La evolución del Neuromarketing y su importancia en la actualidad

La evolución del Neuromarketing y su importancia en la actualidad

El Neuromarketing como campo de estudio del comportamiento del consumidor, ha ganado relevancia en esta última década. A pesar de tener un inicio algo polémico, ha ido ganando cada vez más credibilidad y está siendo adoptado por el marketing y la publicidad a nivel profesional.

Como se ha podido ver cada año, los métodos tradicionales para pronosticar qué tan efectivas han sido las inversiones en campañas publicitarias terminan fracasando, no por los mismos métodos, sino porque depende más que todo de la intención del consumidor en expresar como se siente verdaderamente al estar expuesto a un anuncio.

Es aquí cuando el neuromarketing cobra relevancia, llevando la delantera en métodos que indagan precisamente en la mente del consumidor, sin necesitar de su participación cognitiva o consciente.

Neuromarketing tiene el potencial para mejorar el impacto y la eficacia de los anuncios publicitarios.

El cerebro es considerado como una de las estructuras más complejas del universo, y gracias a los avances científicos, cada vez nos acercamos mucho más a entender cómo es su funcionamiento. La resonancia magnética funcional(RMf) es una de las técnicas más utilizadas para conocer el funcionamiento de nuestra mente, a través de los mapeos de los circuitos cerebrales.

Una variedad de disciplinas Neurocientíficas ha hecho uso exhaustivo de esta herramienta para comprender los procesos mentales, y en el caso de los profesionales del marketing, esta técnica no deja de ser más que necesaria para entender y explorar como funciona el cerebro del consumidor.

Una breve introducción del Neuromarketing

Tal y como se lee, Neuro-marketing, es la fusión de dos campos de estudio, la neurociencia y el marketing (mercado), que a simple vista parecen distantes, pero se ha demostrado que están estrechamente relacionados.

El Neuromarketing promueve la importancia de indagar el comportamiento del consumidor desde una perspectiva cerebral.

La primera evidencia de estudios en neuromarketing, esta basada en un estudio que realizaron con personas que eran escaneadas por RMf, mientras bebían Coca Cola o Pepsi. Los resultados del estudio relevaron que diferentes partes del cerebro se activaban si llegaban a identificar o no la marca que se encontraban consumiendo.

La hipótesis del estudio, sugiere que una marca tan importante como Coca Cola debía de ¨poseer¨ una parte de nuestro cerebro, específicamente de la corteza frontal. Esta especificidad se debe a que el lóbulo frontal es el responsable de gestionar las funciones ejecutivas (FE), entre ellas la atención, memoria a corto plazo, planificación y toma de decisiones. De esta manera, al beber Coca Cola, asumían que las personas preferirían esta bebida a la Pepsi, y por lo tanto el área de las EF se activaría.

Curiosamente, cuando no sabían distinguir entre las marcas, informaban que preferían la Pepsi en su lugar, y en estos casos el área de las EF no era el que precisamente se iluminaba, sino que parecía activarse una estructura más primitiva que se ubicaba en el sistema límbico. Esta área es la responsable de nuestro comportamiento más instintivo y emocional.

Aunque este estudio, no logro convencer del todo a los profesionales del marketing, era evidente el potencial que tenía obtener esta información a través de medios prácticos, lo cual despertó una avalancha de críticas hacia el neuromarketing, por el miedo de tener acceso a información que pueda llegar a modificar nuestras percepciones de forma inconsciente.

Aun así, los profesionales del marketing y anunciantes, se resisten a utilizar las herramientas de neuroimagen, en muchas ocasiones por las razones anteriores. Por lo que cada año invierten una cantidad considerable de dinero, en desarrollar productos a través de formas anticuadas para crear campañas publicitarias, sin llegar a lograr ningún impacto. Muchas de ellas, no lograr captar de forma eficaz a atención del consumidor y generar un impacto significativo en nuestras memorias.

La neuroimagen nos proporciona una perspectiva eficiente para observar y comprender la mente de nuestros consumidores.

¿Cómo ha sido el estudio del cerebro del consumidor?

Durante años, los métodos tradicionales de estudios de mercados han intentado predecir y explicar el éxito de las campañas publicitarias. Aun así, la gran mayoría de estudios terminan fracasando lamentablemente.

Las emociones suelen ser medidores significativos para explicar cómo los consumidores procesas los mensajes publicitarios. Por lo tanto, entender y ajustar las respuestas cognitivas a los mensajes de venta, ha sido uno de los principales retos de este sector.

Muchas de las limitaciones de las metodologías tradicionales, por una parte, es que asumen que las personas son capaces de describir detalladamente sus procesos cognitivos, que como bien sabemos puede estar nublado por varios componentes inconscientes. Por otra parte, se ha visto que una variedad de factores en la investigación podrían distorsionar la expresión de sus sentimientos, a través de los incentivos que recibe, las limitaciones en el tiempo del estudio o la misma presión grupal.

El advenimiento de las técnicas de neuroimagen que proporciona el  neuromarketing, ofrece una metodología alternativa mucho más atractiva que las convencionales. Ya que a través de estas técnicas, los profesionales del marketing tendrían la oportunidad de indagar en los cerebros de sus consumidores y así llegar a alcanzar esa información que a veces parece inaccesible porque se queda nublada por el inconsciente, y es la que precisamente nos explicaría el éxito o la falla de un mensaje publicitario.

Conociendo estas ventajas, ¿por qué el neuromarketing no es todavía tan utilizado?

Además de las grandes criticas que comentábamos hace un momento, los profesionales del marketing temen por las implicaciones éticas y de privacidad que puedan tener el uso de las técnicas de neuroimagen para propósitos comerciales. Al mismo tiempo, muchos en este sector no poseen conocimientos suficientes en neurociencia, por lo que emplear y analizar los resultados de estas técnicas, llega a ser un poco engorroso.

Hoy en día, muchas de las agencias publicitarias empiezan por comprender la importancia de predecir el éxito de sus campañas utilizando técnicas basadas en el estudio del cerebro. Entre ellas, se encuentran técnicas no invasivas como, el seguimiento ocular, electroencefalograma, y la ya mencionada, resonancia magnética.

Actualmente, la economía atraviesa una serie de cambios que presionan a los ejecutivos a predecir y estudiar el éxito de las campañas publicitarias que deben emplear, para no perder una mayor inversión. Esto conllevará a que se tome en cuenta investigaciones publicitarias más innovadoras, haciendo uso de las herramientas que respaldan el conocimiento de la mente en sus consumidores.

El Neuromarketing llegó para quedarse y su evolución es imparable

Aunque los problemas éticos sean una preocupación incipiente, se han incorporado normas para garantizar que la investigación en neuromarketing se realice de forma respetuosa y transparente.

El neuromarketing tomará las riendas del marketing y la publicidad en un futuro muy cercano. Es posible que como consumidores no nos demos cuenta de cómo los mensajes se adaptan para un mejor estudio y comprensión en nuestro proceso de compra, pero estos cambios serán sin duda una ventaja para el sector publicitario y de marketing.

La motivación es la clave de las ventas: todo está en tu cerebro

La motivación es la clave de las ventas: todo está en tu cerebro

¿Sabías que existen claves para fomentar la motivación de tus clientes? ¿Sabías que tú como comercial puedes generar motivación de compra en tu cliente? ¿Vender al cliente o a su mente? ¿No sabes de lo que te estoy hablando? Desde la neurociencia se han podido obtener las claves y conceptos básicos para generar un impulso de compra en el cliente. ¿Quieres saber más? ¡Continúa leyendo!

Una de las herramientas más poderosas que podemos tener, es la de utilizar la naturaleza a nuestro favor. La homeostasis es un concepto que se encuentra en la biología, neurociencia y en muchas otras disciplinas científicas. Aprendemos de la naturaleza y extrapolamos sus conceptos para nuestro beneficio. Por este motivo, el neuromarketing ha tomado dichos ejemplos y conceptos para su potencial académico y lo aplicó a las ventas. Pero primero de todo, es importante que expliquemos, ¿Qué es la homeóstasis? La homeóstasis es un sistema regulador de equilibrio, esto significa que se encarga de que todo el cuerpo se encuentre en armonía, y en el caso de detectar un desequilibrio, se encarga de compensarlo.

A pesar de parecer muy ligado a la biología, del concepto de homeóstasis, como ya hemos mencionado, se sirve en gran medida el neuromarketing. Además, se encuentra muy relacionado con la motivación uno de los puntos más importantes en este artículo.

Cuando se nos presenta una necesidad, también crece en nosotros la motivación de suplir la misma. Como sucede con el hambre: la persona siente un impulso para tomar acción y restructurar ese desequilibrio, en el caso del hambre vamos a la nevera o al supermercado o a un restaurante para sanear ese desequilibrio fisiológico.

Llegado a este punto entonces ya sabemos que podemos utilizar este tipo de conocimientos a nuestro favor como vendedores, generando o potenciando motivación en el cliente en el momento de comprar, debido a algún desequilibrio homeostático que pueda estar presentando.

Como vendedores tenemos que apuntar a ese desequilibrio homeostático que sufre el comprador.

Pero… ¿Por qué no pasamos a lo práctico? Veamos un ejemplo directo de ventas y homeóstasis: Un hombre de 50 años quiere comprar un coche deportivo. Tendremos que apuntar a la compensación homeostática que el comprador busca respecto a la construcción propia de una imagen más jovial. Llegando así a compensar su escasez homeostática dentro de la percepción de su propia juventud.

Si queremos vender nuestro producto debemos aprender que todo exceso hasta lo de algo inicialmente bueno puede ser malo. Aquí entra el concepto de alostasis. Te preguntarás “¿Qué es eso?”. ¡Es algo muy sencillo! La alostasis la encontramos en todo momento en la vida de una persona y, podemos diferenciarla de la homeostasis diciendo que, es un punto de equilibrio que va cambiando desequilibrándosee) según las experiencias que vivimos. ¿Nunca te ha pasado que has comido tanto dulce que  te has sentido empalagado? Esto mismo le sucede a nuestros clientes.

Cuando intentamos vender nuestro producto, y para generar confianza con el cliente y hacerlo sentir bien lo adulamos sin parar, pues es muy probables que si no dosificamos los cumplidos, consigamos que el cliente deje de tener confianza en nosotros. Perciba que lo estamos manipulando. Un poco de adulación es buena porque genera dopamina en nuestro cliente. Y la dopamina es un neurotransmisor muy potente en el momento de comprar. Pero si exageramos con nuestra adulación, conseguiremos el efecto contrario y nuestro comprador dejará de escucharnos.  Debemos ayudar al cerebro de nuestro cliente a segregar, de una forma inconsciente, neurotransmisores que favorezcan el impulso de compra.  

El cliente puede sentirse incómodo, agobiado o presionado si nuestro discurso no es homeostático ni aerostático. ¡Crea un discurso equilibrado!

Nuestro comportamiento está causado por la motivación, este estado interno que activa, dirige y mantiene nuestras conductas hacia las metas o fines que tengamos. La motivación nos mueve hacia ciertas acciones y nos hace llevarlas a cabo. Así pues, ¿qué podemos conseguir al motivar a nuestro comprador? ¿Hay una estrategia para ello? Te recomendamos que sigas leyendo y accedas al conocimiento de la motivación que te compartiremos. 

Para poder influir en tus clientes a través de su motivación es importante saber en qué consiste. Es un proceso que pasa por varias fases:

  • Inicialmente la persona anticipa que se va a sentir bien (o va a dejar de sentirse mal) si consigue una meta.
  • En un segundo momento, se pone “manos a la obra” y empieza a hacer cosas para conseguir dicha meta.
  • Mientras vaya avanzando hacia ella, irá evaluando si va por buen camino o no.
  • Y por último, disfrutará del resultado.

Por otro lado, es importante mencionar los descubrimientos a través de estudios de neurociencia sobre la influencia del cerebro reptiliano y límbico. Estos están conectados entre sí y tienen un papel fundamental en diferentes comportamientos humanos. Y aquí está la parte relevante: uno de estos comportamientos es la motivación y su relación con las compras.

El cerebro reptiliano es la parte del cerebro más antigua. Se encarga de las conductas simples e impulsivas y rechaza lo complejo, difícil o de riesgo. Prefiere pensar de la manera más sencilla, clara y directa. En contrapunto, el sistema límbico está especializado en la gestión de las emociones, el aprendizaje y la memoria. Como vendedores, ¿cómo podemos atraer la atención de estos sistemas?

Necesitamos que el cerebro del comprador libere dopamina. La dopamina es un neurotransmisor que regula la motivación y el deseo, y su liberación hará que el cliente se sienta motivado por obtener el placer y recompensa que le aportará el producto.

¿Es lo mismo que un producto guste al cliente a que finalmente lo compre? La respuesta es no. Para lograr una venta, debemos generar dopamina en el cerebro del cliente. Esto será lo que lo empujará a consumir. ¿Cómo lo haremos? A través de crear un discurso potente mostrando a nuestro cliente que, gracias a la obtención del producto que estamos ofreciendo, obtendrán sus deseos y metas.

Por ello, debemos evitar discursos llenos de tecnicismos o de mucha información. No podemos permitir que el cliente se abrume o llegue a sentirse mal por no comprender al vendedor. Es importante que tengas este punto en cuenta,  ya que de no ser así, podrías llegar a hacer que el cliente termine por rechazar el producto que le estás ofreciendo.

Los compradores se guiaran, y compraran, aquello que entiendan y por lo que tengan una motivación.

Hasta ahora pareciera que tuviéramos la información necesaria para motivar a un cliente, pero ¡eso no es todo!  Lo cierto, es que existen otras estrategias que podemos aplicar en el contexto de venta que sean útiles para llamar la atención de clientes potenciales, y lo más importante de todo, ¡que ayuden a lograr una venta exitosa! Y aquí hablaremos de ellas.

Muchas veces hemos escuchado las frases: “No lo necesito, pero lo quiero”, o “No gastaré mi dinero en estupideces” y terminamos comprando lo primero que encontramos, aunque no sea realmente útil.

Muchos de nosotros solemos consumir productos sin que haya una verdadera necesidad por conseguir tal producto. De hecho, en estudios neurocientíficos de animales, se ha evidenciado que suelen estos suelen consumir aun cuando tienen cubiertas todas sus necesidades fisiológicas, los cuales intentan explicar lo que hay detrás de lo que solemos consumir los seres humanos, y todo parece concluir en lo que ya sabemos hasta ahora, la motivación.

Como vendedores podemos sacarle ventaja a este hecho, ¿Cómo hacerlo?, generando en nuestros clientes la necesidad por comprar, el objetivo será despertar  en ellos la motivación, brindándoles un producto al que le puedan sacar provecho, sin importar si tienen algo parecido o desde un principio no se muestran interesados. Recuerda que muchos compramos aunque no exista un propósito en primer lugar, pero siempre vamos a querer obtener algo nuevo, que además nos aporte la exclusividad que otros no poseen.

¡Somos responsables de generar en nuestros clientes ese impulso de comprar, sea cual sea la situación!

Otro aspecto que a veces pasa por alto, pero en realidad es muy importante de cara al proceso de venta, es la influencia del contexto. Adaptar las condiciones ambientales  pueden asegurar la atracción de clientes y la venta de productos. Esto lo conseguiremos adecuando el entorno de forma coherente con el producto que tenemos para ofrecer, generando en nuestros clientes una percepción de seguridad y certeza de que el producto que conseguirá será para su propio beneficio.

El contexto influye en nuestra motivación, y el cerebro se ve incitado por diferentes situaciones clasificándolas y enmarcando nuestras experiencias sean positivas o no, es por ello que, en el mundo de las ventas, debemos hacer que nuestro contexto genere en el cerebro de nuestros consumidores buenas experiencias, y que a su vez estas estén alineadas a nuestro producto, proporcionándonos un mayor número de ventas.

Un claro ejemplo de esto lo vemos en restaurantes o tiendas de ropa, donde muchas veces el contexto está lleno de estímulos como fragancias y aromas, música agradable, que sea del estilo del producto o que sea agradable para el tipo de cliente que queremos atraer, como también,  imágenes y fotos de modelos luciendo algún artículo o del mismo producto en cuestión. En fin, jugar con los elementos que conforman el ambiente pueden resultar una ventaja para motivar al consumidor.

Descubre como influir en la toma de decisión de compra de tus clientes e incrementa tus ventas.

¿Sabías que existen claves para fomentar la motivación de tus clientes? ¿Sabías que tu como comercial puedes generar motivacion de compra en tu cliente?
Neuromarketing, la tendencia que marcará el futuro de las ventas

Neuromarketing, la tendencia que marcará el futuro de las ventas

Desde hace relativamente pocos años la neurociencia y el marketing se han fusionado y combinado, dando como resultado el neuromarketing. Pero ¿Qué es realmente el neuromarketing?, y ¿Por qué es interesante que lo conozcamos? Es el estudio de los procesos de compra, toma de decisiones de los consumidores o potenciales compradores, durante o después de dicha acción.

Con todo ello podemos decir que los investigadores, a través de los estudios realizados por neuromarketing, pueden prever, de una forma aproximada, cómo reaccionaremos ante los estímulos del mercado, desde los precios hasta el packaging y los anuncios; sabrán qué  costes son los más llamativos o las ofertas más insinuantes para los consumidores.

Con todo ello podemos decir que los investigadores, a través de los estudios realizados por neuromarketing, pueden prever, de una forma aproximada, cómo reaccionaremos ante los estímulos del mercado, desde los precios hasta el packaging y los anuncios; sabrán qué  costes son los más llamativos o las ofertas más insinuantes para los consumidores.

¿Ha sido fácil comprender el cerebro de los consumidores? La respuesta es no. Los especialistas del marketing han tenido que depender, durante muchos años, de métodos indirectos para poder identificar, de manera aproximativa, los pensamientos y sentimientos de las personas. Para ello, han estudiado nuestros comportamientos en el momento de compra. Buscando identificar por un lado, cómo aumenta o disminuye las compras en respuesta a campañas promocionales o, por el otro, nuestra actitud frente a los cambios de precios, y por no olvidarnos de un sin fin de encuestas y grupos focales, preguntando qué solemos comprar y por qué lo hacemos.

Los métodos de recogida de información que hemos mencionado anteriormente no cuentan con una gran fiabilidad científica. La gente en algunas oportunidades no sabe lo que está pensando o en otras, cuando son conscientes de sus opiniones, en muchas ocasiones, no son honestos al informarlas. Esta línea de investigación del mercado tradicional, está repleta de sesgos y datos imprecisos, obligando a las empresas y entidades a acogerse a presentimientos o procedimientos intuitivos para fomentar las ventas.

El pasado año, se reunieron un grupo de reconocidos académicos de tres universidades Estadounidenses y publicaron un artículo titulado “Predictores neuronales de compras”. En el cual, a través del neuromarketing y la utilización de técnicas de neuroimagen, monitorizaron la actividad mental de los compradores mientras valoraban productos y precios en los dispositivos digitales.

Según los circuitos neuronales que se iluminan o apagan durante la compra, se puede predecir si el sujeto terminaría adquiriendo un producto o rechazándolo.

Dichos investigadores concluyeron, después de analizar de forma detallada los resultados obtenidos, que “la suficiencia de activación cerebral para predecir las compras en dicha investigación se puede generalizar a otros escenarios o contextos de compra”.

Dichos investigadores concluyeron, después de analizar de forma detallada los resultados obtenidos, que “la suficiencia de activación cerebral para predecir las compras en dicha investigación se puede generalizar a otros escenarios o contextos de compra”.

Con todo lo que hemos comentado sobre neuromarketing y su evolución en los últimos años, ¿Crees que eres completamente consciente cuando eliges comprar un nuevo par de zapatos, el último modelo del móvil que te gusta, o comer en un restaurante?  Lo cierto es que no suele ser algo que dependa de tu presupuesto, ni de lo que tienes pensado hacer antes de entrar al establecimiento.

El 95% de las decisiones de compra son tomadas por nuestro cerebro inconsciente

Diversos estudios sugieren que tardamos aproximadamente 2,5 segundos en decidir qué queremos comprar y solo el 80% de ese tiempo pasa por nuestro inconsciente, el cual se encarga de nuestros impulsos irracionales y donde despiertan nuestras emociones. El objetivo del neuromarketing se centra en analizar todos estos aspectos, ver cómo las personas responden a los diferentes estímulos, y de esta manera crear teorías y patrones que sean ventajosas para la venta.

¿Te gustaría poder influir en el proceso de toma de decisiones inconsciente de tus clientes y no sabes cómo hacerlo? Por este motivo, hemos creado nuestro curso de Digitaliza tu estrategia de Venta, en el que te explicamos cómo hacerlo.

Debemos tener clara una idea básica de neuromarketing: no es lo mismo que a un cliente le guste un producto a que finalmente lo adquiera. ¿Cuál es la clave que marca esta diferencia? La dopamina. Es una hormona que encontramos distribuida por todo el cerebro, y una pieza clave para el proceso de venta, activando y desactivando circuitos neuronales y promoviendo la motivación del cliente.

El propio vendedor o la publicidad del producto, a través de un discurso potente y empático, deberá mostrar todos los beneficios que el cliente recibirá obteniendo el producto (como por ejemplo: poder, seguridad, control y placer) y con esas mismas palabras generará este neurotransmisores de la motivación, empujando al cliente a comprar dicho producto. 

Desde el programa Digitaliza tu Estrategia de Venta, creado por ValuExperience, hablaremos con más profundidad y te enseñaremos cómo activar los neurotransmisores de tus clientes, para poder motivarlos, y conseguir ese SÍ tan deseado. ¿Crees que es algo complejo de realizar? ¡Nosotros te ayudamos!

Las personas compran de acuerdo a sus experiencias. ¿Qué mejor que utilizar el neuromarketing para entenderlas?

Gracias a esta disciplina, distintas empresas han logrado conseguir un nuevo tipo de relación con sus clientes, a través de la implementación de recursos personalizados a sus necesidades. Observamos ejemplos en empresas como Microsoft, que emplea estrategias de neuromarketing con el objetivo de abordar las emociones que tienen los consumidores en relación con su ordenador; o Google, que aprovecha estudios relacionados para corroborar los distintos métodos y así acercarse más a sus consumidores dentro de la comunidad de YouTube.

Otro ejemplo de gran relevancia dentro del mundo del marketing, es el de Coca-Cola. En una de sus campañas más recientes, optaron por analizar las emociones de sus consumidores, en el momento en que observaban uno de los spots publicitarios de la marca. Con el objetivo de observar cuáles eran los sentimientos que despertaban las imágenes del producto, de forma transparente y realista, y así perfeccionar sus técnicas de estas ajustándolas al modelo de las neuroventas.

Lo cierto es que, cada vez son más las empresas que aplican las ventajas que puede llegar a aportar el neuromarketing a partir de nuevas ideas, además de darse cuenta de que el margen de mejora es mucho mayor con relación a algunos de los métodos de marketing tradicionales.

Con la evolución del neuromarketing se ha encontrado que realizar un buen estudio del mercado, haciendo uso de las estrategias que se suelen utilizar en esta área, nos permite:

–       Analizar procesos, anteriormente desconocidos, que se producen de manera subconsciente en el cerebro de los consumidores.

–       Poder ver la reacción de los compradores antes de lanzar una campaña publicitaria relativa al mismo.

–       Observar y conocer de una forma más directa qué zonas del cerebro intervienen en los procesos de compra.

–       Obtener un mayor conocimiento relativo a la activación neuronal presente en un proceso en el que se hace efectiva una compra.

–       Ahorrar grandes cantidades de dinero a las empresas, al asegurar que el producto que se lanza al mercado es interesante para el público.

Con nuevos avances como estos, ¿Llegará un día donde se podrá monitorear lo que pensamos de una forma directa? ¿Podremos conocer a nivel celular nuestras intenciones de compra? Algunos científicos creen que sí.

En un futuro hipotético, que terminará logrando dichos avances, encontramos:

–       Por un lado la posibilidad de presentar un gran avance para las organizaciones, ya que las mismas podrían focalizarse e influenciar de manera eficiente a sus clientes.

–       Por otro lado, brindar a las empresas a través de dicho conocimiento una forma sencilla para poder influenciar en la población y sus intereses.

Siendo poseedoras las empresas de dicho conocimiento y poder, ¿Seríamos capaces como sociedad, encontrar la manera de regular legalmente todo esto? ¿Los altos cargos y figuras de poder, estarían interesadas en intentarlo?

No obstante, debemos valorar los aspectos éticos de un posible futuro como el planteado. Hasta qué punto el hecho de conocer los intereses de los clientes de manera más profunda puede derivar en control. Si conocemos los intereses y pensamientos, se podría controlar y modificar la percepción, incluso manipular hacia una dirección predeterminada sin que el cliente se diese cuenta. ¿Nos interesa un futuro así?

Si te ha parecido interesante este artículo no dudes en visitar otros de nuestros artículos relacionados como:

Desde hace relativamente pocos años la neurociencia y el marketing se han fusionado y combinado, dando como resultado el neuromarketing.
El nuevo Marketing y venta híbrida

El nuevo Marketing y venta híbrida

El proceso de compra está actualizándose y, cada vez más, participando en el mundo digital; tanto que existe una interacción constante entre el entorno digital y el físico conocido como Blended o venta Hibrida.

Podemos observar un claro ejemplo al analizar un proceso de compra: desarrollamos una necesidad, con esto en mente, realizamos una búsqueda en internet y nos informamos y comparamos; visitamos la tienda física para apreciar detalles menos perceptibles de manera Online y quizás compramos de manera física o preferimos volver a casa y hacerlo por internet. Esto que hace 10 años era impensable, se ha convertido en el día a día de las ventas.

La venta Online nos ha proporcionado una gran cantidad de ventajas, por ejemplo, podemos hacer una compra y decidir si la queremos ahora o dentro de dos meses, podemos pedirla a domicilio o pasarla a buscar, y la más obvia y potenciada por miles de marcas Online: “¿Qué mejor que comprar desde la comodidad de tu casa?”. Todo ello incide en la percepción que los consumidores tenemos de una marca, y asimismo, la disposición a comprar o no.

Entonces, ¿cómo pueden las empresas trabajar en la calidad de su presencia digital?

Aquí es donde entra la Venta híbrida o Blended Marketing, la cual consiste en la unión de estrategias de marketing digital y estrategias de marketing Offline. Fusionar y aprovechar las herramientas de marketing Online con aquellas del ámbito Offline.

Es importante que las organizaciones mantengan una calidad en sus entornos de comercio como puede ser la dualidad del mundo físico y digital; una estrategia omnicanal. Es decir, dar un buen servicio tanto en el comercio físico como a través de la web o e-commerce, para que el cliente tenga una buena experiencia independientemente de la vía en la que decida comprar.

En la actualidad los consumidores exigen diversos canales de comunicación. No parece tener sentido apuntar a un solo tipo de contacto con el cliente (el personal), y es de vital importancia para el progreso de nuestras compañías, poner en práctica campañas híbridas de comunicación y ventas.

Para conseguir una estrategia de venta óptima e integral, es imprescindible combinar las tradicionales técnicas de Marketing que utilizamos hace años, como el precio, promoción y punto de venta, con los nichos de Marketing digital.

A día de hoy, todavía no es lo más habitual que en el modelo comercial de una compañía se incluya un plan digital, aunque las oportunidades que la realidad de las ventas híbridas (y por ello, tener en cuenta la parte digital y física de las empresas) en las ventas híbridas son realmente impactantes.

La mayoría de los equipos comerciales de B2B se encuentran trabajando de forma regular por teletrabajo, esto conlleva que su modelo de venta pasa ser mayoritariamente online.

Es de esperarse que de ahora en adelante el contexto laboral y comercial, en esta nueva normalidad, se incline por fundir tanto el entorno presencial como el digital, y hacer de este nuevo estilo de venta hibrida la nueva forma de trabajar. La digitalización ha sido protagonista de este gran cambio, gracias a las facilidades que nos otorga y el salvavidas que nos ha dado ante circunstancias tan especiales como las actuales, donde la crisis ha intercedido tanto en el mercado, productos y distribución, como en hábitos sociales, tanto del cliente como del vendedor.

La integración de las nuevas tecnologías se ha tenido que adelantar unos cuantos años, pero inevitablemente su implementación daría lugar en algún momento, ya que como se ha comprobado en este período se ha comprobado que la integración de las nuevas tecnologías en el proceso comercial, ayuda a fomentar la productividad y la flexibilidad de los comerciales. Las nuevas tecnologías en los procesos de ventas híbridas ya no son un patrimonio exclusivo de startups, grandes empresas y nativos digitales. Por el contrario cada vez más equipos comerciales compuestos por profesionales de diferentes generaciones están haciendo uso de las mismas. En el programa Digitaliza Tu estrategia Comercial, se ayuda y asesora a profesionales “pocos amigos de las nuevas tecnologías a implementarlas en sus procesos de venta y generar ventas híbridas.


Manejar las técnicas digitales del trabajo remoto en combinación con las estrategias de la visita presencial, es el nuevo reto para los trabajadores comerciales.

¿Cómo una campaña de Marketing hibrida ayuda a atraer a los consumidores?

Se genera una marca de la empresa, ya que el consumidor interactúa con la misma desde dentro y fuera de la red, y en diferentes puntos y dispositivos, por lo que se produce con su público objetivo leads, lo que termina traduciéndose en potenciales ventas.

En lo referente a la estrategia digital a llevar a cabo, debemos tener en cuenta dos aspectos desde los que trabajarla:

  1.  La percepción de la empresa y marcas. Con las redes sociales y presencia en ellas, se puede conseguir un mejor posicionamiento en la mente de la clientela, crear comunidad y establecer canales de comunicación. Las RRSS son una gran herramienta para no solo ser un canal promocional, sino también un gran espacio de comunicación.
  2. La percepción del público sobre los empleados de esa organización. Aunque no podemos generalizar en respecto a este aspecto, podemos comentar como las RRSS son un lugar donde estar expuestos a internet. Por ello, de alguna manera, los empleados son también embajadores de la marca y no solo empleados.

Además, al llevar a cabo este tipo de campañas comerciales, se permite adaptar la estrategia en tierra, lo que hará que la audiencia, sienta a la organización mucho más cercana.

¿Cómo combinar de manera efectiva las técnicas de Marketing Online y Offline?

Es importante que a la hora de combinar las técnicas de Marketing, tenga en cuenta los objetivos de las mismas, ya que de forma contraria, se puede acabar generando contradicciones en la audiencia. Es importante que todo el contenido, desde un medio de comunicación a otro, sea coherente y vaya dentro de la misma línea.

Además, es necesario combinar las famosas 4P del marketing Offline con las del Marketing híbrido.

  • Predicciones modeladas: Debes analizar el comportamiento de tus consumidores, ya que de esta forma se podrá identificar sus gustos  necesidades y crear acciones específicas para ellos. Para ello te recomendamos la utilización del Google Analytic.
  • Personalización: Es importante que una vez que conozcas a tu consumidor adaptes el producto, el precio e incluso la publicidad a él. ¡A todos nos gusta sentirnos especiales!
  • Peer to Peer: Es necesario que intercambies información de forma directa entre usuarios conectados entre sí por medio de internet. De esta forma, generarás confianza y mayor viralidad.
  • Participación: Tienes, a través de las redes sociales, que generar una comunidad de usuarios y mantenerla para así lograr fidelidad y compromiso. Hasta llegar al punto de generar fans, que te ayuden a conseguir una mayor clientela.

Es importante que busques y analices cuáles son los medios de difusión más óptimos para llevar a cabo la publicidad de tu organización o producto.

Al establecer una estrategia híbrida debemos implementar nuestra visibilidad. Tenemos que ofrecer varias opciones de contacto con la empresa dentro del Customer Journey Map (o Mapa de Experiencia del Cliente), allí donde nuestro cliente potencial se encuentre.

Existe un factor adicional: la Credibilidad del consumidor. Las personas percibimos y aceptamos mejor las cosas en 3D otorgándole una mayor credibilidad cuando vemos algo en vivo y en directo, es decir, en general el cerebro necesita tocar para creer. Si nuestro público objetivo está fuera de aquellas personas nativas digitales, deberemos intensificar este esfuerzo para que el producto o servicio Online sea más tangible.

Debemos ser originales y aportar valor añadido

No importa cuánto presupuesto tengas, lo importante es generar un valor añadido que funcione como un “call to action” para incentivar y motivar al consumidor a participar y difundir. 

No necesitamos grandes presupuestos, solo objetivos claros e imaginación.

Coloca en cada documento impreso que desarrolles el acceso a tu web y redes sociales. Por ejemplo, puede lanzar una campaña Online o a través de correo electrónico junto con una campaña de correo directo para proporcionar una acción específica para un grupo selecto de los destinatarios.

Genera contenido enriquecedor para compartir

Uno de los grandes problemas que encontramos es la generación continua de contenido original, útil y viral. A través de la metodología híbrida no solo tenemos que llegar a esos contactos efectivos o potenciales clientes, sino que podemos generar contenido que luego, si lo hacemos bien, podremos compartir en nuestra Web Site o redes sociales.

A veces mostrando el día a día de nuestra oficina en circunstancias divertidas o diferentes, un evento de presentación o de un producto, pueden ser suficientes para llamar la atención incluso, de algún medio local.

Lo importante y esencial es que la integración sea total y coherente con nuestros objetivos y estrategia para la venta híbrida.

La gran mayoría de ocasiones tenemos en cuenta los recursos como factor determinante del desarrollo, pero en realidad debemos planificar con nuestra meta y consumidores en mente dentro de nuestro presupuesto.

No vale decir que las acciones mixtas no dan resultados si lo hacemos como un experimento aislado. La venta híbrida debe ser consistente dentro de la planificación, analizando cuáles son las estrategias actuales en los medios Online y Offline, y enfocar los esfuerzos en generar una integración de lo efectivo y rentable pudiendo medir para ajustar y relanzar.

La evolución de la venta convencional a la venta híbrida.

Se dice que en la actualidad, tan solo el 60% de las decisiones que toma el cliente a la hora de comprar, las realiza sin la intervención del vendedor, y es que el cliente también se ha tenido que adaptar a las nuevas tendencias. En este último año se han adaptado tan rápido a los nuevos cambios, que los límites entre un contexto online y offline ya no se llegan a distinguir. Es por ello, que además de implementar una estrategia híbrida entre ambos contextos, esta se ha de dar de forma más natural entre el vendedor y el cliente.

Para cumplir con ese objetivo, el vendedor se ha visto en la tarea de cambiar sus estrategias tradicionales, desde llenar el canal de producto y sacarle provecho a la fórmula de la oferta, pasó a ser un vendedor que ofrecía soluciones a los problemas de sus clientes, destacando su producto como primera opción, luego optó por ser un vendedor consultor, donde ofrece soluciones adaptadas a las necesidades de su cliente siendo este último el centro del proceso, con el fin de poder fidelizarlos para posteriores transacciones.

El objetivo actual es el de convertirse en un vendedor-consultor híbrido, que el comercial sea capaz  de poder transmitir valor de forma más natural y fluida, combinando las estrategias y técnicas presenciales con las habilidades tecnológicas y a distancia, con la finalidad de hacerle llegar la información al cliente por diferentes canales.

¿Cómo convertirse en vendedor-consultor híbrido?

El 80% del éxito de un comercial radica en la actitud con la que afronte el cambio. Anteriormente se ostentaba que hubiese un único producto para muchos clientes, por lo que, el primero de los cambios que se deben hacer, es convertir al cliente en el centro del proceso, ya que ahora hay gran cantidad de productos para un mismo cliente, la tarea principal como vendedor y como empresa, será reflexionar sobre como el producto a vender va a cumplir las necesidades en concreto de su cliente.

La clave se basa en reconstruir todo el proceso de venta resaltando lo que quiere el cliente en estas nuevas circunstancias y respondiendo a sus necesidades. Estas adaptaciones las podemos ver en las nuevas estrategias que han implementado algunas empresas durante la pandemia. Por ejemplo, Netflix, que se ha dedicado a concentrar su oferta de contenido audiovisual en una misma plataforma, dando la oportunidad de encontrarla en cualquier dispositivo, a su vez ha personalizado las preferencias de cada cliente, creando perfiles adaptados para las necesidades de quienes lo consumen. Asimismo, Glovo, que empezó por entregar comida a domicilio, ahora se ha transformado en un marketplace de referencia, donde los clientes pueden pedir cualquier producto y lo tienen al alcance de un clic.

Al momento de posicionar al cliente donde es debido, lo siguiente será controlar el proceso de venta en remoto, es importante que cada organización redefina el proceso de venta híbrida en donde abra fases que contemplara exclusivamente el contacto con el cliente a través de medio digitales y pequeñas o casi ninguna fase de contacto físico. Este nuevo proceso de venta requiere nuevas habilidades y conocimiento de parte del vendedor por ejemplo el desarrollo de discurso de ventas escritos que sean potentes y que capten la atención del cliente, la habilidad de desarrollar vínculos con el cliente a través de canales digitales como puede ser una videoconferencia, el desarrollo de contenidos que impacté al cliente como puede ser el desarrollo de video email. En el programa Digitaliza tu estrategia comercial los participantes dormirán las habilidades y el conocimiento necesarios para desarrollar este proceso.

El programa está compuesto por una serie de webinars formativos, más de 80 recursos formativos cortos una serie de mentorías grupales on line en vivo para lograr que cada participante pueda:

  • Configurar y utilizar las herramientas tecnológicas que componen su proceso de venta
  • Perfeccionar sus cursos de venta y mensaje de presentación de productos a través de técnicas de neuroventa y neurocopywriting.
  • Practicar y mejorar sus presentaciones atreves de medios telemáticos.

De esta manera en un plazo de 6 semanas, los equipos comerciales obtiene las habilidades y conocimientos necesarios para llevar adelante con éxito su proceso de venta hibrido o blended

El canal digital, la mejor alternativa para salvar el comercio tradicional

El canal digital, la mejor alternativa para salvar el comercio tradicional

La realidad actual está evolucionando hacia un futuro incierto, pero podemos tener la certeza que, en los años venideros, el uso de las tecnologías va a ser un factor clave e indispensable. Nos adaptamos con rapidez, y cada vez, utilizamos más la tecnología, sobre todo, en nuestra vida personal; queremos tener el nuevo iPhone, invertimos en asistentes virtuales como Alexa, en vez de ir al cine, miramos Netflix, etc. Pero no solo consumimos objetos digitales, sino que utilizamos la tecnología para hacerlo. 

Para muchas organizaciones, el comercio electrónico de su producto o servicio no era más que una opción, una extensión del negocio tradicional no esencial. No obstante, poco a poco, hemos podido ir viendo la oportunidad de utilizar el canal virtual en las ventas. Es un espacio con un gran potencial que hace que reconsideremos el modelo de negocio pasado y lo transformemos. Esta transformación ya ha llegado.

La compañía actual.

Si bien no todos los negocios cuentan con un espacio virtual de venta, cada vez son más aquellos que lo desarrollan. Por supuesto, también está otro tipo de organización: aquellas que ya nacen con un espacio virtual; las cuales considerarían impensable no poder ofrecer su bien de comercio a través del e-commerce. 

La transformación en la que el peso del e-commerce es igual (o incluso superior) al modo de comercio tradicional se ha desarrollado relativamente rápido. Y en circunstancias de rapidez, no triunfa aquel que tiene más alcance, ni aquel más antiguo, ni tan solo quien domine más el sector. Si bien estos factores pueden dar herramientas, quien triunfa en situaciones de adaptación rápida, son aquellas organizaciones ágiles. Es primordial que haya agilidad de las compañías para entender y satisfacer las necesidades del cliente. 

Durante los últimos 50 años se ha ido cumpliendo lo que conocemos como la Ley de Moore, la cual dicta que el número de micro-transistores en los microprocesadores se duplicaría año tras año, aumentando también su velocidad. Este hecho, no solo se ha cumplido en el sector de microprocesadores, sino en un gran seguido de ámbitos tecnológicos. La nanotecnología, la inteligencia artificial, la robótica, la velocidad de conexión a internet… Esta constante reinvención ha desembocado en lo que consideramos la curva de crecimiento exponencial, un crecimiento exponencial en la tecnología. 

En un mundo donde la evolución tecnológica es el motor de crecimiento contemporáneo, para poder progresar y no quedarse obsoleto, se deben interiorizar y dominar las reglas del juego, y su constante cambio. Haciendo esto es inevitable adquirir la posición de referente empresarial del momento, como es el caso de un seguido de pymes.

¿Cómo se adapta una organización al comercio actual?

En la mayoría de casos, todavía no se ha desarrollado un plan con el que afrontar este cambio y conseguir aplicar las estrategias necesarias, y así, considerarse una organización competitiva en términos de negocio digital. Se necesita adaptación rápida al cambio, talento digital, conocimientos del mercado (soluciones, problemas…); básicamente, se debe mejorar la estrategia hacia la digitalización y su ejecución.

A cada hora que pasa estamos más cerca del futuro próximo donde el comercio está en todas partes, podemos consumir aquello que deseamos en cualquier lugar y a cualquier hora. No solo eso, sino que, además, esperamos que se haga a la perfección: aquello que queremos lo hacemos cuando y donde nos apetece, de una manera rápida, fácil y, en definitiva, eficaz. 

También hay que valorar que este tipo de cliente es mayoritariamente joven, así que inevitablemente, aquellas organizaciones que deseen acceder a este público deberán tomar medidas para hacer su target más plural. El cliente ya comprende la venta digital en su ADN, pero, ¿y tu organización?

Para mejorar las estrategias que te permitirán tanto a ti como a tu organización una mejor adaptación en el proceso de venta actual, desde ValuExperience hemos ideado un programa de entrenamiento con el que conseguir tus objetivos digitales de manera sencilla. En Digitaliza tu Estrategia Comercial, podrás aprender sobre los intricados del desarrollo de un comercio digital.

Por otro lado, también queremos proporcionarte la información necesaria sobre como aplicar una estrategia adecuada para tu negocio. Aprenderás sobre cómo llevar a cabo un conjunto de herramientas especializadas para digitalizar de manera óptima y ágil el proceso de venta, además de ayudarte a generar la relación interactiva ideal que influya en la toma de decisiones de tu cliente y lograr una venta efectiva.

Al hacer el cambio de negocio tradicional a la venta on-line es frecuente centrarse en la tecnología (y, por supuesto, es esencial que la parte digital funcione sin fricciones), pero el centro del negocio y la venta, es el cliente, el internauta que interactúa con el e-commerce para conseguir lo que desea. Debemos desarrollar un portal que encaje con la organización y el mercado en el que está, es importante tener esto en cuenta y desarrollar la estrategia digital de manera personalizada.

Conoce a tu cliente.

El internauta es nuestro consumidor, nos interesa su atención y por eso nos dirigimos a él, según su interés en nosotros se determinará el éxito o fracaso de nuestro proyecto.  ¿Cómo conseguimos este interés y atención? Una manera realmente eficaz es con la confianza, si confían en nuestro producto o servicio ya hemos realizado gran parte del trecho.  Cuando la transacción se realiza a través de una pantalla, es clave que se confíe en aquello que se compra: ¿Será de buena calidad? ¿Llegará en buen estado? ¿Es un lugar seguro en el que pagar de manera on-line? Todas estas preguntas van ligadas a la confianza que se deposita en una marca y su efecto en las ventas.

Así pues, debemos centrarnos en conseguir la confianza de nuestra clientela, una tarea que no es fácil, pero que tampoco tiene porque tener un alto coste.

Para captar al cliente debemos plantearnos la siguiente pregunta: ¿Conocemos a la clientela real a la que nos dirigimos? Debemos conocerlo y a partir de ello, construir las estrategias más pertinentes para conseguir su fidelización. Una de las mayores garantías de éxito es entender a quien te diriges y porque deciden comprarte.

También es importante hacer recomendaciones según las preferencias del cliente digital, no solo se abre la puerta para el cliente hacia nuevas ideas de consumo, sino que desde la organización aprendemos más de nuestro consumidor. Podemos aprender qué le interesa y cómo, el tipo de presentación que prefiere, con qué frecuencia, y un largo etcétera sobre las peculiaridades de aquellas personas que disfrutan del consumo de nuestra organización.

Cada vez se ha ido popularizando más la venta on-line, ganándole terreno a la venta tradicional, por ejemplo, En España, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) calculó que la facturación a través de e-commerce ha pasado de 2.823 millones de euros a 10.116 millones entre el tercer trimestre de 2013 y el mismo periodo de 2018. ¿qué representa este crecimiento? En cinco años ha crecido un 260%, y aquellas organizaciones pendientes de las oportunidades del mercado serán las emprendedoras en optar por el sector digital en su actividad profesional.

La realización de un espacio digital tiene que valorar un seguido de aspectos, uno de los elementos que más determinan la confianza y agrado del cliente hacia nosotros es el tipo de información que proporcionamos. En la página web de tu organización debe estar explicado de manera clara información de quienes sois, de vuestros productos, de las políticas de promoción y devolución, de los certificados o mecanismos de seguridad de los que estáis dotados, etc.

Como consumidores individuales, con gran frecuencia exigimos transparencia en la información que consumimos, así que como organización es muy inteligente ofrecerla. De esta manera, se podrá conseguir que aquellos internautas que interactúen con vuestra plataforma digital analicen la confianza de los productos o servicios que se ofrezcan.

Compra Cognitiva: La Inteligencia Artificial y su influencia en el comercio actual.

Compra Cognitiva: La Inteligencia Artificial y su influencia en el comercio actual.

El sector de compra y venta tal y como lo conocemos está en constante cambio, y una de las evoluciones que indudablemente ha marcado un antes y un después en la actualidad es la famosa ¨Compra Cognitiva¨.

Al paso que va la tecnología hoy en día y el considerable aumento de la demanda en el sector comercial, la Compra Cognitiva es la estrategia ideal para hacer frente a tal situación. Pero ¿A qué nos referimos exactamente?

La Compra Cognitiva hace referencia a transacciones comerciales que se realizan ya sea de forma física o digital, en donde la Inteligencia Artificial es el medio para que estas sucedan, es decir, quien está involucrado en el proceso de compraventa es una máquina, a la que se le acuña el término ¨cognitivo¨ porque es ¨inteligente¨. A partir de esta definición, puede surgir la duda de si el término es el adecuado, ya que los seres humanos también somos seres inteligentes, pero la distinción en este caso radica en que ahora en adelante no se distinguirá quién es el que vende, si es una persona o una máquina.

Los científicos computacionales David Poole, Alan Mackworth y Randy Goebel refieren en su libro de 1998, que una máquina inteligente no es más que “un agente flexible que percibe su entorno y que lleva a cabo acciones que maximizan sus posibilidades de éxito en algún objetivo o tarea”. A partir de aquí, la Inteligencia Artificial entonces podría estar compuesta por los siguientes aspectos:

– Inteligencia perceptiva: tiene la capacidad de recabar información externa en tiempo real, que percibe.

– Inteligencia perceptiva: tiene la capacidad de recabar información externa en tiempo real, que percibe.

-Inteligencia adaptativa: se adapta con facilidad, es flexible.

– Inteligencia ejecutiva: toma decisiones, en función de la información que posee, sea presente y/o pasada, es eficiente.

Este último aspecto nos asegura que las máquinas puedan tomar decisiones no operativas, prudenciales, de manera óptima. Un ejemplo de decisión operativa podría ser un simple cálculo matemático, en donde no habrá margen de error, ya que la máquina estaría programada especialmente para ello.

Ya sabíamos que en estos cálculos las maquinas son especialistas, pero no fue hasta hace poco en los últimos avances, que empezaron a tomar decisiones prudenciales, aquellas en donde mezclan aspectos históricos, cualitativos y cuantitativos, en donde las soluciones no son claras y además hay muchas alternativas para solventar la situación, siendo decisiones que corresponderían más al ámbito del ser humano.

A partir de ahora la Inteligencia Artificial está capacitada para tomar decisiones operativas de forma óptima, teniendo en cuenta las decisiones pasadas, datos históricos, una alta capacidad de cálculo matemático y procesamiento de datos, análisis del impacto de variables en tiempo real que permiten adecuar su propuesta al momento al captar a través de infinitos sensores. 

Al día de hoy, a diferencia del pasado, no distinguimos si quien nos vende es una persona o una máquina.

En un entorno competitivo como lo es la industria de la distribución, diferenciarse y lograr más visibilidad ante sus clientes potenciales y convencionales, es una lucha constante, es por ello que, en los próximos años, un 94% de los directivos de la industria de distribución tiene pensado invertir en Inteligencia Artificial, según datos de un estudio de IBM.

Pero ¿Por qué Inteligencia Artificial para dar lugar a la Compra Cognitiva?

Es precisamente el adecuado desarrollo y complejidad de diferentes tecnologías que en conjunto dan lugar a la Inteligencia Artificial, y que, en concreto alguna de estas tecnologías son las que alcanzarán una mayor relevancia en el ámbito de compraventa cognitiva, las cuales veremos a continuación:

Big Data, Machine Learning, IoT, Realidad virtual, Realidad aumentada, Hologramas 3D

  • Big Data. El cual es la capacidad para registrar y procesar datos de manera óptima sí tiene base tecnológica. De tal manera que, al manejar una gran cantidad de datos y la huella que dejamos, se aproxima a un mejor conocimiento sobre el cliente para poder ofrecerle una experiencia individualizada, ayudándole a tomar mejores decisiones en el proceso dé. Compra Cognitiva.
  • Machine learning. Se basa en algoritmos que permiten a las máquinas “aprender”, ¿Qué es lo que en realidad aprende?, de la experiencia pasada del consumidor, de las decisiones tomadas y de sus consecuencias, con la finalidad de optimizar las respuestas futuras, en otras palabras, se puede decir que aprende de los errores, a través de la identificación de variables, patrones de compra y consecuencias en las decisiones de los consumidores, para así optimizar diseño de promociones y precios, distribución de productos y automatización en la atención al cliente.
  • Tecnología de reconocimiento de habla. Facilita la comunicación hablada entre seres humanos y computadoras. Para el proceso de Compra Cognitiva, según la interacción que tenga una persona con una máquina inteligente, a partir del discurso del cliente su solicitud deberá ser reconocida y analizada por la máquina para llegar a ofrecer la respuesta más adecuada.
  • Tecnología de reconocimiento visual. Es aquí donde la máquina será capaz de identificar objetos e individuos comparándolos con la información que posee de datos preexistentes. Esta tecnología en concreto se aplica en la Compra Cognitiva a través del reconocimiento facial de expresiones y detección de emociones, adaptando el proceso compraventa según el estado de ánimo que haya detectado del consumidor, esto le ofrece la versatilidad de adaptarse al estado del cliente y cambiar la táctica de venta a una que sea más adecuada para ese momento.
  • IoT (‘Internet of Things’ – Internet de las Cosas). Es aquella que permite la conexión de los diferentes productos o “cosas” con Internet. En este caso las máquinas inteligentes por medio de un conjunto de sensores son capaces de captar y emitir información necesaria para influenciar la compra de ciertos productos que son del agrado del consumidor o, por el contrario, mostrará con menos frecuencia aquellos que no han sentado del todo bien.

También existen otras tecnologías centradas en la actuación en influencia, enfocadas a que la capacidad de acción, expresión e impacto de las máquinas sea la óptima. Estas últimas tecnologías de las que hablaremos a continuación inciden en cómo presenta la máquina sus propuestas a los humanos, mientras más amigable sea esta presentación, más opciones existirán para que se genere el proceso de compraventa.

Síntesis del habla: las maquinas logran reproducir con mucha más precisión el habla humana.

Realidad virtual: representación de objetos y de escenas con apariencia real, pero que no son reales, suelen generar un contexto adecuado, familiar y cómodo para el ser humano.

• Realidad aumentada. Es la representación del mundo real modificado, mezclándose realidad y ficción a través de la captación del mundo real a la que se le superpone una parte sintética virtual. Un ejemplo en Compra Cognitiva podría ser que este paseando por una calle comercial con gafas de realidad aumentada, y desde cada uno de los comercios con los que te vas cruzando aparezcan ofertas exclusivas y personalizadas como mensajes virtuales especiales para ti.

• Hologramas 3D. Son aquellos objetos virtuales, no reales, presentados o incorporados a la realidad. Actualmente hasta puedes visualizar los objetos en 3D sin necesidad de utilizar lentes especiales (gafas 3D).

Compra Cognitiva: La Inteligencia Artificial y su influencia en el comercio actual.

Los hábitos de consumo cambian en función de la tecnología que esté disponible

¿Cómo se llevarán a cabo este conjunto de Tecnologías?

 Podemos partir de un ejemplo convencional hacer el ejercicio donde haya una combinación de todas estas tecnologías, y del cual quizás estemos muy cerca de experimentar. Imagina que estas en la calle y vas pasando por una avenida relativamente concurrida, con ojos modificados tecnológicamente para ver realidad virtual o con tus gafas 3D para ver realidad aumentada. Durante el paseo recibes mensajes virtuales que te invitan a entrar en determinados comercios. Uno de estos mensajes logra captar tu atención y decides entrar a ese comercio. Allí te encuentras con un robot humanoide virtual que te asiste y te orienta en tu compra. Este humanoide virtual dispone de mucha información previa acumulada sobre ti e individuos que guardan cierto parecido contigo, al mismo tiempo que es capaz de captar y percibir en tiempo real tu estado y presentación, a través de cámaras y sensores adecuadamente colocados en la tienda.

Es, por tanto, absolutamente capaz de reconocer tu voz y tu tono, el modo en que te expresas, reconoce tus facciones, expresión facial, outfits que sueles llevar; monitoriza latidos y sudoración (con tecnología biométrica que poseen sensores que están conectados a Internet) y aprende del pasado, de las decisiones que has tomado previamente y de las consecuencias que tuvieron, estando programado, a su vez, para optimizar continuamente las propuestas que te hará.

 Esta máquina inteligente es casi idéntica en apariencia a un ser humano, porque habla como nosotros, se mueve como nosotros, y su cuerpo virtual es, básicamente, como el nuestro. Este humanoide tan presentable ¿será capaz de acertar en su gestión de compraventa?, ¿será mejor o peor que un ser humano en dar recomendaciones que se ajusten más a ti? Es el adecuado uso de todas estas tecnologías lo que permitirá ofrecer la mejor respuesta posible para cada individuo.

La Inteligencia Artificial en la que están basados los sistemas cognitivos revolucionará el ‘Retail’ tal y como lo conocemos.

Quizás este ejemplo te parezca un poco futurista, pero en realidad tenemos un ejemplo muy claro de ello en la actualidad, ¨Alexa¨. Diseñada por Google Alexa es uno de los productos de Inteligencia Artificial más conocidos del momento. Y no es más que un asistente virtual que, no solo nos permite reproducir música, colocar alarmas o temporizadores, gestionar dispositivos inteligentes, y nos da información del tiempo real de clima y tráfico, entre otras cosas, sino que también nos ofrece recomendaciones de compras. Porque puede actuar como personal shopper y proporcionarnos sugerencias que estén personalizadas y basadas en búsquedas previas realizadas por otros clientes y en nuestra propia búsqueda previa, en función de cómo nos ha “clasificado” y de experiencias pasadas de recomendaciones efectuadas que, mediante Machine Learning, el asistente va optimizando a lo largo del tiempo. Nada más y nada menos, el motor de recomendación de Amazon incita ya el 35% de las ventas totales que posee la compañía.

La Compra Cognitiva cambiará de forma radical la forma en que funcionan las ventas, principalmente el canal online. Hasta los momentos, podemos percibir como en los portales de venta observamos un ejemplo de Inteligencia Artificial más común que es la sugerencia de venta cruzada, la cual se basa en estadísticas a partir de la huella digital que vamos dejando, en asociaciones de como la compra de un producto puede estar vinculado a la venta de otro, y en el historial personal de pedidos y visualizaciones, donde siempre presentan artículos que pueden ser de interés.

La inteligencia Artificial, podrá clasificar en tiempo real ante quién se encuentra, tendrá en cuenta una  innumerable cantidad de datos del historial personal del consumidor, intentará entender su momento emocional y, ofrecerá su respuesta más óptima, ya que el objetivo principal de la Compra Cognitiva es precisamente optimizar la experiencia del cliente, que logre fidelizar al cliente para que el proceso de compraventa vuelva a ocurrir en un futuro, ya que las estrategias que incidan en prolongar ese ciclo de vida del cliente en estos tiempos tan competitivos, serán las ganadoras del sector.

¿Qué nos espera en un futuro?

Gracias a la investigación, la tecnología y conocimiento neurocientífico están en constante avance, intentando comprender conocer un poco más el cerebro humano, con la finalidad de replicar estos conocimientos en máquinas que se aproximen cada vez más generar acciones de índole más humanas, intentando de que sean lo suficientemente avanzados desde un punto de vista más emocional y cognitivo.

Desde ValuExperience queremos contribuir en la adaptación de nuevas tecnologías y que el proceso de venta sea mucho práctico y efectivo en estos casos, para ello ofrecemos el Programa de entrenamiento Digitaliza tu Estrategia Comercial, en donde encontraras un conjunto de herramientas y recomendaciones para que puedas crear y automatizar el proceso de seguimiento con tus clientes y mantener en ellos la atención e interés por tus productos y/o servicios.

La Compraventa Cognitiva es una de las estrategias que prolongarán el ciclo de vida del cliente y cambiarán la manera en la que consumimos, a la vez que la tecnología sigue evolucionando y proporcionando muchas más herramientas útiles para este y otros sectores. Este cambio es apenas el comienzo de una nueva era para el Retail.

×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?