Innovación

Normalmente las organizaciones forman a sus empleados mediante técnicas didácticas tradicionales y con la misma metodología convencional que utiliza el sistema educativo desde hace décadas.

Toda formación que engloba largas conferencias, clases magistrales (donde solo existe un único locutor), lecturas abrumadoras y métodos de repetición entre otros, normalmente resultan ser aburridas e incluso molestas por los empleados que la reciben. Está demostrado que un alumno aprende mucho más cuando el tema le interesa y más aún si siente que forma parte del proceso de aprendizaje.

Es por esto que la técnica Microlearning ofrece un volumen de contenidos reducidos, buscando la fusión entre habilidades y comportamientos. Esa oferta se lleva a cabo mediante breves ejercicios de acción y repetición, facilitando así la retención de la información por parte de la mayoría de la población.

En el contexto educativo, seguramente debido a que es lo que muchos hemos vivido, hay una cierta tendencia en educar mediante un sistema básico de comunicación entre el docente i los discentes, donde el profesor o formador transfiere tal gran cantidad de datos y conocimientos que pocos alumnos son capaces de asimilar y retener. Cuando realmente sí se retiene la información y los contenidos es cuando el alumno participa activamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje, adquiriendo así nuevos recuerdos, sintiendo que forma parte del proyecto, retroalimentándose y reflexionando sobre los contenidos. De esta forma el alumno adquiere experiencia y así retiene la información de una forma mucho más duradera en su cerebro.

En la empresa, podemos verlo de la misma formar, es decir, que los empleados deben participar activamente en la formación que les proporciona la empresa sintiéndose parte de la misma y reforzando su engagement.

Las empresas deben asumir retos como mejorar el desempeño de sus empleados, el liderazgo, la gestión y el desarrollo, manteniendo completamente informados a sus empleados y haciendo que participen activamente en la organización.

Para que un proceso de Microlearning sea completo debe reducir la carga cognitiva y aumentar la retención. Además, debe crear oportunidades para la repetición, el reconocimiento, el recuerdo y la reflexión. El hecho de combinar la teoría con la práctica refuerza el proceso de formación de los empleados ya que tienen la oportunidad de poner en práctica inmediatamente aquello que han ido aprendiendo en su formación.

Los líderes de hoy en día están integrando cada vez más el Microlearning en sus programas de negocio. Este hecho es así debido a que el Microlearning es una técnica que satisface las necesidades de los trabajadores integrados en las nuevas tecnologías de hoy en día. Es una técnica que está centrada en el aprendizaje de los empleados ayudándoles a reducir la carga cognitiva y reforzando los conceptos clave para una mayor retención del conocimiento.

El Microlearning pretende satisfacer las necesidades tanto de la empresa como de los empleados que la constituyen.

En Valuexperience, te ayudamos a formar a tus empleados involucrándolos en la acción formativa a desarrollar y promoviendo la participación activa entre los mismos.

Share This
×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?