Transformación Digital

En los 90, la Inteligencia Artificial (IA) era considerada un grito lejano a lo posible pero surrealista.  Veinte años después, hoy en el siglo XXI, el aprendizaje mecánico y la Inteligencia Artificial son la vanguardia de la Transformación Digital. No obstante, las empresas pueden encontrar la innovación desafiante a la hora de implementar soluciones de inteligencia artificial. Esta no es la primera vez que una disrupción atraca el mercado laboral. Nos encontramos ante la Cuarta Revolución Industrial, al igual que en antaño, los modelos actuales deberán de optimizarse para poder suplir las demandas de un mercado dinámicamente cambiante.

El hecho de que la automatización eliminará una amplia franja de los puestos de trabajo en toda la economía mundial es una realidad que estremece a muchos. A menudo olvidamos que, para contrarrestar la eliminación de puestos de trabajo actuales, otra ola de desplazamiento laboral casi con certeza ocurrirá.

Si bien, muchos empleos serán remplazados por maquinas, nuevos empleos se crearán para poder operar las mismas.  Un estudio global realizado por Accenture junto a 1.000 empresas que ya innovan en el mundo IA, han identificado el surgimiento de oportunidades y varias categorías de nuevos empleos, exclusivamente humanos. Estos roles no reemplazan a los antiguos. Son nuevos, y por ello, requieren habilidades y un entrenamiento sin precedentes.

Comprender que implementar las nuevas Tecnologías Digitales no es suficiente para generar el valor comercial de ellas, es aceptar que se necesita una nueva gama de habilidades y trabajos entre nuestro personal. Por ello, las compañías tecnológicas más grandes del mundo, desde Google y Amazon hasta IBM, se centran en aprovechar la inteligencia emocional y la labor humana para revolucionar los servicios comerciales que les brindan las nuevas tecnologías.

Se han identificado 3 nuevas gamas de empleos derivadas de la IA:

  1. Interpretador Tecnológico

Las empresas que despliegan sistemas avanzados de AI necesitarán un cuadro de perfiles que puedan explicar el funcionamiento interno de algoritmos complejos a profesionales no técnicos. ¿Cómo funciona las nuevas tecnologías? ¿Quién cubrirá la función de dinamizarlas e interpretarlas?

Como un técnico de nueva era; la labor del interpretador tecnológico cubrirá la brecha entre tecnólogos y líderes empresariales. Es él quien aportará sabiduría al equipo sobre las nuevas tecnologías. La incorporación del nuevo perfil ayudaría proporcionar claridad y a fomentar el uso de ella. Cuando un sistema comete un error o cuando sus decisiones conducen a consecuencias negativas, el interpretador tecnológico debe poder realizar una “autopsia” en el evento para entender la causa de ese comportamiento para que se corrija.

Por eso, este nuevo perfil necesita tener la formación adecuada, comprensión tecnológica y habilidades para no solo realizar autopsias detalladas basadas problemática sobre AI y explicar sus resultados al resto del equipo.

2.Entrenadores Formadores

Las nuevas tecnologías IA no dejan de ser maquinas condicionadas a la programación humana. Esta primera categoría de nuevos puestos de trabajo necesitará el toque humano para condicionar a los sistemas de IA a una dinamización en específico para la empresa.

Los Entrenadores Formadores serán responsables de llevar a cabo labores como:

– Procesar el lenguaje natural y traducir idiomas con la menor cantidad de errores.

– Enseñar AI algoritmos de cómo imitar los comportamientos humanos.

– Desarrollar Chatbots de servicio al cliente

– Detectar las complejidades y sutilezas de la comunicación entre el sistema operativo y el operador.

Son los Entrenadores quienes estarán capacitados para adaptar las nuevas tecnologías a nuestros modelos de mercado y ponerlas en marcha bajo los estándares delimitados para estas.

3. Sustentadores IA

La categoría final se enfoca en la monitorización de la funcionalidad de IA según la programación. El nuevo perfil es responsable de mantener una dinamización apropiada, corregir errores y será crítico para la funcionalidad de AI en la nueva era.

Actualmente, se estima que menos de un tercio de las empresas tienen un alto grado de confianza en la imparcialidad de su AI. Por el otro lado, datos más críticos nos revelan que menos de la mitad tienen una confianza similar en seguridad de dichos sistemas.

El sustentador llega a suplir una labor crucial para humanizar las tecnologías de IA, y erradicar problemáticas que puedan surgir en el camino. Una de las funciones más importantes será la implementación ética en AI.

Mediante esta función, los individuos actuarán como un guardián de la apropiada dinamización de las nuevas tecnologías para contrarrestar los estigmas que nacen de la poca confianza en ellas.

Los cambios que conlleva la Cuarta Revolución presionarán a las grandes empresas a revaluar la formación y el desarrollo de sus empleados. Los tipos de trabajos que describimos aquí no tienen precedentes, y serán requerido a escala en todas las industrias. Nadie estará exento de los cambios venideros con la pronta implementación de AI.

Grandes gerentes, empleados y empresas, por igual, pronto se verán obligados a cuestionar muchos supuestos que hemos hecho acerca de los requisitos educativos que forjan a nuestros equipos profesionales.

Share This
×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?