¿Cómo los líderes pueden ayudar a los trabajadores a enfrentar la distracción digital? - Valuexperience
Liderazgo

Para volver a centrarse en un mundo digital que siempre nos distrae, los líderes no solo deben brindar a los empleados herramientas y capacitación, sino también modelar los comportamientos correctos.

La trampa de distracción digital ocurre en empresas de todas las industrias y afecta a trabajadores de todos los grupos de edad. Está afectando el bienestar de los trabajadores. Un estudio de 2012 estimó que las distracciones digitales cuestan a las empresas más de 10,000€ por trabajador al año. Según un informe más reciente de Udemy, casi dos tercios de los trabajadores (62%) gastan aproximadamente una hora de cada día de trabajo mirando sus teléfonos.

La mayoría de los empleadores están rezagados cuando se trata de ayudar a los empleados a “manejar el aluvión constante de ruido, interrupciones y notificaciones para mantener el rendimiento”. El setenta por ciento de los trabajadores dice que la capacitación ayudaría a las personas a bloquear la distracción. Pero el 66% no ha hablado con sus managers sobre la necesidad de esta capacitación, “quizás porque se sienten inseguros sobre revelar áreas de debilidad percibida”.

Cuando quienes desempeñamos funciones de gestión compartimos las mejores prácticas con nuestros equipos, los resultados pueden ser transformadores y tener efectos exponenciales en toda la organización, lo que ayuda a inculcar un entorno de trabajo más saludable y centrado.

Comenzar con reglas estrictas como “no mirar los teléfonos durante la próxima hora” no servirá de mucho para mejorar a largo plazo y puede generar resentimiento en lugar de compromiso con los equipos. Hemos sido entrenados como el perro de Pavlov para responder a nuestras notificaciones e incluso anticiparlas. A menudo, ni siquiera nos damos cuenta de que lo estamos haciendo. La clave es que desaprendamos esta respuesta, para que podamos comenzar a dejar ir esos impulsos en la distracción.

Una forma de ayudar a desaprender estas prácticas reactivas y hacer un mejor uso de los períodos de tiempo ininterrumpidos es utilizar la Técnica Pomodoro. El objetivo es concentrarse en una sola tarea durante 25 minutos, seguida de un descanso de unos cinco minutos. Como sabe que se avecina un descanso, es más fácil resistir el impulso de verificar cada notificación que aparece o se distrae por tareas no relacionadas con el trabajo.

Desafía a tus empleados a hacer lo mismo. Ofréceles un espacio para almacenar sus dispositivos fuera de su alcance. Anima a que usen aplicaciones que les muestren con qué frecuencia utilizan sus teléfonos durante el día.

Después de todo, puedes apagar tu propio teléfono, pero no evitará la distracción al escuchar los pitidos y zumbidos de los dispositivos de todos los demás desde el otro lado de la habitación. Y escuchar esas notificaciones puede aumentar la tentación de abandonar el trabajo en cuestión y verificar el tuyo.

Los líderes deben proporcionar a las personas no solo cubículos, sino también oficinas (ya sea oficinas individuales si es posible, o habitaciones tranquilas compartidas). La capacidad de cerrar una puerta hace una gran diferencia. Y proporcionar a los empleados auriculares con cancelación de ruido también es una gran solución, no solo porque pueden bloquear los sonidos, sino también porque envían un recordatorio físico a los demás para que no interrumpan a sus colegas cuando están haciendo un trabajo, es decir, reduciremos la distracción.

Se recomienda a los líderes que configuren un protocolo exclusivamente para mensajes urgentes, y lo usen con moderación. Esta podría ser una herramienta que emite un sonido especial cuando algo se marca como urgente. Una configuración fácil de usar en computadoras, teléfonos y tabletas puede bloquear todas las demás notificaciones/distracciones, permitiendo solo mensajes urgentes.

Y cuando la gente esté de vacaciones, no esperes que vean un correo electrónico. Si es absolutamente necesario contactarlos en caso de emergencia, envíales un mensaje de texto o llámalos.

Modelar los mejores comportamientos. En última instancia, una de las cosas más poderosas que podemos hacer como líderes para arreglar las condiciones de distracción en el trabajo y restaurar la productividad es involucrarnos en los comportamientos correctos.

Durante las reuniones de personal, aquellos de nosotros en posiciones de liderazgo debemos hacer una práctica estándar para evitar la distracción y mirar nuestros correos electrónicos, mensajes o cualquier otra cosa en nuestros teléfonos. Cuando chateamos con los empleados, no debemos asumir que ya han visto correos electrónicos no urgentes que les enviamos en la hora anterior. Y cuando estamos sentados (o parados) en nuestros escritorios, los empleados deben vernos enfocados, sin interrupciones, por períodos de tiempo sustanciales.

No es fácil lograr todo esto ya que significa ir contra la corriente de cómo han evolucionado nuestras oficinas en los últimos años. Pero cuando damos estos pasos, nuestra vida laboral mejora y nuestros negocios tienen más éxito.

Si quieres aprender más sobre liderazgo en la Era Digital, únete al Curso ‘Introducción al Liderazgo 4.0‘.

Share This