Liderando el cambio cuando las operaciones no pueden detenerse

Liderando el cambio cuando las operaciones no pueden detenerse

El cambio en las organizaciones es inevitable. El cambio está en todas partes y afecta a todos, ya sea un nuevo procedimiento operativo que requiere que los empleados adopten nuevos procesos, como la revisión de la cultura de la organización para abordar mejor las necesidades de los clientes.

Es imprescindible para el bienestar de tus empleados y tus clientes equilibrar el cambio con lo que se necesita lograr en el momento. Esto puede ser complicado. Cuando no se hace bien, pueden ocurrir errores que pueden tener consecuencias negativas para la salud de los empleados y clientes. Entonces, ¿cómo dominar el enfoque en el cumplimiento de pedidos y al mismo tiempo alcanzar el estado de excelencia operativa en el futuro?

Cuando los líderes lanzan una iniciativa de operaciones, están entusiasmados. Han estado investigando, planeando y discutiendo ese cambio hasta la saciedad. Pero finalizar el nuevo plan no es el final de su trabajo. ¡Es solo el comienzo! Migrar de lo actual a lo nuevo es una gran tarea, y hay mucho en juego. Para ayudar a quienes dieran este tipo de trabajo, aquí presentamos algunas maneras para mantener las operaciones funcionando sin problemas en el medio del cambio.

Cuatro maneras de mantener las cosas en movimiento mientras lo nuevo reemplaza a lo viejo

Consejo 1: Céntrate en la seguridad

En tiempo de cambios significativos, todo comienza a sentirse desconocido, y se hace fácil comentar errores que pueden amenazar un ambiente de trabajo seguro. Las nuevas condiciones de operación tienden a incluir nuevos procesos que requieren nueva documentación, lo que puede desviar la atención de su entorno actual.

Cuando los cambios se centran en mejorar la seguridad, los líderes y gerentes deben mantener la “historia de cambio” para que las personas puedan concentrarse en la tarea en cuestión. Por lo tanto, habla sobre las cosas que afectarán a tu gente, incluida la información que explica la necesidad de los cambios.

Consejo 2: Enfatiza la calidad   

Cuando se implementa el cambio, es fácil para nuestros cerebros sentirse “desordenados”. Seguro que alguna vez has escuchado decir: “¿Quién informa a quién ahora?”.

Para mantener estándares de alta calidad se ha de comenzar con mantener abiertas las rutas de comunicación. Cuando los empleados, que son los ojos y oídos de una organización, notan algo que amenaza la calidad, necesitan saber con quién hablar. Saber como “comunicar” las preocupaciones de calidad es algo que nunca puede pasar por alto.

No importa qué cambios estén en proceso, la calidad nunca puede sufrir. Los problemas de calidad conducen a problemas con los clientes, lo que amenazará la existencia del estado futuro deseado por el que se está esforzando. Motiva a los empleados a mantenerse enfocados en la calidad mientras adoptan el cambio compartiendo historias de impacto en el cliente y haciendo que los empleados se sientan orgullosos de cómo sirven.

Consejo 3: ¡Comunícate!

Comunícate con los clientes sobre por qué tus cambios son buenos para ellos. Tus clientes se enterarán de los cambios, tus competidores buscarán capitalizar tu reacción y todos se preguntarán: “¿Qué está pasando?” Además, es importante mantener a tus empleados informados sobre el “por qué” y “como” de los cambios.

Asegúrate de que tengan la oportunidad de hacer preguntas y expresar sus preocupaciones.

Consejo 4: Mantener la seguridad física

Una cultura de disciplina es imprescindible cuando se trata de seguridad física. Mantener un entorno seguro requiere disciplina de cada empleado.

Los cambios pueden crear frustración, y la frustración puede conducir incidentes en el lugar de trabajo que pueden amenazar a las personas y la propiedad. Los incidentes en el lugar de trabajo se eliminarán por completo, pero los gerentes tienen herramientas para proteger a los empleados del daño intencional causado por una persona frustrada.

Sí, puede mantener las operaciones actuales en medio del cambio

Cambiar cualquier aspecto de tus operaciones nunca es fácil. Las personas requieren sentirse seguras y cómodas cuando se trata de las responsabilidades diarias. Pedirles que adopten nuevas políticas o procedimientos seguramente causará discordia, miedo y rechazo.

Aminorar los problemas haciendo de la seguridad, la calidad y las comunicaciones sus principales prioridades. Antes de que te des cuenta, el estado futuro se convertirá en el estado actual de todos.

La ventaja de la felicidad para el éxito empresarial

La ventaja de la felicidad para el éxito empresarial

¿Le das importancia a la felicidad? ¿Sabías que, inculcar más la felicidad y el bienestar en tu vida, así como en el mundo corporativo, a través de las personas te produce grandes ventajas?

La felicidad debe ser una prioridad en tu negocio.

Los trabajadores necesitan ayuda para descubrir la felicidad y comprender el poder que tienen ellos mismos. Las personas son elementales para que tu negocio sea exitoso, y por eso su felicidad es una prioridad. Pero aun y sabiendo esto, la mayoría de los líderes lo omiten.

¿Estabas al corriente de que las emociones negativas reducen nuestros pensamientos y nuestra gama de acciones? Esto limita nuestro potencial y la posibilidad de creatividad e innovación. O ¿Que cuando los empleados no están contentos se toman más días de baja por enfermedad? Ayudar a tus empleados a alcanzar la felicidad beneficiará a tu organización con una mayor retención y productividad de tus empleados.

Así pues… ¿Cómo hacerla realidad?

¿Realmente puedes ayudar a las personas a cambiar su mentalidad para enfocarse en lo positivo? La respuesta es SÍ.

Varios estudios han demostrado que nuestros cerebros pueden cambiar. Debemos vivir con el lema “todo sucede por una razón”, al fin y al cabo, eres tu quien decides como aprender de cada situación vivida. Esto no es fácil, se necesita tiempo y practica para que tu cerebro sea más positivo, creativo, resistente y productivo.

A continuación, te presentamos cinco técnicas para convertirte en un ser más feliz y positivo.

La motivación es un truco:

Según Mel Robbins, nuestro cerebro da cinco segundos para tomar una decisión y actuar. Esto significa que solo tienes cinco segundos para actuar de una manera más positiva o creativa. Por esto tienes que ser proactivo para pensar positivamente hasta que se convierta en tu mentalidad predeterminada durante estos 5 segundos.

  • Deja de tratar de sentirte cómodo con lo incómodo:

Debes saber que sentirte incomodo es bueno, no debes evitarlo. Cuando nos encontramos fuera de nuestra zona de confort, nos volvemos más creativos y productivos. Nos resulta más fácil lidiar con situaciones nuevas e impredecibles o superar nuestros límites. Así mejoramos y adquirimos nuevas habilidades y capacidades.

  • Responde a la pregunta, “¿Qué te hace feliz?”:

Recuerda lo que te hace feliz cada día. Identificar lo que te hace feliz y pensarlo te acercará a ese verdadero estado de felicidad. Pensar positivamente inunda el cerebro con dopamina y serotonina, lo que mejora el centro de aprendizaje de nuestros cerebros para que podamos abrirnos creativamente.

  • Se consciente de ti mismo, pero no mires a tus experiencia pasadas para hacerlo:

Las personas conscientes de sí mismas son más confiables, honestas y promocionables, y son líderes más efectivos. Deja de mirar tus experiencias pasadas y pregúntate por qué las cosas sucedieron de la manera en que sucedieron, debes centrarte en ¿Qué puedes hacer? o ¿Qué es importante para ti? Estas son preguntas que te llevan a encontrar la felicidad.

  • No permitas que el ruido interno influya en tus decisiones. 

Todos usamos las experiencias pasadas para dar sentido a las situaciones. Pero esto puede nublar tu realidad actual, porque lo que te sucedió en el pasado no necesariamente debe dictar cómo te sientes acerca de lo que está sucediendo ahora. Este ruido interno crea realidades alternativas o percepciones ficticias que nublan nuestro juicio.

Lidera con felicidad y ayuda a tus trabajadores a encontrar la suya.

En resumen, el punto de partida para crear un cambio duradero reside en ti y en tu organización. Solo tu puedes definir que significa la felicidad para ti. Practicar estas técnicas para la felicidad y la positividad en tu vida personal puede aumentar el impulso de la felicidad en tu organización.

Se requiere práctica y perseverancia, pero el cambio es posible. Lo bueno es que no tienes que ser un profesional antes de implementar la felicidad en tu organización y en tu vida.

EQUILIBRIO ENTRE LA VIDA LABORAL Y PERSONAL

EQUILIBRIO ENTRE LA VIDA LABORAL Y PERSONAL

¿Alguna vez has oído hablar del equilibrio entre la vida laboral y personal? Seguro que nunca has escuchado decir: “Tengo un gran equilibrio entre el trabajo y la vida personal”, por lo que, en general, cuando aparece en una conversación, suele ser de alguien que sufre falta de equilibrio.

Hoy en día, muchos trabajadores no creen en el equilibrio entre el trabajo y la vida personal en las empresas, si no que podría decirse que se aspira a ello.

Las personas de hoy en día anhelan más tiempo para sus vidas personales. Los Millennials crecieron especialmente como hijos e hijas Boomers (personas que crecieron durante el baby boom) que, en las empresas tienden a estar muy centrados en el trabajo. Estos Millennials han visto a sus padres luchar para intentar tomarse tiempo para sí mismos. Probablemente han perdido poder disfrutar de diferentes ocios como partidos de futbol, actuaciones en la escuela y otras actividades, a causa del exceso de trabajo.

El término “equilibrio trabajo-vida” es parte del vocabulario de esta generación. Y en general, las personas de hoy en día no quieren la vida de sus padres.  Entonces, si cambiamos el término a “realización de la vida laboral y personal” es algo que podría ser bueno, aunque esto no cambiará lo que la gente más joven de hoy en día en general quiere. La mayoría quiere tener algún tipo de límites, como por ejemplo apagar el teléfono móvil del trabajo, no tener que mirar el correo electrónico por la noche o los fines de semana, etc. Los Boomers aún no han abandonado el lugar de trabajo, y muchos líderes de empresas todavía tienen la tendencia de estar “encendidos” la mayor parte del tiempo. Por ello, los jóvenes a través de su experiencia llegan a la conclusión de que el éxito proviene del trabajo duro, y no necesariamente del trabajo inteligente.

Aunque hablemos de manera general, cada persona es diferente. Pero si las empresas quieren atraer a las personas más trabajadoras y brillantes, tendrán que adoptar otras técnicas. Por ello, los Millenials u otros miembros de otras generaciones, están buscando lugares donde puedan ser ellos mismos y vivir sin estar “trabajando” fuera de la semana laboral. Es probable que en algunas organizaciones estas generaciones más jóvenes descubran que esto no siempre es posible. Pero las empresas que acepten la nueva realidad y la descubran generalmente serán las ganadoras de talento.

Para esto, en vez de empezar a cambiar el término de “equilibro trabajo-vida” por la “realización de la vida laboral y personal”, debemos comenzar a abordar los problemas en las organizaciones para así ajustarse a las nuevas generaciones de trabajadores y conseguir el talento.

A continuación, te presentamos diez maneras de fomentar un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal para los empleados.

1. Mantener consistencia social: Es importante mantener un sentido de consistencia y organización en la estructura de tu empresa porque los empleados generalmente sienten menos ansiedad si saben qué esperar del día a día. No tengas miedo de sacudir las cosas de vez en cuando, pero un ambiente de trabajo estable y confiable puede contrarrestar las tensiones que los empleados sienten en casa.

2. Ofrecer oportunidades de participación comunitaria: Otra excelente manera de conectar los puntos entre el tiempo de trabajo y el tiempo fuera del trabajo es ofrecer actividades de participación comunitaria que sean significativas y beneficiosas.

3. Crea un “espacio silencioso” designado: Cada empleado tiene un mal día de vez en cuando, por lo que es bueno tener un espacio para que los empleados puedan ir cuando solo necesiten alejarse por un momento.

4. Permitir flexibilidad de horario: No todas las empresas son adecuadas para una labor virtual, así que no comprometa la productividad de su empresa si necesita que sus empleados lleguen al trabajo en persona. Sin embargo, otra cosa es darles a sus empleados la opción de trabajar de forma remota cuando realmente lo necesiten debido a una emergencia que les obligue a recuperar el tiempo más tarde.

5. Participar en ejercicios de trabajo en equipo: Los ejercicios de creación de equipo pueden parecer “demasiado” para el entorno de tu empresa, pero algunos de ellos realmente fomentan un sentido muy necesario de trabajo en equipo en la oficina. Si tus empleados sienten que pueden depender unos de otros para recibir apoyo, sentirán que tienen a quién acudir cuando se sientan estresados o abrumados.

6. Fomentar vacaciones: Una manera de alentar a tus empleados a tomar vacaciones para su propio beneficio es implementar una política de vacaciones de “úselo o piérdalo”, por el cual el tiempo de vacaciones asignado de los empleados expira al final del año si no se utiliza.

7. Fomentar escapadas: Es una escala más pequeña, es importante para la salud mental y física de los trabajadores tomar decisiones frecuentes durante el día. El cuerpo humano no fue diseñado para fomentar quieto y mirar una pantalla durante ocho horas, y hacerlo puede provocar una gran variedad de problemas de salud.

8. Permitir tiempo libre no pagado para eventos de la vida: Algunos eventos de la vida merecen un tiempo libre pagado, pero otras necesidades de ciclo de vida son un poco más complicadas. Sea considerado, como las necesidades familiares de emergencia de sus empleados y sus deseos de superación a sí mismos.

9. Pedir orientación a los empleados: Si tienes la sensación de que tus empleados están luchando con el equilibrio entre la vida laboral y personal, pregúntales qué cambios podrían ayudar en el lugar de trabajo.

10. Sé un modelo para el equilibrio: Asegúrate que tus palabras y acciones están en línea. A demás de, respetar el equilibrio y la privacidad de tus empleados y evita el contarlos después de las horas normales de trabajo a menos que sea una emergencia absoluta.

En general, es importante alentar a los empleados a ser conscientes de sus propias personalidades y tendencias, ya que algunas personas son más propensas a los desequilibrios que otras. Empoderar a tus empleados para que tomen el control de su vida laboral y doméstica puede tener un profundo impacto en la satisfacción y el desempeño de su trabajo, permitiéndole hacer lo mejor y más efectivo para tu empresa.

×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?