Las nuevas tendencias.

El año 2020 ha generado un cambio laboral para los RRHH y a nivel mundial. Muchas de las prácticas y herramientas tradicionales no cubren todas las nuevas necesidades de las empresas, además de que los equipos de trabajo no constan del planteamiento necesario para hacer frente al rápido flujo de cambios que trae consigo la pandemia. Debido a esto, se ha dado como resultado una evolución de las organizaciones y una implementación de nuevas técnicas y prácticas laborales.
El mayor impacto que la nueva realidad ha tenido en las organizaciones es con relación al departamento de RRHH , que, teniendo en cuenta estas nuevas necesidades y condiciones, debe hacer un planteamiento para que la empresa y los trabajadores saquen su mejor provecho, teniendo como prioridad, la salud y bienestar de las personas, procurando no solo recuperar las experiencias, motivación y recursos perdidos durante la pandemia, sino conseguir la autosuperación y sacar el negocio adelante hacía el éxito.
Para ello, te presentamos, a continuación, 10 tendencias que se han introducido a lo largo de este año en las organizaciones dejando huella y que han venido para quedarse.

El trabajo desde tu hogar.

A raíz de la nueva realidad, uno de los cambios más significativos en los RRHH es la abrupta incorporación del teletrabajo. Pese a que el teletrabajo ya existía y muchas empresas en ocasiones, ya habían optado por él, muchas de las organizaciones que se vieron forzadas a iniciarse en el mismo, no lo tuvieron fácil. Surgieron numerosas dificultades pues estas organizaciones no estaban preparadas para trabajar de manera remota sin previo aviso.

Asimismo, muchos países, como es el caso de los Países Bajos, estaban más preparados para afrontar esta nueva necesidad pues ya ofrecían a los trabajadores un día a la semana para trabajar desde su hogar. Por otro lado, en algunos países como Francia, gran parte de las organizaciones no habían llegado a poner en práctica el teletrabajo hasta que se vieron obligados a ello a causa de la pandemia.

En definitiva, dado el caso de que la realidad volviese a asemejarse a como lo era un año atrás, la práctica del teletrabajo seguiría funcionando, ya que esta se ha convertido en una parte esencial de nuestra forma de trabajar, pudiendo afirmar que el teletrabajo está aquí para quedarse.

La experiencia del empleado.

La situación actual pone obstáculos en las experiencias del empleado, impidiendo importantes momentos como la sensación del primer día, de la incorporación al trabajo y presentación del equipo e instalaciones. Este tipo de experiencias no son posible de manera online. El teletrabajo pone barreras a la las interacciones reales con los compañeros de trabajo pues hay experiencias que no son posibles desde detrás de la pantalla.

La tarea de RRHH es medir e intervenir en una mejora en la experiencia del empleado virtual. Ofrecer bienestar, privacidad y colaboración tiene un importante impacto en la satisfacción de los trabajadores y como consecuencia, en su rendimiento laboral. En multitud de empresas alrededor del mundo, es posible socializar y trabajar en equipo desde detrás de una pantalla debido a que la pandemia ha traído consigo una mejora en las aplicaciones y plataformas para el contacto con las personas.

Poder establecer contactos en línea permite a los trabajadores una percepción de compañerismo, de formar parte de un equipo mayor, pese a estar rindiendo de manera individual y en línea.

La importancia del bienestar – Más humanos

No todas las consecuencias de la pandemia han sido negativas en el ámbito laboral. Un aspecto positivo a destacar es que la gran mayoría de las organizaciones han puesto en gran consideración el bienestar y la salud del empleado, teniéndolas como su prioridad número uno.

En RR. HH. hemos visto que ,a causa del trabajo, a lo largo de los años han aparecido estados de estrés y agotamiento entre trabajadores, e incluso enfermedades mentales. Sabemos que la pandemia no ha mejorado esta situación, esta ha tenido un impacto significativo en nuestro estado físico y mental que ha conllevado un desempeño laboral negativo. De aquí surge la importancia del liderazgo del sector de RRHH , el cual, ha proporcionado un análisis de las personas de la organización, priorizando e invirtiendo en el bienestar y la salud mental del trabajador.

La personalización en el trabajo.

La aparición del teletrabajo ha hecho surgir en los empleados la necesidad de modelar un ambiente de trabajo óptimo. Cada empleado organiza su espacio de trabajo a su gusto para incrementar su rendimiento y comodidad.

Igualmente, algunos necesitan dedicar unos minutos a socializar con compañeros aunque sea de manera virtual. Muchos trabajadores dedican su descanso para hacer un café con sus compañeros del mismo modo que lo harían en la oficina pero a través de la pantalla.

A raíz de ello surge el remodelamiento de puestos de trabajo, cuyo principal objetivo es el de mejorar el puesto de trabajo para beneficiar no solo al empleado sino también a la organización. Es esencial dar acceso a una percepción más ajustada de las tareas y propósitos de su puesto además de tener en cuenta el impacto en las relaciones y beneficios del trabajador. Es de vital importancia ofrecer a los trabajadores una mejora en su satisfacción laboral y en su productividad pues esto conlleva una mejoría y el éxito tanto en el trabajador como en la empresa.

Responder a las nuevas necesidades.

El aumento de trabajadores en línea, da como consecuencia el impulso de RRHH para repensar una gran cantidad de sus prácticas. Debido a que actividades como la contratación y la incorporación, así como la gestión del desempeño e incluso las decisiones de despido, se han basado en el factor presencial. RRHH necesita reinventar las prácticas actuales para ajustarse de forma eficaz a un mundo digital. En definitiva, cambiarlas para siempre.

De igual manera, la gestión de personas también está cambiando. Es más difícil controlar a los empleados cuando trabajan desde casa. Por esta razón es esencial la confianza en la tecnología para conocer la productividad de los empleados. El diseño y la estructura que caracterizaban las organizaciones tradicionalmente, se ha visto con la necesidad de un cambio pues, las interacciones espontáneas y la colaboración entre compañeros, y la creatividad e innovación que generan, se pierden al suprimir la presencialidad. A consecuencia de ello, es necesario hallar sustitutos para este tipo de valiosa comunicación y conseguir así videollamadas y reuniones orientadas a la tarea.

Muchas empresas ya hacen uso de herramientas en línea para fomentar la unión a pesar de la indisponibilidad presencial. Se espera que en el próximo año que las empresas hagan uso de experiencias virtuales para mejorar las relaciones en los equipos de trabajo, trascendiendo lo que antes solo era posible de manera presencial.

Mejorar la eficacia en el departamento de RRHH

Las principales acciones para generar una transformación en el departamento de RRHH son la digitalización y la automatización.

Se debe dejar atrás el uso de papeles y optar por la digitalización de documentos pues mantener los registros de los empleados en papel conlleva una pérdida muy elevada de tiempo además de generar frustración y cansancio. Igual de importante es la automatización de las tareas repetitivas, que también son causa de elevada dedicación temporal y mental.

El uso de estas dos prácticas comporta una mejora en la eficiencia del departamento además de mejorar la experiencia del empleado, dando como resultado un beneficio global para la empresa.

Herramientas para el seguimiento y control de los empleados. RRHH

Herramientas para el seguimiento y control de los empleados.

Trabajar desde casa genera una duda incesante en los gerentes sobre el desempeño de sus trabajadores. La confianza es buena, pero el control es mejor. Muchos empleadores deciden apoyarse en técnicas para el control del rendimiento de los empleados, pudiendo afirmar que el software para rastrear la productividad de los trabajadores está en aumento. Por esta razón, te enumeramos varios ejemplos que te permitirán seguir el trabajo de tus empleados de manera más acérrima.

Estarían Controlio (el nombre es sugerente), Hubstaff: “Todo lo que su equipo necesita para trabajar de forma más inteligente”, Interguard: “Monitoreo de empleados hecho simple”, StaffCop (otro nombre que precede), Teramind: “Prevención de amenazas internas”, Veriato Cerebral: “Deja de reaccionar a las amenazas y empieza a cazarlas” y Examinador de trabajo: “Rastrea fácilmente quién hace el trabajo y quién twittea”.

De manera suavizada, podemos referirnos a la tendencia como “Escucha Continua”, pero no debemos pasar por alto el término de “Rastreo Continuo”.

La ética en el seguimiento y control de empleados. RRHH

El éxito en el análisis de personas

Un impacto positivo en la empresa es siempre algo beneficioso y buscado, de este modo para conseguirlo, debes llevar a cabo un análisis de tus trabajadores, el cual, durante la pandemia, ha sido esencial para promover la salud y el bienestar de la plantilla.

El análisis de personas es una técnica que está en aumento y los equipos líderes están apostando por ella pues les permite centrarse en la demanda del negocio y en sus transacciones. De este modo, podemos afirmar con seguridad que esta práctica se está ganando su puesto, convirtiéndose en un bien indispensable para cualquier organización.

La ética en el seguimiento y control de empleados. RRHH

La ética en el seguimiento y control de empleados.

El análisis de personas requiere un estilo de liderazgo más directivo y la aparición de herramientas para el control y seguimiento del rendimiento del empleado permiten una mayor confianza en el trabajo en línea.

Sin embargo, no debemos pasar por alto que estas técnicas pueden destruir la confianza de los empleados si descubrieran su existencia. Para dar solución a este problema, surge la necesidad de una Carta de Ética en la que se recoge la importancia del control de los datos de los empleados y hace hincapié en el deber de proporcionar un intercambio justo de valores.

Se ha observado cómo estas cartas éticas aumentan el valor del negocio y proporciona una mayor fuerza de trabajo, previendo que lograrán un éxito con creces en las organizaciones a partir del año 2021 y en adelante. Estudios afirman que la gran mayoría de los trabajadores no tienen ningún inconveniente en la recopilación de sus datos personales siempre que se beneficien personalmente.

Las prioridades del líder de RRHH en 2021.

Las prioridades del líder de RRHH en 2021.

El desarrollo de habilidades y competencias encabeza la lista de prioridades para los líderes de RRHH en 2021. El diseño organizacional y la gestión del cambio también figuran entre los objetivos clave, al igual que la creación de un banco de líderes actuales y futuros. Ninguno de estos objetivos es nuevo para ellos, pero todos se han vuelto más urgentes debido a los efectos negativos de la pandemia.

Una de las prioridades es la de desarrollar habilidades y competencias críticas, ya que es vital para impulsar a las organizaciones, desde hacer crecer el negocio y transformar la empresa, hasta mejorar la excelencia operativa.

Las formas tradicionales de trabajo no son funcionales en las condiciones cambiantes con las que vivimos hoy donde, los empleados, necesitan más habilidades para cada trabajo.
Muchas de esas habilidades son nuevas, y dan como resultado, una falta de visibilidad y comprensión de las brechas de habilidades actuales y una incapacidad para integrar el aprendizaje de manera efectiva en los flujos de trabajo.

Los líderes de RRHH deben adoptar un enfoque dinámico en el que todas las partes trabajen juntas de manera ágil y adaptable. También, al contratar, deben buscar aprovechar el mercado total de habilidades, no solo los grupos de talentos conocidos y asegurarse de que el EVP evolucione para cumplir con los deseos y necesidades cambiantes de los candidatos.

La segunda prioridad es el diseño organizacional y la gestión del cambio, siendo el factor clave para impulsar muchos objetivos comerciales empresariales, incluida la optimización de costes.

Muchas organizaciones al tratar de responder rápidamente a los efectos de la pandemia, se han dado cuenta que sus estructuras son rígidas y que sus flujos de trabajo, diseño de roles y redes no satisfacen ni se adaptan a las necesidades actuales. En definitiva, se dan cuenta de que tienen un diseño obsoleto.

Un rediseño del trabajo enfocado al futuro es lo que se necesita para garantizar que los empleados puedan responder y anticipar los cambios en las necesidades actuales. Repensar las estrategias de diseño del trabajo es clave para ayudar mejorar la capacidad de respuesta a escala en toda la fuerza laboral y desarrollar la resiliencia organizacional.

La tercera y última prioridad es el liderazgo actual y futuro. Un liderazgo fuerte es especialmente importante en tiempos de grandes cambios, pero recientemente se ha visto que menos de la mitad de los empleados confían en sus los líderes y gerentes para lidiar bien con las crisis.

Una de las preocupaciones mas relevantes de los líderes de RRHH , es la diversidad,puesto que la falta de ella, contribuye a la desconfianza en el liderazgo, en un año en que las demandas de equidad e inclusión se han vuelto más visibles y ardientes.

De este modo, el imperativo para los líderes de diversidad, equidad e inclusión, ahora es evaluar todos los sistemas y procesos que disuaden sistemáticamente la igualdad de oportunidades, así como tomar medidas proactivas para construir diversidad en el banco de liderazgo.

Si quieres saber más, consulta nuestro curso.

Share This
×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?