La Gestión de las Personas en el Celler de Can Roca

RRHH, Recursos Humanos

El pasado martes 9 de Febrero, la Fundación ICIL organizó un evento al que tuvimos la oportunidad de asistir. El objetivo del acto era analizar el modelo de negocio del mejor restaurante del mundo y presentar el libro El Celler de Can Roca: generando valor en las empresas de servicios. El acto tuvo lugar en la Antigua Fábrica Estrella Damm, de Barcelona, y consistió en un diálogo entre el Sumiller del Celler de Can Roca, Josep Roca, el Presidente de la Fundación ICIL, Pere Roca, y el Director General del Institut Cerdà y autor del libro, Carles Cabrera.

Fueron muchos los temas interesantes que se trataron, pero en este post queríamos destacar el modelo de Gestión de las Personas del Celler de Can Roca. Como bien sabemos en Valuexperience, las personas son el recurso más importante de una empresa. Éstas son las responsables de definir, asimilar y transmitir el ADN de la empresa.

Es por esto que resulta de vital importancia que, después de la contratación de personal, se consiga la integración del mismo. El objetivo es que sus habilidades técnica, emocionales y empresariales se desarrollen al máximo, para así crear valor. ¿Cómo se consigue esto? En el Celler de Can Roca lo hacen mediante tres aspectos que forman parte del ADN de nuestras intervenciones: 

  •  Colaboración.
  •  Motivación.
  •  Formación.

La Colaboración es un elemento imprescindible en la Gestión de las Personas de cualquier empresa. Gracias a la Colaboración se fomenta la cohesión del equipo y la empatía. Es importante que esto se lleve a cabo tanto a nivel del personal como con los miembros restantes de la comunidad de la empresa (clientes, proveedores, colaboradores…). Debe llevarse a cabo una estrategia de colaboración basada en el intercambio y el contraste entre las personas de la organización derivada de su performance y el desarrollo de sus funciones.

La Motivación debe ser una herramienta de superación que sirva para mantener la pasión por el trabajo. De esta manera, hay que motivar a los empleados para que desarrollen sus habilidades y aptitudes y se genere valor. La motivación debe basarse en la evolución de las personas en el desarrollo de sus funciones. Para ello, es vital que estas funciones se adecuen de la mejor manera a la persona y a sus habilidades. Para incentivar la implicación e integración de las personas en los proyectos dela organización, los procesos de innovación son una buena vía.

Para que se pueda llevar a cabo la evolución y el desarrollo personal, la estrategia de Gestión de las Personas debe fomentarse en la Formación. Además, ésta debe estar basada e integrada en las dinámicas diarias del trabajo, ya que de esta manera resulta mucho más eficiente. De esta manera, el aprendizaje se complementa con el desarrollo del conocimiento interno de la empresa y el externo, a través del contacto con el resto de miembros de la comunidad.

Todas las empresas tienen su propio ADN, y las personas son clave para conformarlo. Segun palabras del profesor Carles Cabrera, el ADN de las empresas es un elemento esencial que traspasa a la Misión y Visión de la empresa. En el Celler de Can Roca dan mucha importancia a la Gestión de las Personas, porque son ellas las que generan la fuente de creatividad e innovacion de esta empresa, por su puesto sustentada en procesos, sistematica y disciplina.  El ADN del mejor restaurante del mundo son los tres hermanos Roca, su historia en Girona y su equipo. Esta concepcion tan clara de la importanciade su ADN ccmo empresa,  es la que los ha llevado a rechazar tentadoras ofertas para abrir Cellers de Can Roca en las capitales más importantes del mundo.  Es importante que los empleados se sientan parte de este ADN, lo sientan como propio, ya que de esta manera la motivación para dar lo mejor de sí es mayor.

Para formar el ADN de una organización, el liderazgo es la clave. Pero es importante que este liderazgo se ejerza desde el conocimiento de las personas de la organización y de las funciones del trabajo. Además, el liderazgo debe velar por la cohesión y la motivación del equipo, así como por la coherencia del ADN con la performance del trabajo.

Modelos de éxito como el del Celler de Can Roca no son fruto de la casualidad, sino de una estrategia eficaz y de una serie de buenas prácticas. Esto lo llevan a cabo de diferentes aspectos, y la Gestión de las Personas es, sin duda, un ámbito de vital importancia. Con Colaboración, Motivación y Formación se consigue que los empleados formen parte del ADN de la empresa y lo sientan como propio.

Decodificando el Liderazgo

Liderazgo

Decodificando el liderazgo;  actualmente muchas organizaciones al hacer procesos de selección o desarrollar las competencias de sus empleados, se preguntan cuáles son las competencias más importantes para un líderazgo efectivo. La cuestión principal es indagar sobre qué tipo de liderazgo promocionar de cara al futuro ya que en el ámbito académico no hay consenso sobre cuál es el más necesario.

El último estudio de Mckinsey  muestra que el liderazgo es un factor que revela cual es el estado de la organización, es decir, una variable implícita en el Índice de la salud corporativa. Durante el estudio se entrevistaron a 189.000 trabajadores de 81 organizaciones internacionales para conocer qué tipo de liderazgo se consideraba imprescindible y los resultados fueron muy precisos: de un listado con 20 comportamientos habituales en las organizaciones, el 89% de los entrevistados se decantó por cuatro estilos de liderazgo definiéndolos como los más efectivos.

Los cuatro estilos de liderazgo más efectivos:

1.       Apoyo y confianza: Se trata de líderes que comprenden como se sienten las personas de su entorno, gracias a su empatía e inteligencia emocional ofrecen apoyo mediante habilidades sociales y trasmiten autenticidad, sinceridad y confianza. Suelen mostrar un elevado interés por los empleados que están a su alrededor y cuando participan trabajando en equipo son una fuente de inspiración para sus compañeros. Gracias a las relaciones cordiales y el buen ambiente que generan logran motivar a otras personas incitándoles a superar todo tipo de retos y desafíos. Su propósito es incentivar la eficiencia organizacional anticipándose a las inseguridades y amenazas externas que pueda percibir su equipo. Además de gestionar la energía y relaciones de los empleados para evitar conflictos internos.

2.       Resolución efectiva de problemas: Se basa en identificar las señales que advierten sobre la presencia de una dificultad, permite al trabajador tomar decisiones de forma efectiva con el propósito de afrontar múltiples situaciones difíciles. Para ser resolutivo, una vez detectado el problema, hay que llevar a cabo una investigación para reunir toda la información relevante y así poder seleccionarla, analizarla y tenerla en cuenta. A continuación, se generan soluciones alternativas, valorando las posibles consecuencias y finalmente se escogen e implementan acciones concretas. En cuanto a desarrollar y aplicar diferentes estrategias forman parte del crecimiento del líder porque le enriquecen dotándolo de más autonomía y conocimiento facilitando la toma de decisiones en el futuro. De cara a verificar si la elección ha sido la correcta habrá que evaluar los resultados y justificar la elección de métodos.

3.       Orientación a resultados: El liderazgo consta de diferentes tareas relacionadas con la orientación al logro, precisa de una clara dirección que dirija el esfuerzo de todos los integrantes hacia el cumplimiento de los objetivos y expectativas esperadas de un proyecto común. En definitiva, refleja distintas actividades como desarrollar, comunicar y trasmitir una visión; también comporta saber fijar objetivos realistas con flexibilidad, garantizando que el equipo se sienta cómodo al asumir responsabilidades respecto a los compromisos planificados; además es primordial conseguir buenos resultados habiendo definido claramente los criterios de aceptación. Los líderes dotados de una fuerte orientación al logro tienden a priorizar la importancia de la eficiencia y productividad para llevar a su equipo hacia la excelencia. Por lo tanto, es una de las competencias clave a potenciar si una organización está buscando mejorar los resultados de sus proyectos.

4.       Proponer nuevas perspectivas: Proporcionar una amplia gama de puntos de vista sobre una temática de forma colectiva permite incentivar la colaboración íntegra del equipo. De este modo los trabajadores  contribuyen de forma activa compartiendo sus ideas, opiniones y puntos de vista enriqueciendo el proyecto. Los líderes que apuestan por la participación colaborativa valoran la diversidad de perspectivas, por consiguiente toman sus decisiones valorando más alternativas y evitando posibles sesgos.

El debate sobre las competencias clave de los futuros líderes sigue abierto y merece la pena recordar que el contexto, cargo y función del empleado que ejerce de líder también es primordial para estudiar el liderazgo. La experiencia empresarial revela que cuando se dan distintas situaciones, cada una requiere el uso de diferentes estilos de liderazgo, sin embargo, el estudio de McKinsey defiende cuales son los comportamientos más relevantes para las empresas  que permanecen en primera línea. Y sugiere a las nuevas empresas qué desarrollen las cuatro competencias para sus hacer crecer a sus nuevos líderes, ya que son un excelente punto de partida.

Para poder hacer frente a los cambios de la Era Digital y sacar el mayor beneficio de ellos, se necesitan lideres capaces de llevar adelante los procesos de transformación y cambio de las organizaciones.

¿Quieres contar en tu empresa con líderes preparados para hacer frente a los retos de la Era Digital? 

Conoce nuestro Programa de Liderazgo 4.0

¿Preparados para el Internet de las Cosas?

Transformación Digital

Según datos de Cisco, para el año 2020 se espera que haya 50.000 millones de dispositivos conectados a Internet y más de 250 nuevas conexiones a la red por segundo. Pero el Internet de las Cosas abarcará mucho más que objetos conectados.

El Internet de las Cosas traerá grandes cambios y retos en la manera en la que los mercados y el mundo de los negocios funcionan.

El potencial del Internet de las Cosas está generando mucho interés y bombo publicitario entre todos los medios de comunicación y la industria. ¿Pero… realmente estamos preparados? Estar preparado para los beneficios no es lo mismo que estar preparado para los cambios asociados.

Antes de que empecemos a ver los beneficios que desencadenarán del Internet de las Cosas, la preparación para el mercado que se aproxima generará más movimientos, aumentará la complejidad y el proceso de cambio ayudará a muchas organizaciones a aprovecharse de su potencial.

El Internet de las Cosas llega con:

– Una disminución del coste y el tamaño físico del sensor tecnológico, de manera que pueden incorporarse a la mayoría de los objetos que usamos.

– Una amplia comunicación de la infraestructura permite a estos objetos distribuidos que se coordinen.

Por este motivo, el ardiente potencial del Internet de las Cosas se está preparando para tomar posición.

Algunas compañías, deberán afrontar el gran reto del Internet de las Cosas, teniendo en cuenta los siguientes cambios:

– El Poder del Mercado.
– La Seguridad. El contexto del Internet de las Cosas intensifica la necesidad de la seguridad: por ejemplo, los sensores o el software que permiten el control físico de un objeto pueden recibir ataques fácilmente.
– Lo Cambios de Proceso. Muchos procesos de negocios continúan siendo ‘’pull’ oriented”: la información se junta, luego se analiza, y entonces se toman las decisiones. Esto funciona cuando el cambio es lento, pero con la transición del Internet de las Cosas, la información fluirá constantemente, retando acciones rutinarias y horas normales de trabajo.

La buena noticia es que reconociendo cada uno de estos retos, las organizaciones pueden empezar a preparase para el cambio.

Antes de diseñar los dispositivos, las organizaciones pueden decidir si deberían invertir de manera que el desarrollo se convierta en una competencia diferenciadora o trabajar con organizaciones especializadas que puedan tener en cuenta la seguridad y los procesos de update.

En Valuexperience, ya estamos pensando en diferentes objetos desde los que los empleados puedan visualizar de manera digital contenidos clave para su día y día, estamos en una fase Beta, pero os iremos haciendo participes de los avances, el objetivo fundamental es que  podamos compartir conocimiento con los clientes donde quieran y cuando quieran. 

Anticiparse es la clave, será difícil estar preparado una vez que el ‘’fuego’’ del Internet de las Cosas se esté propagando.

Inteligencia Colectiva: ¿Cómo puede aprovechar la tecnología?

La Inteligencia Colectiva es lo que hace que unos equipos de trabajo funcionen mejor que otros. Sin embargo, no es simplemente la suma de la inteligencia de cada uno de los miembros del equipo, sino que hay otros factores que entran en juego. Resulta fácil medir la inteligencia individual, pero ¿qué ocurre con los grupos? ¿Tienen una inteligencia propia? ¿Cómo medirla?

Anita Williams Woolley y sus colegas Thomas Malone y Christopher Chabris, de la Carnegie Mellon University, llevan años investigando este tema. Tras llevar a cabo varios experimentos en los que formaban grupos de personas y les hacían realizar varias tareas, llegaron a la conclusión que sí existe una inteligencia particular en los equipos.

¿De qué depende la Inteligencia Colectiva del equipo? Los investigadores descubrieron que los equipos que obtenían mejores resultados no eran necesariamente los que contaban con personas con coeficientes intelectuales superiores, ni más extrovertidas, ni tampoco más satisfechas con su trabajo.

Sin embargo, encontraron tres elementos que caracterizaban a los mejores equipos de trabajo. En primer lugar, los grupos que contaban con más mujeres eran los que funcionaban mejor. Segundo, aquellos con mejor puntuación en una prueba en la que debían hacer deducciones en base a una serie de fotografías de los ojos de otras personas también realizaban bien el resto de pruebas. Por último, los equipos con mejores resultados eran aquellos en los que las decisiones se tomaban entre todos y todos los miembros participaban, en lugar de ser una o dos personas las que llevaran la voz cantante.

En el mundo digital en el que vivimos, no podemos dejar de lado la tecnología. Y es que ésta puede ponerse al servicio de la Inteligencia Colectiva e impulsarla a nuevos niveles. Los estudios demuestran que, para funcionar bien, tanto individuos como grupos necesitan tres habilidades cognitivas: memoria, atención y capacidad de resolución de problemas.

Transformación Digital

La tecnología nos ayuda a las personas, y cada vez más a los grupos, en estos tres aspectos. La memoria informática es un gran depósito de conocimiento que utilizamos cada día y la comunicación por algún medio digital nos ayuda a coordinarnos y a solucionar los problemas.

La tecnología puede ser un gran aliada para que los equipos de trabajo desarrollen su Inteligencia Colectiva. Creando comunidades, como las que desarrollamos desde Valuexperience, se puede llevar a cabo una mejor comunicación y organización. De esta manera, se crean las condiciones necesarias para facilitar la resolución de problemas. La comunidad proporciona también un memoria eficiente y organizada. Además, también nos ayudan a centrar la atención, ya que nos permite abordar un tema concreto y filtran la información

La Inteligencia Colectiva no aparece de manera espontánea. Surge y resulta beneficiosa para la empresa cuando hay por detrás una sistemática y una metodología que la sustenta. Es por esto que el uso de comunidades resulta provechoso. Con las comunidades que desarrollamos desde Valuexperience se consigue una mejora de la eficiencia de un 20% en el área donde intervenimos. Mes a mes trabajamos sobre una problemática concreta del grupo y de esta manera co-creamos una herramienta, un proceso o un producto que ayude a dar respuesta al problema. Si solo nos quedáramos con un foro, crearíamos un repositorio de conocimiento y opiniones, pero es conveniente ir más allá. 

De esta manera, gracias  a las comunidades, se motiva y se consolida una cultura de mejora continua e innovación, además de aumentar el sentido de pertenencia a la entidad. También permiten intercambiar buenas prácticas y detectar expertos internos. Además, gracias a la tecnología, se reduce notablemente la pérdida de conocimiento cuando un empleado abandona su puesto.

Los equipos de trabajo deben desarrollar su Inteligencia Colectiva para dar lo mejor de ellos. La tecnología resulta de gran ayuda y no hay que desaprovechar todos los beneficios que puede aportar. El uso de comunidades  crea las condiciones óptimas para que los grupos mejoren los resultados de su trabajo y desarrollen así su Inteligencia Colectiva.

Una Estrategia Digital más allá de la atención

Transformación Digital

Hoy en día, muchos estrategas creen que una buena Estrategia Digital se basa en captar la atención de las personas a través de Internet.

Pero en realidad no siempre es así, la atención es una cosa caprichosa y fugaz sobre la cual no debemos construir un modelo de negocio; la atención por sí sola, sin relaciones ni conexiones, es como los ingresos sin fines de lucro, una mala inversión.

Las instituciones y sus líderes más obedientes del Marketing Moderno, se preguntan constantemente, ¿cómo poder hacer que las personas sean leales con nuestra marca?

Lo que necesita cada institución – y lo que cada líder tiene que desarrollar – antes de una “Estrategia Digital” es una Estrategia Humana. Si lo que quieres es atraer a la gente, hay que hacer algo más que ganar su atención. Lo verdaderamente interesante es poder ayudar a aquellas personas que tienen interés en tu compañía a desarrollarse y en ese momento, tal vez,  te recompensan con un respeto duradero,  confianza perdurable y eterna gratitud.

Por este motivo, a continuación detallamos los cuatro errores principales que no debes cometer en tu Estrategia Digital:

  1. Sorprender y no educar.

Es fácil ganar “clics” a través de fotografías de personas como Kim Kardashian, pero esto no va a ayudar a nadie, es más importante saber educar a tus seguidores, ayudándoles a desarrollar las capacidades y habilidades que van a necesitar para gestionar mejor su trabajo a través de los beneficios de tu producto.

  1. Hacer zombies y no superhéroes.

Cuando todo lo que se hace es ganar la atención de la gente, sin tratar de ganarse su respeto y confianza, puede ser perjudicial para la estrategia digital. Los zombies únicamente seguirán tus consejos sin mirar a su alrededor y sin pensar en nada más, hasta el punto que podrían acabar perjudicado a tu marca…Por este motivo,  pedimos a superhéroes con superpoderes que a través del producto que les ofreces tengan la oportunidad de ver más lejos y mejor que antes y puedan entender el mundo mejor de lo que lo hacían anteriormente.

  1. Infectar y no conectar

El objetivo principal de una estrategia de negocio digital es la conexión. Mientras que la viralidad es superficial y fugaz; la conexión es profunda y duradera. Conexión significa algo más que engagement al “contenido” cuando es trending. Por este motivo, requerimos empoderar a las personas para actuar como asesores, consejeros, mentores con sus clientes… y no sólo a enseñar su logotipo en las carteleras digitales.

Aconsejamos a nuestros clientes a esforzarse a ganarse la confianza de sus seguidores a través de contenidos de calidad que les conllevará a una relación más duradera que la mera “infección” de contenidos vacíos que captan la atención durante pocos minutos.

  1. Comunicar y no generar valor

Las herramientas digitales han dado a las empresas la capacidad de comunicarse con una rapidez increíble con un gran número de personas a bajo coste. Pero sólo la comunicación no suficiente. El Internet está lleno de ruido e información que no significa nada.

El reto no es simplemente comunicar, es generar valor. Puedes utilizar las redes sociales para difundir una historia que a nadie le interesa, estarás comunicando, pero no crearás valor. En cambio, si a través de las redes sociales construyes un grupo de lectura, o creas un foro de debate sobre una temática específica donde la gente pueda colaborar, aportar sus opiniones y puntos de vista, entonces estarás creando valor

Intenta centrar tu Estrategia Digital en dar a tus clientes lo que es más importante para ellos: mejorar su día a día. Sé fiel a ellos. No ganes su atención, dales la atención que se merecen. Ofréceles interacción, dotándoles de nueva información que sea útil para su desarrollo.

En Valuexperience pivotamos nuestra Estrategia Digital a través de contenidos no sólo atractivos sino útiles y en diferentes niveles teniendo siempre en cuenta a nuestro público target. Los col·lectivos con los que principalmente trabajamos son:

– Los clientes de nuestros clientes

– Los empledos de nuestros clientes

El objetivo de nuestra Estrategia Digital es relacionar a las personas con los contenidos, que deben ser siempre: cortos, útiles, atractivos y multidispositivos. Según nuestro enfoque la relación de las personas con la información sigue la siguiente etapa:

  1. Reciben información genérica
  2. Reciben información selectiva
  3. Reciben tips de mejora
  4. Busca información
  5. Comparte Tips de mejora
  6. Crea contenidos

Es decir, se comunican, comparten, colaboran y finalmente confían.

Para que nuestro público pueda encontrar su propio currículo y mejorar su método de aprendizaje, las acciones y contenidos con los que interactuamos son siempre:

– Impactantes

– Sistemáticos

– Útiles

-Interactivos

×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?