La era del consumidor-innovador - Valuexperience
Innovación
Illustration of people avatar business plan concept

Investigaciones recientes muestran que el consumidor genera grandes cantidades de innovación de productos. Estos hallazgos son una llamada de atención tanto para las empresas como para el consumidor, y tienen implicaciones significativas para nuestra comprensión del desarrollo de nuevos productos.

Se ha supuesto durante mucho tiempo que las empresas desarrollan nuevos productos para los consumidores, mientras que los consumidores son receptores pasivos, simplemente comprando y consumiendo lo que los productores crean. Sin embargo, se ha demostrado que este paradigma de innovación tradicional es fundamentalmente defectuoso: el consumidor mismo es una fuente importante de innovaciones de productos.

Recientemente, este patrón de consumidor como innovador ha llevado a la formulación de un nuevo paradigma de innovación, en el que el consumidor juega un papel central y muy activo. En lugar de ver al consumidor simplemente como “el mercado”, como lo ha enseñado el modelo tradicional de innovación, este nuevo paradigma se centra en los consumidores y otros usuarios de productos y explica por qué los consumidores son innovadores muy importantes que a menudo desarrollan productos por su cuenta.

Encuestas Nacionales de Innovación del Consumidor

Las encuestas nacionales de innovación del consumidor son esenciales para mapear el verdadero alcance y alcance del nuevo paradigma de innovación entre los consumidores.

Millones de ciudadanos innovan para crear y modificar productos de consumo para satisfacer mejor sus necesidades. Pero el porcentaje de la población que desarrolla productos para su propio uso difiere entre países. Con una mejor comprensión, los países pueden apoyar y mejorar las actividades de innovación del consumidor entre sus ciudadanos.

Estudios realizados al respecto muestran que los consumidores innovadores tienen muchas más probabilidades que el ciudadano promedio de tener una educación superior (con licenciatura, maestría o doctorado), una educación técnica (en ciencias o ingeniería o un profesional técnico) y ser hombre. Cuando un solo ciudadano tiene estas tres características, la probabilidad de que innovará en productos de consumo es 260% más alta que la probabilidad de que el ciudadano promedio lo haga. La importancia relativa de las tres características demográficas variará en función de los países.

Un cambio de paradigma en la comprensión de la innovación

¿Qué más sabemos sobre la innovación del consumidor más allá del hecho de que está sucediendo mucho? Primero, pocos consumidores intentan proteger sus innovaciones de los imitadores; sus innovaciones son gratis para ser utilizadas. En segundo lugar, la mayoría de las innovaciones de consumo no son adoptadas por otros consumidores y / o por productores de productos de consumo. Tercero, un número significativo es adoptado por otros. Tomados en conjunto, estos hallazgos significan que las empresas que fabrican productos de consumo tienen una inesperada “interfaz” de diseños de innovación gratuita para servir como materia prima importante para los procesos de innovación comercial en una amplia variedad de campos.

Este nuevo paradigma de innovación en el que los consumidores y otros usuarios de productos juegan un papel central consta de tres fases:

Fase 1. Inicialmente, los mercados de productos y servicios con funcionalidad novedosa son pequeños e inciertos. Sin embargo, a los productores no les gustan los mercados pequeños e inciertos. Pero, los productores saben que necesitan distribuir sus costos de I + D y otros costos de innovación a muchos compradores para obtener ganancias. Como consecuencia, los consumidores a menudo deben ser pioneros en productos realmente nuevos para ellos, porque los productores aún no pueden ver evidencia de un mercado rentable.

Fase 2. La mayoría de las innovaciones desarrolladas por los consumidores son de interés únicamente para el consumidor de origen. Pero algunas innovaciones del consumidor tienen un mayor potencial. Dado que muchos de los diseños a menudo están disponibles gratuitamente, otros consumidores pueden probar sus propios niveles de interés haciendo copias libremente, probándolas y quizás también mejorando los diseños. El grado en que se produce esta difusión viral a otros consumidores, ofrece una señal progresivamente más fuerte a los productores sobre cuáles de los nuevos diseños y funciones ofrecerán la base para un nuevo producto comercial rentable o línea de producto. En otras palabras, los consumidores no solo están desarrollando nuevos productos, sino que también están proporcionando datos de investigación de mercado a cualquier productor lo suficientemente alerta como para recopilarlos y evaluarlos.

Fase 3. Las compañías productoras comienzan a decidir que la información sobre el diseño y la función del nuevo producto, y cuántos podrían querer comprarlo, ha alcanzado niveles aceptables para sus perfiles de riesgo. Los pequeños productores generalmente ingresan primero, porque están satisfechos con los mercados más pequeños. Algunas de estas son nuevas empresas de nueva creación fundadas por los propios consumidores innovadores. Luego, las empresas más grandes ingresan, a menudo por adquisición, si el mercado crece aún más. Los productores, incluso si no desarrollan las ideas iniciales y los prototipos para innovaciones funcionalmente novedosas, también contribuyen. Pueden mejorar los diseños desarrollados por el usuario para hacerlos más confiables y fáciles de usar, y a menudo harán rediseños para adaptarse mejor a los productos para la producción en masa de bajo costo.

La secuencia anterior se aplica a productos “funcionalmente novedosos”, donde aún no existen equivalentes cercanos en el mercado. Para tales productos, la demanda potencial del mercado para las funciones que se realizan aún no se ha establecido.

Un segundo tipo de innovación de productos es la mejora de la “dimensión del mérito” para productos con funciones y mercados establecidos. Este tipo de innovación mejora una función de producto existente por la cual el mercado es conocido. Como resultado, tanto los productores como los usuarios pueden tener un incentivo para desarrollar la dimensión de las innovaciones de mejora de mérito.

Aprende a entender a tus consumidores y aprovechar toda la información que pueden aportarte en el Curso de Orientación al Cliente en la Era Digital.

Share This