marzo 2020 - Valuexperience
El futuro del trabajo en economías en desarrollo

El futuro del trabajo en economías en desarrollo

El futuro del mundo laboral viene marcado por la automatización de muchos de los puestos de trabajo. Todos los países deben buscar formas para poder responder a los efectos de la automatización, pero hay algunos que se encuentran en una situación mucho más crítica. Las naciones en vías de desarrollo son mucho más susceptibles a los efectos de la automatización, ya que no están dotadas de la cantidad optima de recursos para poder amortiguar sus efectos.

Las economías de muchas naciones en desarrollo dependen del trabajo manual y de los trabajos de fabricación rutinarios. Estas labores pueden ser fácilmente ejecutadas por ordenadores, maquinas e inteligencia emocional, por lo que la afectación de la automatización podría tener un alcance significativo y efectos amplios sobre los trabajadores.

Estudios de análisis de los efectos de la automatización

Para poder comprender de forma detallada como la automatización podría afectar a las economías en desarrollo, en comparación con los países desarrollados, se realizo un estudio a más de 13000 trabajadores de 10 países. De cada sujeto se obtuvo una descripción sobre las tareas que realizaban en sus puestos de trabajo, y las que realizaban en sus hogares. Se combinaron los datos con una evaluación del nivel de ocupación en trabajos, para ver que ver cuales probablemente se automatizarían y así poder cuantificar el riesgo de desplazamiento.  

Los resultados fueron críticos a la vez que sorprendentes. Los trabajos susceptibles de automatización oscilaron entre el 11% (en Armenia), y el 42% (en Ghana). En otro estudio realizado en 2016, a modo de comparación, el número promedio de trabajo en riesgo de automatización entre los países miembros de la organización para la cooperación y el desarrollo económico fue de entre 6% y el 12%.

También se compararon categorías ocupacionales para ver que trabajos eran los altamente automatizados, ya que no todos los empleos son igual de vulnerables.

¿Separar los trabajos en sus componentes, proporciona una forma más rica de estimar los efectos de la automatización por ocupación de categoría?

Adoptar un enfoque más orientado a los componentes ayuda a los economistas y funcionarios gubernamentales a comprender cambios económicos recientes. Además, permite pronosticar las tareas en las que consistirán los futuros trabajos, y desarrollar conocimiento y habilidades requeridas para poder sobresalir en estas condiciones.

Los países que enfrentan el mayor riesgo de automatización son aquellos que tienen economías laborales en las que hay muchos trabajos de tareas manuales o rutinarias, como clasificar y levantar, que se pueden automatizar fácilmente. En cambio, los gobiernos que potencian las tareas que requieren de un mayor nivel de conocimiento y habilidades interpersonales y creativas, que son relativamente fáciles para las personas, pero son casi imposibles para los ordenadores, disminuyen la vulnerabilidad de los trabajadores por la automatización.

En un futuro se necesitará más investigación y monitoreo para rastrear efectos de la automatización en las economías en desarrollo. Los distintos países deberán seguir diferentes estrategias para determinar la mejor manera para abordar la automatización de las diversas ocupaciones y tareas, basadas en parte en factores como la calidad la infraestructura local.

Invierte en tus empleados para superar las crisis

Invierte en tus empleados para superar las crisis

Generalmente podemos pensar que, para superar las recurrentes crisis enfrentadas debido a los constantes avances tecnológicos y cambios en las demandas de los productos, las estrategias más importantes que se deben implementar son relacionadas con los elementos materiales de la empresa, como la reducción de gastos, mudanzas en la cadena de suministro, etc. No obstante, se ha observado que aquellos directores que han superado estas crisis de manera más ágil han sido aquellos que han invertido principalmente en los empleados.

                Por otro lado, se suele asumir que los encargados de diseñar estrategias ejecutivas son los gerentes y directivos, mientras que los empleados se dedican a cumplir órdenes. No obstante, una de las estrategias que ha ayudado a superar crisis centrándose en los empleados, ha sido la de darles voz y sentimiento de pertenencia y participación, de manera que se les ha dado la oportunidad de aportar ideas, muchas de las cuales han sido implementadas y han ayudado a la solución de problemas.

                La importancia de la valoración y consideración hacia los empleados recae sobre el compromiso que genera por parte de estos gracias a la percepción de que son necesarios en el equipo. Es decir, el diálogo, comunicación y motivación a la participación en los proyectos hace con que los empleados atribuyan sentido a sus tareas, lo cual hace con que las realicen con más esfuerzo y calidad.

                Otra de las estrategias centradas en el empleado fundamentales es el constante aprendizaje. Las grandes empresas se están dando cuenta de que es mucho más eficiente invertir en la formación de nuevas habilidades que en la contratación de empleados con las habilidades que carecen los empleados actuales. Además, se puede impulsar la experiencia en proyectos distintos a los que el empleado suele participar, de manera que, en caso de que suceda un problema, sea más fácil hacer cambios en la organización de la plantilla de trabajadores. Es decir, el aprendizaje y formación de los empleados reduce la rotatividad y aumenta la flexibilidad en caso de que ocurra una crisis.

                No obstante, cabe destacar que todas estas estrategias para con los empleados son significativamente más eficaces si se implementan en los momentos de prosperidad y estabilidad en la empresa, en vez de durante las crisis. Se trata de estrategias positivas a largo plazo, por lo que es importante hacerlas parte de la cultura y los valores de la empresa. Si los directivos y gerentes mantienen la comunicación con los empleados, será mucho más fácil manejar las situaciones complicadas, pues habrán generado seguridad y amabilidad en el entorno. De la misma manera, la constante formación permitirá un mejor manejo de los desequilibrios, así como mejorará la creatividad a la hora de generar estrategias de enfrentamiento.

                En conclusión, no deje de lado a sus empleados, ya que son ellos los que van a realizar el trabajo a primera línea a la hora de enfrentar una turbulencia. Manténgase comunicado con ellos y permítales crecer.

Cuatro habilidades clave para la innovación del mañana en el trabajo

Cuatro habilidades clave para la innovación del mañana en el trabajo

Las nuevas tecnologías, a lo largo de la historia, han exigido grandes cambios de habilidades a las empresas para poder adaptarse. Actualmente el desafío que plantean es el de contratar y desarrollar una nueva generación de trabajadores que usarán la inteligencia artificial, la robótica, la computación cuántica, la impresión 3D y similares.

Pero, antes que las empresas puedan organizar el trabajo y competir por el talento en la era digital, deben identificar sistemáticamente las capacidades actuales para poder innovar y sobrevivir.

La mayoría de las empresas han visto que no pueden simplemente contratar nuevos trabajadores que estén cualificados, ya que supondría un alto coste y no hay suficientes personas con las aptitudes adecuadas. El cambio tecnológico ha propiciado que los cambios sean más rápidos, y, por lo tanto, obliga a las empresas a adaptarse de forma más rápida y eficaz. 

Dado todos los cambios que traerán las nuevas tecnologías, las empresas deben empezar a cultivar cuatro amplias competencias para la innovación del mañana.

1. Omnisciencia:

El talento del mañana debe aspirar a entender todo sobre su empresa, o al menos, más de lo que conocen actualmente. Los empleados deben comprender las conexiones clave, los enlaces entre maquinas físicas y sistemas digitales, y los modelos de negocio actuales y futuros.

Deben conocer los clientes de sus empresas, cómo y cuándo se utilizan los productos y servicios, cómo funcionan los procesos organizacionales y los desafíos y oportunidades.

2. Mentalidad emprendedora:

Aunque pueda parecer obvio, los equipos de innovación necesitaran la actitud emprendedora para tener éxito. Esta no será importante solo para poner límites en el desarrollo de productos, sino que también será imprescindible para los procesos que utilizaran.

3. Bottom-line focus:

Los empleados deben ser hábiles a la hora de pensar en los distintos modelos de negocio, como el diseño e implementación de sistemas. Los trabajadores de una empresa que parecen estar al corriente de los datos también deben ser capaces de averiguar qué significan todos estos datos para el negocio y cómo se pueden monetizar.

4. Inteligencia ética:

Las empresas trabajan con máquinas, estas, aunque están supervisadas por humanos inteligentes, carecen de empatía, y esto puede tener consecuencias para la empresa, el consumidor y la sociedad. Hacer lo correcto, se puede convertir en un gran desafío a medida que los sistemas digitales se vuelvan más complejos. Las personas deben estudiar las elecciones de las maquinas a través de la ética.

Finalmente, cabe destacar que las empresas tradicionales tendrán que experimentar con nuevas estructuras organizativas para poder sacar lo mejor de sus trabajadores, y en ella estará muy presente la transformación digital.

Medición de emociones en la era digital

Medición de emociones en la era digital

El software de reconocimiento facial representa un nuevo y prometedor enfoque digital para la medición de las emociones, pero se debe usar con precaución.

Seamos realistas, nos guste o no, las emociones tienen un papel importante en la toma de decisiones, en el rendimiento y en nuestro bienestar general. Es algo que todos experimentamos incluso cuando nos encontramos en ambientes donde preferiríamos no hacerlo, como por ejemplo en el trabajo. Dada la omnipresencia y el impacto de las emociones en nuestras vidas se han convertido en un tema popular entre investigadores en negocios y gestión.

Los estudios se han centrado en las emociones negativas en el trabajo y se ha visto que estas pueden estar relacionadas con altos niveles de comportamientos incívicos entre compañeros y que, además, pueden ser contagiosas.

¿Cómo podemos evaluar las emociones de los empleados?

Es más difícil de lo que esperamos ya que los managers deben entender qué siente la persona. Para poder recoger información sobre las emociones se usan diferentes pruebas como los autoinformes y el software de reconocimiento facial.

Un autoinforme es una técnica de evaluación que utiliza la calificación numérica estandarizada. Es decir que consta en una serie de preguntas que debes responder otorgando un número más o menos alto según lo de acuerdo o desacuerdo que estés con cada enunciado. Por ejemplo, se le puede pedir a un encuestado que califique un sentimiento de 1 (“no sentir nada en absoluto”) a 7 (“sentimiento muy fuerte”).

Los autoinfomes nos permiten evaluarnos a nosotros mismos y, además, con ellos podemos captar emociones con especificidad y comparar los resultados entre participantes, aunque se debe tener en cuenta que estos no siempre son precisos informando sobre sus sentimientos. Además, responder cuestionarios puede crear una respuesta aversiva.

Actualmente, disponemos del software de reconocimiento faciales, que nos proporcionan más información que los autoinformes. Esta tecnología proporciona una inmediata lectura objetiva y discreta de expresiones en tiempo real, y ofrece una visión única del comportamiento humano que hace que cada vez sea más utilizada.

Con el surgimiento de espacios de trabajo virtuales, los investigadores ahora pueden grabar la interacción virtual de los empleados para examinar un seguido de cuestiones sobre la ansiedad en la interacción.

Problemas éticos

El software de reconocimiento facial plantea muchos problemas éticos y preguntas sobre privacidad. ¿Es inapropiado medir las expresiones faciales de alguien y usar esa medida para determinar el estado emocional? ¿Estamos siempre obligados a decir a los participantes que sus expresiones son analizadas? Actualmente no existen respuestas para estas preguntas, y son las empresas las encargadas de considerar cuidadosamente el uso de esta tecnología.

Usos del software de reconocimiento facial

Con este software, las organizaciones podrían analizar los tipos de interacciones que ponen a los clientes en estados emocionales más positivos y estudiar así la relación entre el estado emocional y la probabilidad de hacer una compra.

La capacidad de comprender los vínculos entre emociones específicas y el comportamiento es un elemento fundamental en las técnicas de desarrollo efectivo de la regulación emocional. Solamente con la información proporcionada por el software de reconocimiento facial podemos estudiar cómo pequeños cambios en las emociones, a la larga pueden producir cambios significativos.

En la era digital, el reconocimiento de emociones ofrece un enfoque revolucionario. Pero es importante que se haga un uso responsable de este software, teniendo en cuenta que el objetivo principal es ayudar a los empleados, para que tanto la empresa como el trabajador tengan un mejor rendimiento.