es su kriptonita: sus puntos débiles. Es parte de la autoconciencia. Y deberían pensar cómo esos puntos débiles pueden afectar al equipo y a la organización en general.

Esta pregunta les da a los candidatos la oportunidad de mostrar su habilidad para poner el bien de la organización por delante de su propio orgullo. Y al enmarcarlo de esta manera, estás invitando al entrevistado a ver su propio trabajo desde el exterior. La capacidad de tomar la perspectiva de otra persona es una habilidad crucial de la IE.

Pregunta 3: ¿Puedes usar una declaración de creencias para explicar el valor de lo que ofrecemos?

Cada vez más, los empleados y clientes acuden en masa a empresas que tienen un propósito social, un deseo de hacer algo bueno por el mundo, además de sus motivos de lucro.

Si tu empresa tiene un propósito, un candidato que se haya preparado para la entrevista probablemente lo sabrá. Pero pedirles que reciten una línea que leyeron en alguna parte de la página web corporativa no te dirá mucho. Por ello es mejor pedir a las personas que usen una declaración de creencias que se encuentre en el corazón de lo que ofrece una organización o equipo. Esta es una oportunidad para ver cómo piensa el candidato a través del concepto. Y, además, te permitirá ver cómo reaccionan al recibir orientación o feedback. La curiosidad y la disposición a aprender son buenas señales de inteligencia emocional.

La declaración de creencias del candidato debe expresar empatía con las necesidades de los clientes o empleados.

No hay una prueba infalible para medir la inteligencia emocional. Cada una de estas preguntas es una oportunidad para involucrar a nuevos talentos en un diálogo para evaluar cómo incorporan diferentes principios de inteligencia emocional en su trabajo y qué tan cómodos se sienten al abarcar las competencias emocionales que son fundamentales para tu equipo o negocio. Cuanto más incorpores este tipo de preguntas en el proceso de contratación, más fuerte será su Inteligencia Emocional interna.

La autoconciencia y el autoconocimiento son dos factores clave de esta inteligencia emocional. Aprende más sobre ambos en nuestro Curso de Autoconocimiento y Productividad.

Analizar y comprender los hábitos

Desarrollo personal

Después de ver, analizar y aprender con el Post 1: Se consciente del valor de la energía en nuestras vidas. Damos comienzo a este Post 2: Analizar y comprender los hábitos, donde trataremos los hábitos, un aspecto clave en la salud, el aprendizaje, los logros y la felicidad, siendo este un paso más en el camino de:

¡Aprende a gestionar tu energía y no tu tiempo!

Las personas sobrevaloramos nuestras capacidades de voluntad y disciplina, incluso cuando la necesidad de cambio es obvia y nuestras intenciones son fuertes, a menudo nos quedamos cortos. Hacer cambios duraderos requiere construir rituales positivos y comportamientos altamente específicos que se vuelven automáticos con el tiempo y ya no requieren intención consciente.

Las personas somos criaturas de hábito: el 95% de nuestros comportamientos ocurren automática e inconscientemente y solo el 5% de nuestras acciones son seleccionadas conscientemente.

Cuanto más se repiten y se convierten en rutina nuestros comportamientos/hábitos, más ocurren sin esfuerzo consciente y menos energía necesitan.

¿Quieres conocer tips para empezar a construir un hábito positivo?

 Aquí te dejamos algunos…

Tip 1: NO HAGAS MÁS DE LO QUE PUEDAS

La primera clave para el desarrollo de rituales que generen un hábito es no llevar a cabo más de uno o dos a la vez. Tiene más sentido invertir nuestra limitada fuerza de voluntad en crear un ritual que perdure que difundirlo a través de varios comportamientos nuevos, aumentando la probabilidad de que todos ellos fracasen.

Tip2: PRECISIÓN Y ESPECIFICIDAD

La clave para construir hábitos exitosos es definir los comportamientos de una manera muy precisa y hacerlos en momentos específicos designados. Los investigadores de automaticidad han descubierto el poder de algo que ellos llaman “intenciones de implementación”. Al definir con precisión cuando vamos a emprender un comportamiento, reducimos la cantidad de energía que tenemos que gastar para lograrlo.

Tip 3: LO QUE SE RESISTE PERSISTE

La tercera clave para construir hábitos es enfocarnos en algo que hacemos en lugar de algo que continuamente tratamos de resistir hacer. Una dieta, por ejemplo, funciona mucho mejor cuando elegimos de antemano exactamente lo que vamos a comer en lugar de simplemente resistir alimentos tentadores todo el día. El poder de un ritual es en parte el hecho de que es un acto afirmativo claramente definido.

Tip 4: ESPERAR A LA RESISTENCIA

La cuarta y quizás más paradójica clave para construir hábitos es esperar que la resistencia a ellos surja a lo largo del camino. ¿Qué es lo que realmente queremos y qué haremos por conseguirlo? Ten en cuenta que obtenemos un sentido de seguridad al repetir lo que siempre hemos hecho, incluso si es subóptima e incluso si tiene el potencial de dañarnos a largo plazo. Fumar, comer en exceso, microadministrar, y constantemente comprobar el e-mail puede servir como maneras de disminuir los sentimientos de ansiedad. A corto plazo, estos comportamientos proporcionan una fuente de confort y alivio. Si nos ayudan a superar nuestros días y noches, no los abandonamos fácilmente, incluso cuando reconocemos racionalmente que son costosos y disfuncionales a largo plazo.

Tip 5: COLABORACIÓN

La siguiente clave para establecer rituales con éxito es conseguir el apoyo de los demás. Cuando usted hace un compromiso con alguien más para cambiar un comportamiento específico, crea un nivel más alto de responsabilidad.

Una vez hemos finalizado el Post 2: Analizar y comprender los hábitos y antes de que avances al Post3: Entender y saber afrontar nuestras necesidades emocionales de este camino sobre la energía personal, te dejamos las actividades para que pongas en prácticas los conocimientos adquiridos hasta el momento:

Actividad 1: Reflexiona sobre un momento en el que has logrado un cambio en tu vida o has adoptado un nuevo comportamiento. ¿Qué ha hecho posible hacerlo? Ahora piensa en un cambio que has intentado, pero no has logrado hacer. ¿Cuál fue la diferencia entre el éxito y el fracaso?

Actividad 2: Identifica un nuevo comportamiento que te gustaría instaurar. ¿En qué días y en qué momentos te gustaría lograrlo? Sabemos que la gente es exponencialmente más exitosa haciendo cambios cuando los emprenden en tiempos precisos y programados.

¡Aprende a gestionar tu energía y no tu tiempo!

Desarrollo personal
Businessman holding an hour glass, signifies the importance of being on time

¿Alguna vez has tenido el pensamiento “no tengo tiempo” o la sensación de que lo único que quieres hacer desde que te levantas es volver a la cama a descansar?

Estos puntos, entre muchos otros, son esenciales para entender y abordar el tema que trataremos: la energía personal.

Hemos construido un camino, para que, a lo largo de estas próximas semanas, aproveches de manera sistemática los conocimientos suficientes acerca de tu energía personal. Para ello, hemos dividido el contenido en ocho entregas, donde esta es la primera de ellas. Aprenderás sobre tu energía física, energía emocional y energía espiritual, además tendrás actividades al final de cada entrega para poner en práctica lo aprendido. ¡No te pierdas ninguna!

  • Post 1: Se consciente del valor de la energía en nuestras vidas
  • Post 2: Analizar y comprender los hábitos
  • Post3: Entender y saber afrontar nuestras necesidades emocionales
  • Post 4: Utilízalo o deshazte de ello
  • Post 5: El valor de descansar y del sueño
  • Post 6: Creación de impulsos
  • Post 7: ¿Quién eres y qué quieres realmente?
  • Post 8: Sé consciente de tu entorno y adáptate

La energía personal nos permite ilusionarnos, comprometernos con lo que hacemos o simplemente, sentirnos bien.  Sin duda la energía personal es nuestro recurso más valioso.  Generalmente cuando agotamos nuestra energía culpamos al estrés, aunque no siempre es por el estrés, en algunas ocasiones el problema es que no hemos dedicado esfuerzo o tiempo a recuperarla.  Hagamos un símil con el dinero si siempre sacamos y no ingresamos tendremos un saldo poco favorable, pues con la energía ocurre lo mismo. Por ello, una actitud disciplinada para encontrar modos de recuperarla es uno de los mejores favores que podemos hacernos si queremos sentirnos bien.

La forma en que trabajamos no está funcionando, ni en nuestras vidas personales ni en las organizaciones. La mayoría de las culturas corporativas se caracteriza por trabajar con urgencia, y ésta socava la deliberación reflexiva, la creatividad, el compromiso y el rendimiento elevado sostenible. Corremos más rápido, estiramos más los brazos y seguimos trabajando hasta más y más tarde.

Toda esta actividad furiosa exige una serie de costes silenciosos: menos capacidad de atención focalizada, menos tiempo para una tarea determinada, y menos oportunidad de pensar reflexivamente y a largo plazo. Cuando finalmente llegamos a casa por la noche, tenemos menos energía para nuestras familias, menos tiempo para relajarnos y menos horas para dormir. Volvemos al trabajo cada mañana sintiéndonos menos descansados, menos comprometidos, y menos capaces de concentrarnos. Es un círculo vicioso que tenemos que cortar. 

¿Y cómo puedo hacerlo?

A lo largo de esta aventura trabajaremos básicamente nuestra energía personal: como analizarla, reestablecerla, ser eficiente con ella… Una vez finalizada, podrás apuntarte al curso: Gestiona tu energía y no tu tiempo, en el cual encontrarás 20 capítulos disponibles, con más lecturas, más videos, más actividades… y con feedbacks personalizados.

¿Quieres empezar? ¡Adelante!

Te dejamos la primera de muchas actividades que podrás realizar después de cada entrega:    

Reflexione sobre las cuatro necesidades energéticas clave: sostenibilidad (física); seguridad (emocional); autoexpresión (mental); y significado (espiritual).

¿Qué tan bien estás satisfaciendo estas necesidades? ¿Dónde sientes que estás quedando corto? ¿Cuáles son los costos para ti y para otros en tu vida?

Gestionar emociones negativas de una manera óptima para el equipo

Habilidades

Es normal experimentar emociones en el trabajo: frustración, ira, miedo, emoción. Pero la forma en que los líderes manejan estos sentimientos puede contribuir en gran medida a crear (o destruir) un clima laboral fuerte y motivar o desalentar a los empleados. Es esencial que los líderes desarrollen la capacidad de regular sus emociones, pero tal vez no de la forma en que podrías pensar.

Los líderes que regulan bien, hacen bien

Investigaciones realizadas sobre regulación emocional sugieren que la capacidad del líder para controlar sus emociones determinará la moral y la motivación del equipo. De todas las facetas de la inteligencia emocional, la regulación de la emoción puede ser la “habilidad maestra”. La forma en que un líder maneja las emociones es fundamental para determinar si el resultado para el equipo será positivo o negativo.

Las personas tienden a regular sus emociones de dos maneras: supresión o reevaluación.

La supresión es lo que hace la mayoría de las personas: esconde sus sentimientos y pretende no sentirse molesto. Si bien esta es una estrategia popular, en realidad conduce a una serie de resultados negativos para la persona: menos relaciones cercanas, más emociones negativas, menos apoyo social, menor satisfacción con la vida, menos memoria y mayor presión arterial. Además, eleva la respuesta al estrés de otras personas.

Dados los impactos negativos de la supresión, podríamos pensar que expresar plenamente nuestras emociones puede ser una estrategia más efectiva. Sin embargo, hacerlo también podría tener consecuencias destructivas.

La reevaluación, o reevaluación de una situación emocional, puede ser la estrategia más efectiva.

Los resultados son mejores para el líder y los miembros de su equipo.

Los líderes que tienden a reevaluar más a menudo experimentan menos emociones negativas en general que los líderes que tienden a reprimir sus emociones. Además, los líderes de reevaluación consiguen climas de equipo más positivos, caracterizados por la confianza, la comunicación y la motivación.

La regulación de la emoción es una competencia clave demostrada por los líderes exitosos. Esto está relacionado con el hecho de que uno de los puntos de referencia de un líder fuerte es la capacidad de gestionar e influir en los estados emocionales de las personas con quienes trabaja. Los líderes deben ser capaces de inspirar e inculcar confianza en sus seguidores para ayudarlos a mantener la motivación y hacer frente a las dificultades. Para ser efectivos en esta tarea complicada, deben poder regular sus propios sentimientos de manera efectiva.

Ejercita tu músculo de reevaluación

La reevaluación puede parecer difícil de hacer en tiempos de crisis. Una técnica que ayuda es pensar en el problema como un desafío y no como una amenaza. Evaluar los problemas como un desafío, en lugar de una amenaza, ayuda a las personas a concentrarse en la tarea en cuestión y a considerar los pasos que deben tomar para tener éxito. Un marco de desafío crea resiliencia ante el estrés.

En contraste, percibir un problema como una amenaza se ha relacionado con una disminución del rendimiento y la motivación, así como con un aumento de los niveles de estrés.

Cuando los niveles de estrés son altos, una forma rápida de recuperar la calma es a través de la respiración profunda. Algo tan fácil como respirar, puede hacer una enorme diferencia para tus equipos. Las inhalaciones aumentan el ritmo cardíaco y la presión arterial, mientras que las expiraciones disminuyen su velocidad. Un ejercicio fácil que se puede hacer incluso en medio de una reunión es exhalar el doble de tiempo que se inhala.

Entonces, ¿cómo puede el líder estar mejor preparado para situaciones de alto riesgo cuando más necesita regularse? Practica estos ejercicios en situaciones de bajo estrés, a diario, para estar preparado cuando las cosas se pongan estresantes.

Descubre todas las claves para la gestión eficiente de equipos con el Curso Equipos 4.0.