Management

El reciente libro, Social, publicado por el profesor de UCLA Matthew Lieberman, sugiere que el cerebro humano tiene la tendencia natural a interaccionar con su entorno de forma social. Múltiples redes sociales aprovechan esta predisposición en sus modelos de negocio, Facebook es el caso mas evidente, creando una plataforma a nivel global con más de 1.500 millones de usuarios activos mensualmente.

En el ámbito de las organizaciones, nuestras tendencias sociales innatas no siempre juegan a nuestro favor. Ésto se debe a ciertos sesgos o prejuicios que suelen guiar nuestras relaciones sociales de manera inconsciente. Generalmente, la gente suele relacionarse con aquellas personas que tienen sus mismos gustos e ideas, potenciando de este modo sus propias creencias y sesgos en detrimento del debate y el análisis objetivo, tan necesario en los procesos de toma de decisiones.

Cuando alguien se relaciona con personas que comparten sus mismas perspectivas, es difícil que se establezcan nuevas ideas que faciliten la adopción de nuevos puntos de vista ante un nuevo reto o problema. La falta de diversidad de ideas y el desarrollo de aquellas que ya compartimos, pueden ser útiles para fortalecer las relaciones de trabajo pero, por otro lado, pueden afectar negativamente en el desempeño a nivel individual y organizativo.

Las redes sociales corporativas deberían ser capaces de implementar nuevas funciones o características capaces de equilibrar nuestras tendencias sociales naturales. De este modo, si superamos nuestras limitaciones sociales inherentes y aprovechamos todo el potencial que ofrecen las redes sociales corporativas, podremos mantener y desbloquear así todo el potencial del personal y de la organización.

Transparencia

Las personas solemos ser muy buenas detectando en el estado de ánimo y los sentimientos de los que nos rodean pero, por contra, tenemos serias dificultades para saber como se sienten el resto de personas en relación a ellos mismos. El rol que la personas realizan dentro de la red corporativa suele relacionarse con una serie de ventajas relacionadas con el rendimiento. Por ejemplo, los empleados que son activos en la red social corporativa de su empresa,   desarrollan un mejor desempeño, con un nivel de influencia superior, y una mayor facilidad para acceder a la información y conocimientos más valiosos de la organización.

Por otro lado, la mayoría de los empleados tienen un conocimiento limitado de la estructura de la red social corporativa de su empresa, dónde la mayoría de las relaciones e interacciones interpersonales no siguen un patrón fijo, manteniéndose generalmente ocultas para la mayoría. Aunque la mayoría de los trabajadores conozcan los beneficios que las redes sociales corporativas pueden suponer para sus carreras profesionales, es muy común que no sepan cómo aprovechar todo el potencial de la red de su propia empresa, o desconozcan como contribuir para mejorarla.

Incluso las plataformas de redes sociales más habituales suelen ofrecer mayor transparencia que la que encontramos en las relaciones interpersonales físicas del mundo real. Todos los usuarios pueden ver las relaciones sociales de los demás, facilitando la búsqueda y la creación de nuevas relaciones que aporten un valor añadido.

Visualización

La transparencia permite tener una visión de conjunto de toda la red social de la empresa, mostrando las interacciones de los diferentes empleados, sin violar la privacidad individual. La visión global de las interacciones sociales aporta un valor importante a los directivos, pudiendo tener una perspectiva global del funcionamiento de la empresa. Y permite visualizar rapidamente un mapa de talentos en función de las relaciones de la empresa.

Las herramientas para la visualización global de las redes sociales corporativas permiten a los directivos conocer  la evolución de los diferentes proyectos sin necesidad de moverse de su mesa de trabajo. Y le permiten analizar y realizar intervenciones de mejora mucho más efectivas.

Redes Sociales Corporativas el uso de las recomendaciones

En las redes sociales como Facebook o LinkedIn vemos como continuamente se realizan recomendaciones a los usuarios para que sigan a usuarios con los que no ha interaccionado hace mucho tiempo. En las redes sociales corporativas la gente no suele aceptar con agrado este tipo de recomendaciones tan comunes en Internet, a no ser que entiendan las ventajas que puede aportar el dejarse aconsejar por estos algoritmos. Es necesario enseñar a los trabajadores la importancia de crear una red corporativa equilibrada, capaz de contrarrestar nuestras tendencias sociales innatas que, en el ámbito organizativo, pueden limitar tanto el desempeño tanto a nivel individual como a nivel corporativo.

En Valuexperience somos expertos en la implantación e implementación de Redes Sociales Corporativas en las organizaciones.  En las Redes Sociales que implantamos conseguimos más de un +70% de participación activa durante el primer año. Ayudando a las organizaciones de esta manera a generar gracias a la participacion de sus empleados un ecosistema de mejora continua.

Share This
×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?