Talento

Actualmente, Cuando se viene a tratar de Talento, las habilidades digitales son cada vez más importantes en el contexto empresarial y de negocios, sin embargo, las habilidades blandas (soft skills) aún lo son más, si cabe. La interpretación de datos o la comunicación efectiva de las ideas son dos claros ejemplos de ello. Existe la sensación de que el crecimiento del trabajo técnico está provocando un gran impulso en la relevancia de las habilidades blandas. Es decir, incluso los trabajadores técnicos más exitosos necesitan también entender a las organizaciones y a los equipos para poder seguir avanzando.

De esta manera, la ciencia de datos efectiva, así como otros trabajos de conocimiento, también requieren del desarrollo de las habilidades blandas, la colaboración y la creatividad.

Para poder potenciar estos aspectos, es fundamental que las organizaciones se centren en crear los ambientes de aprendizaje necesarios: espacios físicos donde los trabajadores disfruten y adquieran conocimientos. Este es un hecho importante debido a que factores no económicos del trabajo están pasando a ser incluso más esenciales para muchos de los trabajadores. Muchas empresas optan por ofrecer un ambiente de aprendizaje abierto, fomentando la adquisición de habilidades y conocimientos a través de la participación en comunidades externas a la empresa. De esta manera, los empleados tienen la posibilidad de reunirse con trabajadores de otras organizaciones. Esta comunidad más amplia permite a los empleados construir nuevas cosas que, a su vez, favorecen en gran medida a la propia organización. Además, este modelo implica inevitablemente una menor confidencialidad sobre los empleados, en todos aquellos trabajos que realizan y todas las tecnologías que utilizan. Así, las empresas pueden ser capaces de potenciar el talento y al mismo tiempo retenerlo, ya que a veces, puede resultar bastante complicado mantener a los trabajadores a bordo de la organización por un largo periodo de tiempo.

Lo que es evidente en este sentido es que, para poder competir en este entorno empresarial cada vez más digital, es totalmente necesario atraer y retener el talento. Las nuevas tecnologías están pasando a ser críticas en prácticamente todos los ámbitos, pero sobre todo en el sector de los negocios. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que no todos los trabajos se están volviendo digitales. Por otro lado, pese a la incorporación de nuevas tecnologías y nuevas herramientas de análisis, los empleados no siempre van a necesitar demasiadas habilidades técnicas. Esto se debe a que las plataformas analíticas van a ser lo suficientemente autónomas como para realizar gran parte de los análisis sin apenas ayuda por parte de los usuarios.

En este momento aparecen serias dudas acerca de la función de algunos trabajadores, así como de su formación. Debido a todo lo mencionado, las habilidades necesarias para trabajar eficazmente en un puesto de trabajo digital no están del todo claras y se presentan algo difusas. Tanto las universidades como las organizaciones se enfrentan a un problema a la hora de educar y formar a las personas que forman parte de su fuerza de trabajo. Por este motivo, y por la velocidad de las transformaciones digitales, muchas empresas creen que el desarrollo de estas habilidades no depende exclusivamente de la formación y, optan por ofrecer a los empleados los entornos y ambientes adecuados para que puedan aprender de ellos mismos.

Por último, es importante destacar que, en el momento de buscar una persona especializada en una tecnología específica, es más apropiado llevar a cabo la búsqueda en un mercado de trabajo más denso, es decir, con muchos técnicos y muchos empleadores. Aunque la dificultad aquí aparece en la retención de los empleados ya que tienen otras muchas opciones de empleo. En cambio, los mercados menos densos, puede resultar más complicado encontrar a personas a la vanguardia en habilidades técnicas, pero si se consigue dar con las personas que posean las habilidades óptimas para la empresa, la retención de estos trabajadores es mucho más factible. Por lo tanto, la estrategia para atraer o retener el talento debe depender en función del mercado en el que la empresa se encuentre.

Para poder hacer frente a los cambios de la Era Digital y sacar el mayor beneficio de ellos, se necesitan lideres capaces de llevar adelante los procesos de transformación y cambio de las organizaciones.

¿Quieres contar en tu empresa con líderes preparados para hacer frente a los retos de la Era Digital? 

Conoce nuestro Programa de Liderazgo 4.0

[mc4wp_form id=”8698″]

Share This
×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?