¿Cuál es tu estrategia cognitiva?

A los ojos de muchos líderes, la inteligencia artificial y las tecnologías cognitivas son las fuerzas más perturbadoras en el horizonte. Pero la mayoría de las organizaciones no tienen una estrategia para abordarlas.

La inteligencia artificial (AI) y las tecnologías cognitivas están creciendo, pero pocas compañías están obteniendo valor de sus inversiones. La razón es que muchos de los proyectos que emprenden las empresas no están destinados a problemas u oportunidades comerciales importantes. Algunos proyectos son simplemente demasiado ambiciosos: la tecnología no está lista o el cambio organizacional requerido es demasiado grande.

En resumen, la mayoría de las organizaciones no tienen una estrategia para las tecnologías cognitivas. Los gerentes pueden cuestionar si es necesario tener una estrategia para una tecnología específica, pero en el caso de la tecnología cognitiva la justificación parece clara.

El tamaño de la oportunidad y la amenaza disruptiva de las tecnologías cognitivas hace que la estrategia cognitiva sea diferente de otras estrategias tecnológicas, por ejemplo, el comercio electrónico. La tecnología cognitiva es transformacional. Impulsar el tipo de cambio organizacional generalizado que requerirá no será fácil, especialmente cuando se trata de implicaciones para la fuerza de trabajo. Las empresas deben considerar detenidamente qué tan audazmente darán un paso adelante en el mundo cognitivo y cuánto riesgo están dispuestos a asumir. Desarrollar una estrategia cognitiva coherente y un medio para financiarla puede brindar a las empresas una ventaja competitiva distinta. El primer paso crítico en este proceso es definir el propósito, los objetivos y los componentes clave de dicha estrategia. Nuestro objetivo es ayudarlo a establecer esta base en este artículo.

Cómo abordar la estrategia cognitiva

Hablando en términos generales, las tecnologías cognitivas emplean capacidades como el conocimiento, la percepción, el juicio y los medios para llevar a cabo tareas específicas, que alguna vez fueron dominio exclusivo de los humanos. La pregunta para los gerentes es dónde y cómo aplicarlos. ¿Deberías usarlos para crear nuevos productos u ofertas? ¿Para aumentar el rendimiento del producto? ¿Para optimizar las operaciones comerciales internas? ¿Para mejorar los procesos del cliente? ¿Liberar a los trabajadores para ser más creativos?

La forma en que las empresas aplican las tecnologías cognitivas debe basarse en los detalles de la estrategia de la empresa. El objetivo no es desarrollar una nueva estrategia comercial sino diseñar acciones bien informadas que se alineen con los objetivos comerciales existentes. Para muchas compañías, la estrategia cognitiva dará como resultado una serie de pruebas piloto, pruebas de concepto y despliegues de herramientas cognitivas en diversas partes del negocio. También proporcionará un mecanismo para volver a capacitar a los gerentes y empleados para dirigir y ejecutar un negocio impulsado por la cognición.

Un área obvia de interés es cómo usar la tecnología cognitiva para crear nuevas ofertas que respalden el crecimiento de primera línea. Además de los nuevos productos y servicios, la mayor personalización del cliente que surge de la tecnología cognitiva puede generar aumentos en los ingresos. La optimización de procesos, también, es un área fértil para soluciones cognitivas, gracias a la disponibilidad de datos y la ineficiencia inherente en muchos procesos intensivos en mano de obra.

Aunque algunas compañías han seguido estrategias cognitivas bastante estrechas, otras han sido más ambiciosas.

Palancas clave de la estrategia cognitiva

Aprovechar el contenido

Las empresas que poseen contenido patentado, ya sea de datos o conocimiento, deben buscar formas de incorporar ese contenido en sus productos y procesos, así como en un sistema cognitivo. Esto requiere encontrar o crear un “gráfico de conocimiento” que la compañía quiera licenciar o poseer. Esto es particularmente crítico para aplicaciones de procesamiento de lenguaje natural, como agentes inteligentes o chatbots. Un gráfico de conocimiento describe las relaciones entre las entidades clave y los términos utilizados en el negocio y en sus relaciones.

Las empresas deben pensar detenidamente antes de transferir la propiedad del contenido y los derechos de uso con respecto a los clientes y productos principales, o la información de proceso de propiedad, a otras organizaciones, incluso si los posibles usuarios pueden agregar un valor significativo a lo que reciben. A menos que la información se relacione con procesos tácticos como la administración o el mantenimiento de instalaciones, las compañías deben tratar su información como un bien corporativo valioso y buscar formas de agregar valor ellos mismos.

Componentes tecnológicos

La tecnología cognitiva no es una tecnología sino una colección de ellas. Incluye aprendizaje automático estadístico, redes neuronales y procesamiento y generación de lenguaje natural. Más allá de seleccionar tecnologías específicas, las empresas deben decidir si compilan o compran las capacidades, si utilizan software de código abierto o propietario, si usan las herramientas de un proveedor o emplean lo mejor de su clase, y si usan aplicaciones independientes o una amplia plataforma.

No hay respuestas correctas, solo decisiones sobre qué se alinea mejor con las capacidades de una organización, la estrategia comercial y la estrategia cognitiva general. Claramente, algunas empresas tienen más conocimiento sobre los poderes de la tecnología cognitiva que otras.

Si bien las capacidades de las tecnologías cognitivas están evolucionando rápidamente, cada plataforma necesita integración. Al elegir una plataforma, el criterio más importante debería ser si ayuda a abordar los tipos de problemas que desea resolver en el corto plazo. También debe asegurarse de que la tecnología que elija pueda ayudarle a resolver problemas cognitivos y le ayude a implementarlos en sistemas y procesos de producción.

Gente

Una pregunta clave para cualquier organización que busque perseguir iniciativas cognitivas es cómo encontrar personas que puedan hacer el trabajo. Las organizaciones han tenido problemas en los últimos años con preocupaciones similares sobre la búsqueda de analistas cuantitativos y científicos de datos. Las buenas noticias: un número cada vez mayor de graduados de universidades tienen amplia formación en análisis y ciencia de datos. Las malas noticias: no muchos de estos graduados han sido entrenados en tecnologías cognitivas o métodos específicos. Del mismo modo, hay una escasez de profesores que estén suficientemente familiarizados con las tecnologías cognitivas para enseñar sobre ellos, y muchos de los que tienen un profundo conocimiento han sido reclutados fuera del aula para trabajar para empresas de tecnología.

Sin embargo, las empresas necesitan acceso a personas con conocimiento de dominio profundo y conciencia de las tecnologías cognitivas: sin tal experiencia, las estrategias cognitivas de la organización no se basarán en ninguna de ellas. Quienes participan en la planificación estratégica de las tecnologías cognitivas deben estar familiarizados con los principales tipos de tecnología cognitiva, cómo pueden aplicarse y cómo pueden integrarse con otras tecnologías de la información. Deben poder comunicarse con los gerentes en términos no técnicos, y deben estar familiarizados con los asuntos clave del negocio y su dirección estratégica actual. También deben tener una comprensión de los dominios comerciales particulares a los que se aplicará la tecnología cognitiva.

Independientemente de la estrategia de personas que elija, puede ser útil comenzar con un programa de educación gerencial para los ejecutivos que finalmente tomarán decisiones estratégicas. De hecho, quizás el aspecto más importante de una estrategia de personas es ayudar a los altos ejecutivos y a los líderes de las unidades de negocios a reconsiderar cómo las empresas trabajarán con la tecnología cognitiva. Aunque las empresas deberían preocuparse por cómo desarrollarán aplicaciones cognitivas, también necesitan personas con habilidades de análisis empresarial y la capacidad de enmarcar los problemas comerciales para identificar qué tecnologías son apropiadas para abordarlas. Las habilidades de pensamiento de diseño juegan un papel importante también, tanto para las interfaces de usuario como para los procesos de negocios en los que se aplicarán las tecnologías cognitivas.

Ambiciones

Finalmente, está la cuestión de qué tan ambicioso deberías ser. Algunas organizaciones persiguen iniciativas muy ambiciosas que tienen el potencial de cambiar las reglas del juego. Otros eligen objetivos más modestos: agregar un agente inteligente como un nuevo canal experimental para los clientes o automatizar un conjunto de tareas.

No hay una respuesta correcta para la cuestión de la ambición. Dicho esto, hay pocos ejemplos de organizaciones que hayan tenido éxito en producir transformaciones radicales con tecnologías cognitivas, mientras que hay muchos ejemplos de organizaciones que persiguen con éxito “frutas fáciles de alcanzar”.

La tecnología cognitiva no es una moda pasajera. A los ojos de muchos gerentes, es la tecnología más perjudicial en el horizonte. Los inversores parecen estar de acuerdo. Los líderes deben comenzar a sentar las bases de sus estrategias cognitivas y comenzar a implementar tecnologías cognitivas, o arriesgarse a quedarse atrás.

Las empresas deben esperar que sus competidores establecidos eventualmente adopten tecnologías cognitivas, y estén conscientes de que muchos lo están haciendo ahora. Sin embargo, una amenaza mayor puede provenir de jugadores centrados en la tecnología que no tienen miedo de desarrollar modelos de negocios en torno a la tecnología. Las empresas deben prepararse para una ola de amenazas similares de nuevas empresas basadas en la tecnología cognitiva desde cero. Las empresas que ignoran el poder de estas tecnologías y los procesos y modelos comerciales que permiten se verán en una desventaja considerable a medida que avancemos rápidamente hacia un mundo cognitivamente habilitado.

Habilidades

Si te interesa esta temática te recomendamos visites los siguientes posts:

– Las tres estrategias paar gestionar la Transformación Digital

– Construyendo la empresa inteligente

Share This
×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?