¡Aprende a gestionar tu energía y no tu tiempo! - Valuexperience
Desarrollo personal
Businessman holding an hour glass, signifies the importance of being on time

¿Alguna vez has tenido el pensamiento “no tengo tiempo” o la sensación de que lo único que quieres hacer desde que te levantas es volver a la cama a descansar?

Estos puntos, entre muchos otros, son esenciales para entender y abordar el tema que trataremos: la energía personal.

Hemos construido un camino, para que, a lo largo de estas próximas semanas, aproveches de manera sistemática los conocimientos suficientes acerca de tu energía personal. Para ello, hemos dividido el contenido en ocho entregas, donde esta es la primera de ellas. Aprenderás sobre tu energía física, energía emocional y energía espiritual, además tendrás actividades al final de cada entrega para poner en práctica lo aprendido. ¡No te pierdas ninguna!

  • Post 1: Se consciente del valor de la energía en nuestras vidas
  • Post 2: Analizar y comprender los hábitos
  • Post3: Entender y saber afrontar nuestras necesidades emocionales
  • Post 4: Utilízalo o deshazte de ello
  • Post 5: El valor de descansar y del sueño
  • Post 6: Creación de impulsos
  • Post 7: ¿Quién eres y qué quieres realmente?
  • Post 8: Sé consciente de tu entorno y adáptate

La energía personal nos permite ilusionarnos, comprometernos con lo que hacemos o simplemente, sentirnos bien.  Sin duda la energía personal es nuestro recurso más valioso.  Generalmente cuando agotamos nuestra energía culpamos al estrés, aunque no siempre es por el estrés, en algunas ocasiones el problema es que no hemos dedicado esfuerzo o tiempo a recuperarla.  Hagamos un símil con el dinero si siempre sacamos y no ingresamos tendremos un saldo poco favorable, pues con la energía ocurre lo mismo. Por ello, una actitud disciplinada para encontrar modos de recuperarla es uno de los mejores favores que podemos hacernos si queremos sentirnos bien.

La forma en que trabajamos no está funcionando, ni en nuestras vidas personales ni en las organizaciones. La mayoría de las culturas corporativas se caracteriza por trabajar con urgencia, y ésta socava la deliberación reflexiva, la creatividad, el compromiso y el rendimiento elevado sostenible. Corremos más rápido, estiramos más los brazos y seguimos trabajando hasta más y más tarde.

Toda esta actividad furiosa exige una serie de costes silenciosos: menos capacidad de atención focalizada, menos tiempo para una tarea determinada, y menos oportunidad de pensar reflexivamente y a largo plazo. Cuando finalmente llegamos a casa por la noche, tenemos menos energía para nuestras familias, menos tiempo para relajarnos y menos horas para dormir. Volvemos al trabajo cada mañana sintiéndonos menos descansados, menos comprometidos, y menos capaces de concentrarnos. Es un círculo vicioso que tenemos que cortar. 

¿Y cómo puedo hacerlo?

A lo largo de esta aventura trabajaremos básicamente nuestra energía personal: como analizarla, reestablecerla, ser eficiente con ella… Una vez finalizada, podrás apuntarte al curso: Gestiona tu energía y no tu tiempo, en el cual encontrarás 20 capítulos disponibles, con más lecturas, más videos, más actividades… y con feedbacks personalizados.

¿Quieres empezar? ¡Adelante!

Te dejamos la primera de muchas actividades que podrás realizar después de cada entrega:    

Reflexione sobre las cuatro necesidades energéticas clave: sostenibilidad (física); seguridad (emocional); autoexpresión (mental); y significado (espiritual).

¿Qué tan bien estás satisfaciendo estas necesidades? ¿Dónde sientes que estás quedando corto? ¿Cuáles son los costos para ti y para otros en tu vida?

Share This