Liderazgo 4.0: Extender el legado al mundo digital - Valuexperience

Liderazgo 4.0: Extender el legado al mundo digital

A pesar de que las empresas establecidas cada vez se están acercando más a la “mayoría de edad” en un mundo digital, también tienen algunos desafíos distintos en comparación con las empresas más jóvenes. Las empresas más antiguas generalmente son menos maduras digitalmente, lo que significa que es más probable que estén en las primeras etapas de la maduración digital. Pero, ¿qué hacer en una empresa establecida que necesita transformarse digitalmente?

Las compañías antiguas pueden, de hecho, aprender nuevas formas y herramientas. El aprendizaje, sin embargo, es una competencia que debe practicarse y cultivarse para que sea efectiva y duradera. De la misma manera, las organizaciones establecidas pueden, y necesitan, aprender a ser más digitales. A veces el aprendizaje requiere “desaprender” para liberarse de las trampas de competencia y los viejos modelos que limitan el pensamiento y el nuevo aprendizaje.

Averiguar cómo remodelar la organización para operar en un entorno competitivo cada vez más definido por las tecnologías digitales es esencial para extender el legado de su organización en los próximos años. ¿Cómo puede hacer eso y qué deben hacer los líderes para ayudar a lograrlo?

    • Evaluar la madurez digital de su organización. Antes de que su empresa pueda madurar más digitalmente, es importante comprender cuán madura ya es. Aunque hablamos de madurez digital como una construcción a nivel de organización, en realidad, normalmente se distribuye de manera desigual en toda la organización. Por ejemplo, el marketing puede ser relativamente maduro, mientras que ciertas funciones operativas pueden ser menos, o viceversa. Reunir líderes organizacionales para evaluar el estado de la organización o, mejor aún, encuestar a los empleados sobre su percepción de su madurez digital es un buen lugar para comenzar.
    • Crear una bolsa de pensamiento fresco e innovación. Para superar las trampas de competencia, una de las claves es encontrar y desarrollar bolsas de pensamiento e innovación nuevos y apoyarlos para que sus prácticas se extiendan a través de la organización. Esto significa que los líderes senior, aquellos en la organización que están comprometidos con la inversión y la transformación digital, y los líderes de los bolsillos de innovación necesitan cultivar las condiciones para la experimentación, la asunción de riesgos y la colaboración. Aunque será fundamental garantizar que estas bolsas se extiendan por toda la organización, también es importante protegerlos inicialmente para permitirles establecerse. Deben consistir en equipos interfuncionales que piensen en formas significativas de mejorar la forma en que funciona la empresa, y deberían estar compuestos por voluntarios o empleados que estén positivamente dispuestos a cambios digitales.
    • Experimentar y aprender. En estas bolsas de innovación digital, comenzar a experimentar con nuevas formas de hacer negocios. Concentrarse en las áreas que la evaluación de madurez digital indica que pueden traer las mayores ganancias. Es posible que la madurez digital se mejore al abordar las áreas de menor madurez que crean cuellos de botella para otras. Informar tanto los éxitos como los fracasos para que el líder y la organización comprendan por qué un esfuerzo tuvo éxito o fracasó.
    • Utilizar los éxitos para impulsar el cambio en toda la organización. El riesgo de una mentalidad experimental es que muchas empresas se detienen ahí. Piensan que experimentar con empresas digitales las hará más maduras, pero eso solo si los equipos y la mentalidad experimental pueden ser conducidos por el resto de la organización. Deben regresar para influir en el negocio principal, que es clave para madurar más digitalmente. Una vez que estos grupos obtienen éxitos modestos, comienzan a compartir historias de éxito en toda la organización y encuentran nuevos grupos para abordar la causa de la innovación.
  • Repetir. La experimentación digital no debe ser un esfuerzo “una vez hecho”. Más bien, se trata de desarrollar una cultura de experimentación en la que las nuevas ideas comerciales se prueban y prueban continuamente. Crear e insistir sobre los éxitos y aprender de los errores. Una vez más, la interrupción digital se trata realmente de muchas pequeñas interrupciones que ocurren con el tiempo. Solo desarrollando una cultura de experimentación continua, experimentando con nuevos enfoques y al mismo tiempo respaldando el negocio principal, las organizaciones establecidas pueden mantenerse al día con los cambios que han sucedido y están por venir con respecto a los negocios digitales.

Transformación Digital

Descubre el Programa de Liderazgo 4.0 y prepárate para liderar en la Era Digital.

Share This