noviembre 2019 - Valuexperience
¿Sabías que la IA te puede ayudar a conocer qué sienten tus empleados?

¿Sabías que la IA te puede ayudar a conocer qué sienten tus empleados?

Este podría ser un cambio enorme para ti. Por un lado, las emociones son difíciles de leer. Por otro lado, a menudo hay una desconexión entre lo que las personas dicen que sienten y lo que realmente sienten. 

Muchas empresas utilizan grupos focales y encuestas para comprender como se sienten las personas. Ahora, la tecnología de la inteligencia artificial emocional puede ayudar a las empresas a capturar reacciones emocionales en tiempo real, decodificando las expresiones faciales, analizando los patrones de voz, monitoreando los movimientos oculares y midiendo los niveles de inmersión neurológica, por ejemplo. El resultado final es una comprensión mucho mejor de sus clientes, e incluso de sus empleados. 

Hay que destacar que, debido a la naturaleza subjetiva de las emociones, la IA emocional es especialmente propensa al sesgo. Por lo tanto, es una orientación o dirección que toma un asunto. Por ejemplo, un estudio encontró que la tecnología de análisis emocional asigna más emociones negativas a personas de ciertas etnias que a otras.

La IA a menudo tampoco es lo suficientemente sofisticada como para comprender las diferencias culturales de expresión y la lectura de emociones, lo que dificulta la obtención de conclusiones precisas. Por ejemplo, una sonrisa podría significar una cosa en Alemania y otra en Japón. Confundir estos significados puede llevar a las empresas a tomar decisiones equivocadas.

Cuando la IA se usa para medir las emociones de los empleados, puede tener serios impactos sobre cómo se asigna el trabajo. Por ejemplo, los empleados a menudo piensan que están en el papel correcto, pero al intentar nuevos proyectos pueden encontrar que sus habilidades están mejor alineadas en otros lugares. 

Además, las empresas mejoran la capacidad de crear productos que se adapten a las emociones del consumidor ya que, con el seguimiento de emociones, los desarrolladores de productos pueden aprender qué características provocan la mayor emoción y compromiso de los usuarios. Por eso están brindando herramientas para ayudar a sus empleados a interactuar mejor con los clientes. 

Las ideas emocionales podrían usarse para aumentar la experiencia de aprendizaje en todas las edades. Podrías, por ejemplo, permitir a los maestros diseñar lecciones que estimulen la participación máxima, colocando la información clave en los picos de participación y cambiando el contenido en los canales. También ofrecer información sobre los propios estudiantes, ayudando a identificar quién necesita más atención. Por ejemplo, China ya está introduciendo sistemas de detección de emociones en las aulas para rastrear como de enfocados están los estudiantes.

A medida que más y más compañías incorporen IA emocional en sus operaciones y productos, será imperativo que seas conscientes del potencial de sesgo y que trabajen activamente para prevenirlo.

Ya sea por la naturaleza subjetiva de las emociones o por las discrepancias en las emociones, está claro que detectar emociones no es una tarea fácil. Algunas tecnologías son mejores que otras para rastrear ciertas emociones, por lo que combinar estas tecnologías podría ayudar a mitigar el sesgo.  

La IA emocional será una herramienta poderosa que obligará a las empresas a reconsiderar sus relaciones consumidores y empleados por igual. No solo ofrecerá nuevas métricas para comprender a las personas, sino que también redefinirá los productos tal como los conocemos. Pero a medida que las empresas incursionen en el mundo de la inteligencia emocional, la necesidad de evitar que los sesgos se filtren será esencial. No actuar dejará a ciertos grupos sistemáticamente más incomprendidos que nunca, muy lejos de las promesas ofrecidas por la IA emocional.

El hábito de dormir bien

El hábito de dormir bien

¿Sabías que estamos programados genéticamente para estar despiertos durante el día y dormir por la noche? Estamos física, mental, emocional y espiritualmente mejor cuando nos alineamos a este ritmo.  

El récord de insomnio continuo de los seres humanos es poco menos de diecinueve días. Al final de estos días el sujeto, hablaba torpe, tenía visión borrosa, pérdida de memoria y concentración, alucinaciones y paranoia.

Amnistía Internacional enumera la privación prolongada del sueño como una forma de tortura. Sin embargo, el sueño es unos de los primeros comportamientos que sacrificamos erróneamente para poder ser más productivos. No por estar más tiempo despierto harás más, sino todo lo contrario, si duermes bien podrás conseguir más que con el simple hecho de permanecer despierto.

¿Cuánto necesitas dormir? El 95% requiere de siete a ocho horas de sueño por noche para estar completamente descansado. La Fundación Nacional del Sueño recomienda entre 7 y 9 horas.

¿Cuáles son las consecuencias de no descansar bien?

La falta de sueño te hace más ineficiente en el trabajo y más peligrosos en el volante de un coche, también te hace menos capaz de responder creativamente a los problemas y oportunidades y menos original, flexible y divergente en tu pensamiento y por lo tanto menos propenso a generar nuevas ideas.

En el nivel más básico, la privación prolongada del sueño tiene un impacto negativo en tu salud, como por ejemplo reduciendo la respuesta inmunitaria, la disminución de la capacidad para regular el azúcar en sangre, los niveles altos de cortisol e incluso alteraciones en los niveles de leptina que te indica la saciedad y te ayuda a controlar cuánto comes. 

A nivel cognitivo, el sueño tiene impacto en tu memoria, atención y velocidad de pensamiento, lo que es equivalente a estar legalmente intoxicado. Esto se observa en numerosos estudios, en el cual se pidió a los sujetos que transformaran una cadena de ocho dígitos en una cadena diferente aplicando dos reglas simples. Cuanto más cómodos se ponían con la secuencia, más rápido se volvían. A ninguno de los participantes se le dijo acerca de una tercera regla oculta que tenía el potencial de proporcionar un atajo a la respuesta. En el estudio se hicieron 3 grupos:

  • El primer grupo fue entrenado por la noche y se fue a dormir durante las ocho horas siguientes.
  • El segundo también fue entrenado por la noche, pero permaneció despierto toda la noche
  • El tercer grupo fue entrenado por la mañana del día siguiente y permaneció despierto durante las siguientes ocho horas antes de probarlo de nuevo.

En los resultados se observó que el primer grupo mostraba más del doble de probabilidades de conocer la regla oculta que cualquiera de los dos otros grupos. Por tanto, se demuestra que existe una correlación entre el sueño y el rendimiento, produciendo mayor energía.

En cuanto a la productividad, en un estudio que se realizó con médicos residentes que realizaban guardias de 24 horas, se vio como estos médicos realizaban un 36% más de errores en la realización de diagnósticos a pacientes, que los tenían turnos de 12 y 16 horas y un 61% más de probabilidades de pincharse así mismos con agujas o cortarse con bisturíes. Este estudio podemos aplicarlo a todos los sectores productivos, porque dormir menos de 7 horas nos hace producir de manera subóptima en el trabajo.

El sueño y el aprendizaje

El sueño no es simplemente cognitivamente restaurador, sino que también es clave para el aprendizaje. Aunque la adquisición de conocimiento ocurre solamente durante la vida despierta, hay evidencias de que procesamos, consolidamos y estabilizamos la memoria durante el sueño.

Los diferentes tipos de aprendizaje ocurren durante las diferentes etapas del sueño. Dormimos en cinco etapas, que pasan de más ligero a más profundo. 

  • Sueño lento-ondulado (SWS): Es el más profundo de los cinco ciclos, procesamos y consolidamos la información hecha-basada. 
  • Sueño rápido del movimiento ocular (REM): Es la etapa más ligera del ciclo, procesamos y adquirimos la información compleja y cargada emocionalmente.

El aprendizaje visual se procesa tanto en el sueño lento-ondulado como en el REM.

  • Etapas intermedias del sueño: Se consolida el aprendizaje motor.

¿Cómo dormir más y mejor?

La conciencia es la mitad de la batalla cuando se trata de dormir. Si no estás durmiendo lo suficiente, es casi seguro que necesitas ir a la cama antes. Para dormir tienes que estar relajado, para eso la mejor manera es comenzar a calmarse por lo menos treinta o sesenta minutos antes de apagar las luces, es decir evitar e-mails e internet, novelas de misterio, conversaciones muy cargadas. Pues beber un vaso de leche, tomar una ducha, escuchar música o incluso leer un libro aburrido.

Establecer una hora específica para irte a dormir es especialmente crítico, porque si no volverías rápidamente a la hora que estás acostumbrado o simplemente permaneciendo despierto hasta estar cansados. Una vez has apagado las luces puedes utilizar la respiración profunda para relajarte o apretar y liberar los músculos a través de tu cuerpo, comenzando por los dedos de los pies y trabajando su camino hacia arriba.

Estos son solo algunos consejos para poder dormir mejor y poder ser más productivo, si quieres saber más no dudes en apuntarte a nuestro Curso gestiona tu energía no tu tiempo.

El tiempo y tu esfuerzo

El tiempo y tu esfuerzo

¿Alguna vez te has preguntado cómo tu compañero de trabajo encuentra tiempo para reunirse con 10 clientes a la semana y realizar su cuota semana en el primer trimestre?

Seguro que muchos os preguntáis cómo es posible que vuestro compañero de trabajo realice una mayor producción cuando tu apenas puedes encontrar tiempo para tener cinco reuniones por semana y hacer todo el papeleo correctamente y poder entregarlo a tiempo. 

Aquí tenemos el secreto: tus compañeros se adelantan a usted con aparentemente menos esfuerzo y han aprendido a reconocer y sobresalir en lo que realmente cuenta, e intentar ser perfectos en todo lo demás. 

Seguramente, anteriormente cuando fue estudiante hizo todo lo necesario para producir trabajo a un nivel que complaciera a todos los profesores. Es cierto que esta estrategia valió la pena como estudiante. Pero las reglas cambiaron nada más se introdujo en el mundo laboral y se dio cuenta que hacer todo el trabajo de manera excelente limitaba todo su éxito. En este momento necesita concretarse en sus fortalezas. 

Por lo tanto, se pude lograr más éxito al aprovechar al máximo sus fortalezas en lugar de tratar constantemente sus debilidades. Es decir, darse cuenta de la importancia de decir deliberadamente donde debería invertir más tiempo y energía para producir un trabajo de calidad.

Muchos, ya sean profesores, ejecutivos o abogados luchan con agobio para poder encontrar tiempo para todo. Y tienen razón, nadie tiene tiempo para todo. Dado el ritmo de trabajo y el nivel de participación en la sociedad moderna, la gestión cae. 

Con nuestro curso os animamos a ver el tiempo como un recurso limitado y asignarlo de acuerdo con su definición personal del éxito. Con las prácticas siguientes: 

  1. Dado que su tiempo es limitado, no tendrá la capacidad de hacer todo lo que le gustaría hacer, independientemente de su eficiencia. 
  2. Los límites sobre cómo y cuándo invierte su tiempo en el trabajo y su vida personal, ayudan a garantizar que tenga la inversión adecuada. 
  3. Sus rutinas diarias y semanales deberían hacer que su inversión de tiempo sea casi automática, es decir debe reflejar sus prioridades. 

Una vez se haya asignado su tiempo correctamente, también debe abordar el trabajo dentro de cada categoría correspondiente para realizar su tarea.  ¿Cómo funciona?

Cuando se acerca la tarea, debe considerar si se trata de una actividad de inversión, neutral u optimizada. 

El objetivo general es minimizar el tiempo dedicado a optimizar actividades para que se pueda maximizar el tiempo dedicado a las actividades de inversión. Esta, le permite superar tendencias perfeccionistas e invertir en más de lo que realmente importa para que pueda augmentar su efectividad personal y profesional. 

Para poder gestionar tu tiempo debes conocerte

Para poder gestionar tu tiempo debes conocerte

En la actualidad los seres humanos han seguido evolucionando, pero a pesar de todos estos avances externos, hemos dedicado muy poca atención a comprender mejor nuestro mundo interior. Hemos acumulado un vasto conocimiento pero lamentablemente poco auto-conocimiento. 

Más rico, más profundo y más reflectivo

Tu conciencia es la clave para reconocer las consecuencias de las decisiones que tomas y el impacto que tienen en los demás. Por eso la limitación de muchas personas es su falta de consciencia. La conciencia aumenta tu conocimiento. Aprender a observar tus sentimientos, te permite hacer elecciones más reflexivas e intencionales.

Cada uno de nosotros tiene una capacidad infinita de auto-engaño. Llegamos a ser hábiles en la negación porque nos ayuda a evitar molestias a corto plazo, pero exige un peaje a largo plazo. Siempre se nos dice que debemos aprender de nuestros errores, pero ¿cómo podemos aprender a menos que primero admitamos que hemos hecho alguno?

El miedo a lo que podemos ver nos impide mirarnos a nosotros mismos más honestamente, y esto provoca un ciclo que se alimenta a si mismo. Así pues desperdiciamos energía en racionalizar, minimizar y justificar nuestros errores en vez de liberar energía para aprender, crecer y agregar valor. Cuanto más dure esto, más desagradable es renaudar el monitoreo de uno mismo, debemos reconocer la violación de patrones de comportamiento deseados.

Aceptando los opuestos

Cada uno tiene una tendencia a elegir lados: bien o mal, bueno o malo, blanco o negro, ganar o perder. La certeza nos hace sentir más seguros, especialmente en tiempos de ansiedad y cambio. Pero el matiz es precisamente lo que necesitamos ahora más que nunca: la voluntad de reconocer los matices grises. 

Al aceptar un conjunto de cualidades y rechazar otro, perdemos dimensiones esenciales de nosotros mismos y de los demás. 

Debemos cultivar nuestras fortalezas intrínsecas en lugar de tratar de arreglar nuestras debilidades.

Debemos comprender que la honestidad en ausencia de compasión se convierte en crueldad, la tenacidad no mediada por la flexibilidad se congela en rigidez, la confianza sin emperar por la humildad es arrogancia, el valor sin prudencia es imprudencia. Debido a que todas las virtudes están conectadas con otras, cualquier fuerza sobreutilizada en última instancia se convierte en una responsabilidad.

Salir de nuestra zona de confort es incómodo, pero es el único medio por el cual podemos aprender y crecer, y en última instancia realizar mejor y experimentar una satisfacción más profunda.

Creamos el valor más alto no centrándonos solamente en nuestras fortalezas o ignorando nuestras debilidades, sino siendo atentos a ambas.

Aprende esto y mucho más en nuestro curso Gestiona tu energía y no tu tiempo.

Co-creando la experiencia del trabajo

Co-creando la experiencia del trabajo

Algunas empresas están adoptando su cultura a través de prácticas ágiles de talento para que los empleados puedan experimentar en su lugar de trabajo, como si se trataran de clientes para renovar sus modelos de negocios. 

Muchas compañías apuestan en la creencia de que si la gente se sintiera bien trabajando en su puesto de trabajo los clientes también lo harían.  Porque ¿Cuantas veces has pensado que tu participación te beneficiaria de manera individual y grupal? Seguro que muchas. 

De esa manera se descubrió que la participación de los empelados mejoró la experiencia y la satisfacción de los clientes en las organizaciones. 

Anteriormente se solía depender de expertos para desarrollar programas de recursos humanos y actualmente se lleva a los empleados al proceso de diseño, co-creando con ellos para satisfacer las necesidades de las personas. 

En relación con la incorporación de los empleados en la práctica  de co-creación se debe ampliar su alcance y dejar pensar para crear una excelente experiencia para los empleados, ya que en la incorporación del proceso siempre hay alguien o algo que lo transita. Para que esto no pase el equipo de incorporación ha de observar en cómo las personas experimentan todo el proceso, de principio a fin.

Hay que tener en cuenta que para que la incorporación sea correcta se han de seguir ciertos pasos: 

  • Trabajar con un conjunto amplio. 
  • Asegurarse de que las personas tengan un espacio físico y sepan donde ir. 
  • Disponer de un acceso en constante función. 

Por otro lado, debemos considerar que las personas ahora consumen contenido en sus teléfonos y tabletas, usando redes para ponerse al día de cosas que no saben. Por esa razón algunas empresas han optado adaptarse al rol y se han actualizado cambiando el aprendizaje y el desarrollo para acceder a todos los públicos a través de la cultura de la inteligencia artificial. 

“Es menos probable que las personas se resistan al cambio cuando han tenido una mano en su configuración” 

Anteriormente las empresas disponían de un proceso manual para que la gente completara cuestionarios de habilidades, pero se dejó de hacer para saber como han estado involucrados los empleados en el proceso. Para ello utilizan disponer de una co-creación en el pensamiento de diseño donde los clientes aportar sus ideas y opiniones al proyecto para analizar todo y ver que gusta y no gusta a la  gente para que no se sientan espectadores en la formación si no participantes activos. De este modo, se puede detectar rápidamente los problemas que surgen, lo que es más importante y comprometerse al respecto. 

Ahora se le da mucho mas peso a lo que se dice dentro de la cultura de una organización, las personas pueden mirar y ver lo que está sucediendo y hacer juicios sobre si quieren trabajar allí de una manera de antes no podían. Como la satisfacción del cliente, donde hoy en día buscan velocidad y capacidad de respuesta que antes. Lo que antes querían era el mejor producto al mejor precio: la eficacia era importante, pero la velocidad no lo era tanto.