Liderazgo: llegando a la mayoría de edad digital - Valuexperience

Adaptarse a los entornos de un mercado cada vez más digital y aprovechar las tecnologías digitales para mejorar las operaciones e impulsar el nuevo valor para el cliente son objetivos importantes para casi todos los negocios contemporáneos. La buena noticia es que muchas empresas están empezando a realizar los cambios necesarios para adaptar su organización a un entorno digital.

Los estudios de negocios digitales muestran que el entorno digital es fundamentalmente diferente del tradicional. Las empresas que maduran digitalmente reconocen estas diferencias y están transformando cómo aprenden y lideran para adaptarse y tener éxito en un mercado que cambia rápidamente. Estas investigaciones año proporcionan algunas ideas importantes sobre cómo las empresas se están adaptando a un entorno de negocios digital:

    • Las organizaciones están comenzando a avanzar digitalmente. Por primera vez en cuatro años, se observa un incremento en la puntuación de los encuestados sobre la madurez digital de su empresa. Muchas empresas ya establecidas están empezando a tomar la irrupción digital en serio y a responder a ella. Si las empresas estaban esperando que los competidores actuaran antes de responder, este cambio sugiere que el momento de actuar es ahora.
    • Desarrollar – no tan sólo tener – líderes digitales diferencia a las empresas digitalmente maduras. El indicador más importante de madurez digital no es, simplemente, tener a los líderes digitales adecuados, aunque más del 50% de las empresas que están madurando digitalmente todavía dicen necesitar nuevos líderes. Las organizaciones digitalmente más maduras tienen más de cuatro veces más probabilidades de estar desarrollando a estos líderes digitales que las menos maduras. Las claves de un liderazgo digital efectivo se centran en habilitar a la organización: proporcionar visión y propósito, crear condiciones para experimentar, empoderar a las personas para que piensen de manera diferente y hacer que colaboren más allá de las fronteras.
    • Las compañías que maduran digitalmente desplazan la toma de decisiones cada vez más hacia abajo en la organización. Al mismo tiempo, parece haber una desconexión entre el C-suite, o grupo de individuos más influyente, y los gerentes de nivel medio con respecto a esto. Si bien el 59% de los CEO cree que están reduciendo la toma de decisiones, solo alrededor del 33% de los encuestados a nivel de vicepresidente y director opina que está sucediendo. Si bien uno puede sentirse tentado a concluir que los líderes no están dispuestos a entregar su autoridad a los demás, parte de la evidencia sugiere que los empleados pueden ser reacios a dar un paso al frente y asumir sus funciones como líderes digitales.
    • El negocio digital es más rápido, más flexible y distribuido, y tiene una cultura y una mentalidad diferentes a las de los negocios tradicionales. El ritmo de los negocios, la cultura y mentalidad y un lugar de trabajo flexible y distribuido se encuentran entre las mayores diferencias entre los negocios digitales y los tradicionales. Por tanto, muchas empresas deben cambiar la forma en que operan para competir. Los mayores desafíos son la necesidad de experimentar y asumir riesgos, lidiar con la ambigüedad y el cambio constante, comprar e implementar la tecnología adecuada e implementar sistemas de toma de decisiones distribuida.
    • Las organizaciones que maduran digitalmente son más propensas a experimentar e iterar. La experimentación y la iteración son claves para que las empresas respondan a la irrupción digital y, sin embargo, no son suficientes. Las empresas deben usar los resultados de esos experimentos – éxitos y fracasos – para impulsar el cambio en toda la organización. Las empresas con abundantes recursos pueden verse tentadas a simplemente “tirar dinero al problema” de la irrupción digital, pero eso, generalmente, no conduce a un aprendizaje continuo y práctico de la manera en que lo hace la experimentación. En su lugar, las empresas establecidas deberían descubrir cómo experimentar para competir en el futuro y, al mismo tiempo, mantener el negocio principal para ser rentable en el presente.
  • Se necesita desarrollar continuamente habilidades, pero se proporciona poco o ningún apoyo por parte de la organización. Alrededor del 90% de los encuestados indican que necesitan actualizar sus habilidades al menos una vez al año y, casi la mitad de ellos, de manera continua. Sin embargo, solo el 34% de los encuestados dice estar satisfecho con el grado en que su organización apoya el desarrollo continuo de habilidades. Muchas organizaciones continúan confiando en la capacitación formal para desarrollar estas habilidades, pero cultivar un entorno que permita el aprendizaje en el trabajo puede ser más efectivo. Muchos empleados también están dispuestos a hacerlo ellos mismos, con el apoyo adecuado. De los encuestados, el 90% indica que quiere usar el análisis de datos de su organización para mejorar su rendimiento.

Transformación Digital

Descubre más sobre liderazgo digital con el Programa de Liderazgo 4.0.

Share This