junio 2016 - Valuexperience

Elije los proyectos E-learning que mejor se adapten a tus talentos

A través del siguiente artículo queremos compartir 7 preguntas que debes realizar antes de escoger un proyecto E-learning. Te damos pautas para que puedas escoger el mejor,  aquel que se adapte más a tus necesidades, habilidades e intereses, el complemento perfecto para tu talento.

Earl Nightingale, el orador motivacional, dijo que “El mayor error que puedes cometer es creer que estás trabajando para alguien…”. La fuerza motriz de una carrera debe venir de la persona. Para ser exitoso debes elegir aquellos proyectos de E-learning que realmente te apasionen. Tienes que ser capaz de tomar el control de tu carrera E-Learning.. ¿Cómo?

  1. ¿Tienes el know-how y la experiencia E-learning que el trabajo requiere?

Es posible que creas que el trabajo está ajustado perfectamente a ti, pero y tú ¿estás ajustado a tu trabajo? Por desgracia, hay algunos proyectos de aprendizaje en línea fuera de nuestro alcance.

Antes de aplicar para cualquier posición o proyecto online, debes examinar cuidadosamente las calificaciones y requisitos previos. ¿Tienes la educación necesaria y la experiencia de E-learning que se requiere para el puesto?

También puedes determinar si tienes suficiente tiempo para desarrollar las habilidades requeridas antes de que comience el proyecto E-learning. Por ejemplo, puede haber un curso o seminario que te pueda ayudar.

  1. ¿Te apasiona el tema?

Tienes que ser un apasionado de tu trabajo y del tema con el fin de satisfacer las necesidades de tu público. Entonces, ¿estás realmente apasionado con el E-Learning y con todo lo que implica? ¿Estás listo y dispuesto a hacer lo imposible para realizar una experiencia E-learning increíble  y cumplir con las expectativas de tu cliente?

  1. ¿Por qué estás considerando implicarte en un  proyecto de E-learning?

Esto puede parecer una pregunta obvia. Después de todo, implicarte en un proyecto de dichas características no se hace por azar. Sin embargo, es necesario tomar algún tiempo para cuestionar tu motivación y averiguar por qué este trabajo realmente te interesa. ¿Quieres ampliar tu cartera de E-learning? ¿Te va a ayudar a desarrollar un conjunto de habilidades específicas? ¿Vas a tener la oportunidad de trabajar con alguien que pueda compartir su experiencia y conocimiento de E-Learning? ¿Este proyecto E-Learning te permite ampliar tus horizontes y pone tus conocimientos a prueba?

Te aconsejamos crear una lista con todas las características que tu proyecto E-Learning ideal debería tener. Debes ser lo más específico posible. A continuación, compara el proyecto de aprendizaje electrónico actual a tu trabajo ideal.

  1. ¿Me voy a adaptar al ambiente de trabajo?

Este es uno de los aspectos más ignorados a la hora de aceptar una oferta. Si vas a estar trabajando con un equipo de E-learning en un espacio de trabajo físico, debes tener en cuenta que hay ciertas normas de convivencia que aceptar. Debes tener en cuenta que deberás organizar reuniones con el director de Recursos Humanos o el director del proyecto E-Learning para resolver preguntas y tratar cualquier preocupación. Además, si estás colaborando virtualmente deberás aprender lo máximo sobre la plataforma de gestión de proyectos que vas a utilizar y las pautas de comunicación.

  1. ¿El horario del proyecto E-Learning se adaptará a tu estilo de vida?

Algunas organizaciones pueden haber estructurado los horarios de trabajo para sus empleados, mientras que otras ofrecen horas de trabajo más flexibles.

Es crucial tener en cuenta esto antes de aceptar involucrarse en un proyecto y reflexionar sobre si encaja en tu vida y necesidades.  

Por ejemplo, si eres un profesional independiente que prefiere trabajar por su cuenta y no le gusta seguir una rutina estricta, entonces puede que prefieras un horario más flexible. Por otro lado, los profesionales que les gusta más una estructura y no son tan productivos por sí mismos pueden preferir un horario establecido.

  1. ¿Hay algunas ambigüedades en el proyecto E-learning?

No debes aceptar un proyecto de aprendizaje electrónico si no estás seguro de todos los requisitos. Debes aclarar cualquier ambigüedad de antemano para evitar lamentos más adelante. Si la organización es incapaz de responder a tus preguntas o aliviar tus dudas, entonces es probable que sea hora de buscar otro proyecto de E-learning. También puedes buscar comentarios de los empleados y clientes anteriores para aprender más sobre la compañía.

  1. ¿Aceptarías la oferta sólo per cuestiones económicas?

El dinero es también un factor importante a considerar, pero no debe ser el único. Si aceptas un proyecto de E-learning únicamente por razones monetarias puede que tu corazón no esté realmente en él. Lo más probable es, que haya otros proyectos de aprendizaje en línea que pueden despertar tu interés y permitan llevar a cabo tus pasiones a la vez que te hagan ganar dinero.

Hay una gran variedad de beneficios para elegir proyectos de aprendizaje electrónico que coincidan con tus habilidades, tales como la mejora de la satisfacción del cliente y la mejora de las experiencias de aprendizaje online.  

Responde a estas 7 preguntas para asegurarte de elegir el mejor proyecto de E-learning para tus talentos e intereses personales.

Talento

[mc4wp_form id=”8698″]

¿Está preparada tu empresa para el futuro digital?

Transformación Digital

Para poder incorporar en las empresas las nuevas tecnologías es necesario que éstas implementen nuevas formas de operar. Sin embargo, son muchos los empleados que ven como sus empresas no responden de manera creativa a los nuevos retos de la era digital.

Mit Sloan Management Review, en colaboración con Deloitte, ha realizado una encuesta a 4.800 ejecutivos para recoger insights de todo tipo de organizaciones a nivel multinacional. Además de la encuesta, también se realizaron entrevistas a ejecutivos de empresas  proveedoras de servicios tecnológicos..

La encuesta recogió la opinión de los ejecutivos respecto al nivel de digitalización de su empresa y la implementación de nuevos modelos de negocio. Un 45% de los encuestados valoraron el nivel de madurez digital de su empresa con unas puntuaciones medias (de 4 a 6 puntos en una escala de 10), un 29% valoró con un nivel alto de maduración digital (con puntuaciones de 7 a 10 puntos). El resto de encuestados (26%) situó a sus organizaciones en un nivel bajo de madurez digital con unas puntuaciones de 1 a 3 puntos.

La importancia de implementar una estrategia digital

El simple uso de las tecnologías digitales no es suficiente para aprovechar todo su potencial. Las empresas deben aprender qué información es relevante, cómo analizar e interpretar los datos obtenidos y cómo implementarlos en su estrategia digital. En general, el éxito de una estrategia digital no depende de la adquisición o implementación de una tecnología concreta, sino que su éxito se fundamentará en la capacidad de la organización para reconfigurar su modelo de negocio, integrando diferentes herramientas digitales a lo largo de todos los procesos implicados. Solo de esta manera es posible alcanzar una ventaja competitiva real, donde todos los empleados saquen provecho de las herramientas digitales en sus tareas.

La diversidad de objetivos en la estrategia digital

La mayoría de las organizaciones  suelen utilizar las tecnologías digitales para mejorar le eficiencia y la experiencia de sus clientes, sin embargo, las organizaciones con un alto nivel de madurez digital se diferencian por utilizar las nuevas tecnologías como el eje principal para transformar su modelo de negocio y hacerlo más competitivo.

Los principales elementos para lograr un alto nivel de madurez digital son la adquisición de habilidades y conocimientos tecnológicos por parte de los empleados y la voluntad de experimentar y probar nuevas formas de trabajo, de manera que la cultura corporativa se transforme y conseguir fomentar la creatividad y la adopción de riesgos. Para poder afrontar estos retos es necesario adoptar un visión global de las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías y no limitarse al conocimiento técnico, es necesario, por tanto, conocer y analizar el impacto que las nuevas tecnologías pueden provocar en el modelo actual de negocio y en los diferentes procesos que se esta llevando a cabo.

4 Preguntas clave para iniciar las transformación digital

1. ¿Tu empresa tiene una estrategia digital que englobe a toda la organización?
2. ¿La cultura corporativa de tu empresa permite que las nuevas iniciativas digitales puedan alcanzar el éxito?
3. ¿Tu organización tiene el talento y las habilidades necesarias para poder afrontar la  las transformación digital del modelo de negocio?
4. ¿Qué necesitan tus empleados para poder implementar con éxito la transformación digital?

Para poder dar respuesta a estas preguntas y desarrollar un plan estratégico efectivo, hay que tener en cuenta que los objetivos del mismo sufrirán cambios constantemente, debido a la rápida evolución de las tecnologías digitales y a la imposibilidad de poder predecir su futuro. Por tanto, el éxito del plan estratégico para la digitalización del modelo de negocio no dependerá de las tecnologías escogidas sino que se fundamentará en la habilidad que tenga la organización para implementarlas en un contexto de cambio constante, adoptando y rediseñando las estrategias, la cultura corporativa y el talento existente.

Entendiendo el Aprendizaje Colaborativo

Colaboración

Cuando hablamos de aprendizaje colaborativo, hacemos referencia al conjunto de actividades llevadas a cabo por pequeños grupos dentro de una Comunidad de Aprendizaje. De todas formas, debemos ir más allá y pensar que el aprendizaje colaborativo es mucho más que el simple trabajo en equipo por parte de los participantes de dicha Comunidad. La idea que lo sustenta es bien sencilla: los participantes forman “pequeños equipos” después de recibir instrucciones.

Lo realmente importante a tener en cuenta, es que los alumnos intercambian información y trabajan en una tarea hasta que todos sus miembros la han entendido y terminado y todo ello aprendiendo a través de la colaboración.

Debemos destacar, que se han realizado estudios que han demostrado la validez del aprendizaje colaborativo. Estos estudios muestran que los participantes de las Comunidades de Aprendizaje aprenden mucho más cuando utilizan el aprendizaje colaborativo, recuerdan durante más tiempo el contenido, desarrollan habilidades de razonamiento superior y pensamiento crítico y, sin duda, se sienten más confiados y aceptados por todos y por ellos mismos también.

El aprendizaje colaborativo transforma las sesiones de aprendizaje en un foro abierto al diálogo entre los participantes de la Comunidad y los dinamizadores de la misma. Estas prácticas de colaboración ayudan a los participantes más pasivos a participar con más facilidad y con más frecuencia.

En el desarrollo de las actividades basadas en el aprendizaje colaborativo, se lleva a cabo un diálogo importante entre los participantes que ayuda a que se expliquen entre ellos las experiencias vividas en dichas actividades, lo cual resulta muy positivo para garantizar esa confianza tan necesaria que favorece el desarrollo de la Comunidad.

En el desarrollo de las actividades que se plantean en una Comunidad de aprendizaje, los participantes pueden aprender de sus puntos de vista, dar y recibir ayuda de sus compañeros de la Comunidad y, sin duda, ayudarse mutuamente para investigar de manera más profunda sobre lo que están aprendiendo.

Los cinco (5) elementos que siempre están presentes en el aprendizaje colaborativo son:

1. Cooperación.

Los participantes de la Comunidad se apoyan con el objetivo de lograr ser expertos en el conocimiento del contenido, con el fin de desarrollar habilidades de trabajo en equipo. Los participantes comparten metas, recursos y logros y por ello solo alcanzarán el éxito si todo el equipo consigue cumplir los objetivos planteados.

2. Responsabilidad.

Cada participante debe ser responsable de la tarea que se le asigna y sobre todo de que la tarea que se le ha asignado a su grupo de trabajo sea completada de forma eficaz.

3. Comunicación.

Cada miembro de un equipo de trabajo intercambia información y material importante con el resto de sus compañeros, con el fin de poder ayudarse mutuamente y desempeñar la tarea de forma efectiva y eficaz. El objetivo es poder conseguir unos buenos resultados en el futuro.

4. Trabajo en equipo.

Los participantes aprenden a solucionar los problemas en equipo, a la vez que desarrollan las habilidades de liderazgo, comunicación, confianza, toma de decisiones y solución de conflictos.

5. Autoevaluación.

Es importante que al finalizar las actividades planteadas los participantes evalúen que acciones de las que se han llevado a cabo han sido útiles o no. Sin duda, deben identificar qué cambios habría que hacer en un futuro para mejorar.

En Valuexperience, damos mucha importancia a la colaboración y por ello diseñamos estrategias colaborativas destinadas a mejorar la experiencia de las personas y a potenciar la interacción entre ellas.

Programa de Liderazgo 4.0

Programa de Liderazgo 4.0

[mc4wp_form id=”8698″]

La nueva misión de las multinacionales

Innovación

Dado que las empresas locales ganan una parte creciente de los mercados en las economías emergentes, las multinacionales tienen que dejar de lado sus estrategias globales y abarcar una nueva misión: integrarse localmente y adaptarse a nivel mundial.

Algo extraño parece estar ocurriendo: cada vez más, las poderosas empresas locales están ganando competitivamente a grandes multinacionales, especialmente en los mercados emergentes.

El CEO de Unilever, Paul Polman, ha señalado recientemente que su competencia más dura viene del rápido crecimiento de las empresas locales. “La mayoría de nuestros competidores en los mercados emergentes son los actores regionales”. Este sentimiento parece generalizado: Según una encuesta, el 73% de los ejecutivos de las grandes compañías multinacionales consideran que “las empresas locales son competidores más eficaces que otras multinacionales” en los mercados emergentes. 

En los mercados dinámicos, la adaptación local es, en resumen, una estrategia de puesta al día. Para ganar en el entorno global de hoy en día, las empresas tendrán que crear nuevas ventajas en los mercados de destino mediante la integración de sus negocios con las redes comerciales locales y de la sociedad misma, ayudando a los mercados locales.

La decadencia de la ventaja multinacional

Durante muchas décadas, las multinacionales fueron capaces de obtener una buena rentabilidad, actuando como conductos globales eficientes para los activos que eran difíciles de transferir, incluyendo los intangibles tales como diseños de productos, tecnologías, sistemas de gestión y cultura de las compañías. Las transferencias dentro de la multinacional fueron sustancialmente más eficientes que la obtención de dichos activos a través de operaciones de mercado abierto. Al competir con los actores locales, las multinacionales tenían una ventaja competitiva.

Sin embargo, una serie de fuerzas han ido erosionando esa ventaja. 

En primer lugar, para reducir los costes, las multinacionales se han centrado cada vez más en actividades con los más altos rendimientos. El resultado es que las cadenas de valor se han abierto, permitiendo a los comercios locales a que se puedan combinar para crear productos muy similares y, a veces superiores a los de las multinacionales.

Un segundo desarrollo es la creciente globalización de los mercados de talento y servicios de oficina. Como la cantera de talento global se convierte en empresas locales más fluidas y exitosas en los mercados emergentes emplean a decenas, a veces cientos, de expertos extranjeros para llenar las lagunas en sus conocimientos y capacidades. 

En tercer lugar, las empresas exitosas locales tienen cada vez más oportunidades de utilizar las fusiones y adquisiciones para capturar activos, capacidades y conocimientos técnicos que de lo contrario se necesitan muchos años para acumular. 

En resumen, las multinacionales ya no son las únicas entidades que pueden actuar como conductos eficientes para la transferencia de los activos y el conocimiento en todo el mundo. Las empresas con sede en los mercados emergentes pueden acceder y adquirir marcas, módulos de productos, tecnologías y talentos de los mercados globales cada vez más eficientes y utilizar estos activos para impulsar la innovación y reforzar su competitividad en sus mercados nacionales.

Ventajas “Home Team”

Aunque la globalización no permite que las empresas locales tengan acceso a todas las tecnologías y el valor de marca que las multinacionales sí pueden disfrutar, las empresas de éxito en los mercados emergentes a menudo pueden compensar cualquier déficit con lo que llamamos ventajas “Home Team”. Se identifican cinco estrategias que pueden ayudar a construir estas ventajas:

  1. Que intervenga en profundidad con clientes y usuarios finales
  2. La asociación con proveedores locales
  3. Fomentar el desarrollo del talento local
  4. La configuración del entorno normativo e institucional
  5. Que participen en el desarrollo más amplio de valor social

Las empresas locales no utilizan estos mecanismos por altruismo, sino porque crean más valor. El proceso es tan natural que las empresas locales no suelen ser conscientes de que es distintivo o de su papel en su éxito.

Frente a las diferentes exigencias de los mercados locales, las multinacionales se han convertido en expertos en la adaptación de sus productos y servicios a las condiciones locales. Un ejemplo es McDonald, que se ha adaptado a los mercados locales; por ejemplo, hay un pollo Maharaja Mac en la India y una variante kosher en Israel que se sirve sin el queso. 

Las multinacionales saben cómo investigar las necesidades del cliente en un mercado local y adaptar sus productos para mejorar su ajuste. Pueden adaptar sus modelos de negocio con el aporte de los clientes y distribuidores locales. En cambio, las empresas integradas a nivel local forjan relaciones profundas con los clientes y van mucho más allá de la retroalimentación del mercado. 

Mediante la conexión con la vida de los clientes y trabajando estrechamente con los influyentes locales y los usuarios, las empresas pueden crear nuevos mercados o incrustar sus productos y marcas en las redes locales. El profundo compromiso a largo plazo que implica la integración local también anima e involucra a los distribuidores, desde la comercialización a la logística especializada que ayuda a aumentar las ventas.

Interacción con el proveedor

La adaptación de la oferta, por lo general, consiste en encontrar proveedores locales adecuados y ajustar los procesos de producción para utilizar de manera eficiente los insumos locales. Sin embargo, la integración local a menudo significa el establecimiento de asociaciones a largo plazo. Los proveedores locales permiten invertir en una nueva capacidad y mejorar la calidad y la productividad para construir una cadena de suministro más fuerte. Cuando los proveedores se ven como un miembro de su “club”, están más inclinados a ayudar a identificar nuevos proveedores e invertir en una innovación conjunta.

Una nueva misión multinacional

Tener una estrategia para convertirse en un jugador integral y ayudar a la sociedad local a alcanzar sus objetivos y aspiraciones es esencial.

No obstante, algunas multinacionales pueden tener éxito sin la integración local al convertir su extrañeza en una virtud. Por ejemplo, Coca-Cola, Levi Strauss y Disney pueden seguir vendiendo su estilo de vida americano, Prada puede continuar vistiendo a sus clientes extranjeros en la moda italiana, y Porsche y BMW puede beneficiarse de la promoción de la ingeniería alemana. Es precisamente la no integración local lo que hace que este tipo de marcas sean especialmente atractivas.

Sin embargo, muchas otras empresas que han confiado en las ventajas tradicionales de las multinacionales continuarán viendo como sus ventajas se erosionan y como la globalización permite a las empresas locales acceder a los conocimientos y capacidades de los clientes. 

Para restaurar su ventaja, los ejecutivos de alto nivel que trabajan para las multinacionales tienen que hacer una elección: o bien aprovechar su extrañeza o integrarse localmente para crear nuevas ventajas. 

Las multinacionales que opten por esta segunda vía tendrán que mirar más allá de las estrategias globales que han dominado su pensamiento durante los últimos 30 años y abrazar una nueva misión: integrarse y adaptarse localmente a nivel mundial.

La Gestión del Conocimiento

RRHH, Recursos Humanos

¿Qué es la gestión del conocimiento?

Como punto de partida debemos tomar el concepto de “gestión”. La gestión, en este caso, se define como toda acción que agrega valor a una cadena productiva que se enmarca dentro de las acciones de producir, transmitir y adquirir conocimiento nuevo.

Si hablamos de conocimiento, es importante nombrar la teoría que adoptamos sobre la tesis de Aristóteles, que comenta que el conocimiento no es único sino que puede ser entendido desde sus cinco (5) aspectos:

1. Conocimiento científico: la explicación teórica de las cosas para darse cuenta de la realidad más inmediata.

2. Conocimiento práctico: ligado a la experiencia de cada persona y al acto de repetir los actos diarios para convertirlos en hábitos.

3. Conocimiento técnico: inquietud por vivir y adaptarse al medio ambiente y emplear herramientas para mejorar.

4. Conocimiento artístico: donde se encuentra la imitación de la realidad y el cultivo de la sensibilidad.

5. Conocimiento intuitivo: donde el ser humano tiene presunciones sobre algo próximo o futuro y actúa conforme a limitar la incertidumbre.

Es posible afirmar, que el conocimiento está caracterizado por estos cinco aspectos y por eso, dependiendo del caso, uno de los cinco puede prevalecer sobre los demás. Debido a esto, se dice que el conocimiento engloba creencias, valores, juicios, habilidades, teorías, normas, relaciones, experiencias previas y creatividad.

El conocimiento siempre ha sido la base para que las sociedades puedan desarrollarse. El progreso de las culturas ha sido por el esfuerzo y las ganas de aportar de las personas que la conforman.

Es con la sociedad de la información cuando se puede hablar con propiedad de gestión del conocimiento. La base económica e importante de la sociedad de la información es el cambio profundo que propician las tecnologías.

Las prácticas sociales en el contexto de la sociedad de la información, se centran básicamente en un componente comunicativo y relacionado con la idea de llegar a producir algo nuevo.

En este sentido, vemos que las tecnologías tienen un fuerte impacto en la sociedad de la información ya que ayudan a mejorar la comunicación. También, cabe destacar que las tecnologías mediante la informática ayudan a almacenar y administrar cantidad de datos relevantes.

“La información convertida en conocimiento y potenciada por la actividad humana, es decir, innovación, generaría una gran riqueza”.  

La gestión del conocimiento en la cultura digital se enmarca en un ecosistema que va cambiando continuamente y donde las propias tecnologías también van sufriendo modificaciones.

“La información es el factor fundamental para el desarrollo empresarial y también social. “

Los medios digitales para la gestión del conocimiento más utilizados por las personas hoy en día en Internet son: chats, email, blogs, wikis, emisoras, periódicos, canales de televisión, portales de intercambio de videos, de mapas geográficos, de todo tipo de información sobre diferentes temáticas, publicidad, redes sociales, etc.

Internet permite organizar, almacenar y gestionar la información. En este sentido, Internet funcionaría como una gran memoria de la sociedad de la información o de la sociedad global.

En Valuexperience, incrementamos el conocimiento y la performance de los empleados y apostamos por modelos de gestión, creación y distribución de contenidos digitales que sean eficientes y aporten valor a nuestros clientes.