El sector de compra y venta tal y como lo conocemos está en constante cambio, y una de las evoluciones que indudablemente ha marcado un antes y un después en la actualidad es la famosa ¨Compra Cognitiva¨.

Al paso que va la tecnología hoy en día y el considerable aumento de la demanda en el sector comercial, la Compra Cognitiva es la estrategia ideal para hacer frente a tal situación. Pero ¿A qué nos referimos exactamente?

La Compra Cognitiva hace referencia a transacciones comerciales que se realizan ya sea de forma física o digital, en donde la Inteligencia Artificial es el medio para que estas sucedan, es decir, quien está involucrado en el proceso de compraventa es una máquina, a la que se le acuña el término ¨cognitivo¨ porque es ¨inteligente¨. A partir de esta definición, puede surgir la duda de si el término es el adecuado, ya que los seres humanos también somos seres inteligentes, pero la distinción en este caso radica en que ahora en adelante no se distinguirá quién es el que vende, si es una persona o una máquina.

Los científicos computacionales David Poole, Alan Mackworth y Randy Goebel refieren en su libro de 1998, que una máquina inteligente no es más que “un agente flexible que percibe su entorno y que lleva a cabo acciones que maximizan sus posibilidades de éxito en algún objetivo o tarea”. A partir de aquí, la Inteligencia Artificial entonces podría estar compuesta por los siguientes aspectos:

– Inteligencia perceptiva: tiene la capacidad de recabar información externa en tiempo real, que percibe.

– Inteligencia perceptiva: tiene la capacidad de recabar información externa en tiempo real, que percibe.

-Inteligencia adaptativa: se adapta con facilidad, es flexible.

– Inteligencia ejecutiva: toma decisiones, en función de la información que posee, sea presente y/o pasada, es eficiente.

Este último aspecto nos asegura que las máquinas puedan tomar decisiones no operativas, prudenciales, de manera óptima. Un ejemplo de decisión operativa podría ser un simple cálculo matemático, en donde no habrá margen de error, ya que la máquina estaría programada especialmente para ello.

Ya sabíamos que en estos cálculos las maquinas son especialistas, pero no fue hasta hace poco en los últimos avances, que empezaron a tomar decisiones prudenciales, aquellas en donde mezclan aspectos históricos, cualitativos y cuantitativos, en donde las soluciones no son claras y además hay muchas alternativas para solventar la situación, siendo decisiones que corresponderían más al ámbito del ser humano.

A partir de ahora la Inteligencia Artificial está capacitada para tomar decisiones operativas de forma óptima, teniendo en cuenta las decisiones pasadas, datos históricos, una alta capacidad de cálculo matemático y procesamiento de datos, análisis del impacto de variables en tiempo real que permiten adecuar su propuesta al momento al captar a través de infinitos sensores. 

Al día de hoy, a diferencia del pasado, no distinguimos si quien nos vende es una persona o una máquina.

En un entorno competitivo como lo es la industria de la distribución, diferenciarse y lograr más visibilidad ante sus clientes potenciales y convencionales, es una lucha constante, es por ello que, en los próximos años, un 94% de los directivos de la industria de distribución tiene pensado invertir en Inteligencia Artificial, según datos de un estudio de IBM.

Pero ¿Por qué Inteligencia Artificial para dar lugar a la Compra Cognitiva?

Es precisamente el adecuado desarrollo y complejidad de diferentes tecnologías que en conjunto dan lugar a la Inteligencia Artificial, y que, en concreto alguna de estas tecnologías son las que alcanzarán una mayor relevancia en el ámbito de compraventa cognitiva, las cuales veremos a continuación:

Big Data, Machine Learning, IoT, Realidad virtual, Realidad aumentada, Hologramas 3D

  • Big Data. El cual es la capacidad para registrar y procesar datos de manera óptima sí tiene base tecnológica. De tal manera que, al manejar una gran cantidad de datos y la huella que dejamos, se aproxima a un mejor conocimiento sobre el cliente para poder ofrecerle una experiencia individualizada, ayudándole a tomar mejores decisiones en el proceso dé. Compra Cognitiva.
  • Machine learning. Se basa en algoritmos que permiten a las máquinas “aprender”, ¿Qué es lo que en realidad aprende?, de la experiencia pasada del consumidor, de las decisiones tomadas y de sus consecuencias, con la finalidad de optimizar las respuestas futuras, en otras palabras, se puede decir que aprende de los errores, a través de la identificación de variables, patrones de compra y consecuencias en las decisiones de los consumidores, para así optimizar diseño de promociones y precios, distribución de productos y automatización en la atención al cliente.
  • Tecnología de reconocimiento de habla. Facilita la comunicación hablada entre seres humanos y computadoras. Para el proceso de Compra Cognitiva, según la interacción que tenga una persona con una máquina inteligente, a partir del discurso del cliente su solicitud deberá ser reconocida y analizada por la máquina para llegar a ofrecer la respuesta más adecuada.
  • Tecnología de reconocimiento visual. Es aquí donde la máquina será capaz de identificar objetos e individuos comparándolos con la información que posee de datos preexistentes. Esta tecnología en concreto se aplica en la Compra Cognitiva a través del reconocimiento facial de expresiones y detección de emociones, adaptando el proceso compraventa según el estado de ánimo que haya detectado del consumidor, esto le ofrece la versatilidad de adaptarse al estado del cliente y cambiar la táctica de venta a una que sea más adecuada para ese momento.
  • IoT (‘Internet of Things’ – Internet de las Cosas). Es aquella que permite la conexión de los diferentes productos o “cosas” con Internet. En este caso las máquinas inteligentes por medio de un conjunto de sensores son capaces de captar y emitir información necesaria para influenciar la compra de ciertos productos que son del agrado del consumidor o, por el contrario, mostrará con menos frecuencia aquellos que no han sentado del todo bien.

También existen otras tecnologías centradas en la actuación en influencia, enfocadas a que la capacidad de acción, expresión e impacto de las máquinas sea la óptima. Estas últimas tecnologías de las que hablaremos a continuación inciden en cómo presenta la máquina sus propuestas a los humanos, mientras más amigable sea esta presentación, más opciones existirán para que se genere el proceso de compraventa.

Síntesis del habla: las maquinas logran reproducir con mucha más precisión el habla humana.

Realidad virtual: representación de objetos y de escenas con apariencia real, pero que no son reales, suelen generar un contexto adecuado, familiar y cómodo para el ser humano.

• Realidad aumentada. Es la representación del mundo real modificado, mezclándose realidad y ficción a través de la captación del mundo real a la que se le superpone una parte sintética virtual. Un ejemplo en Compra Cognitiva podría ser que este paseando por una calle comercial con gafas de realidad aumentada, y desde cada uno de los comercios con los que te vas cruzando aparezcan ofertas exclusivas y personalizadas como mensajes virtuales especiales para ti.

• Hologramas 3D. Son aquellos objetos virtuales, no reales, presentados o incorporados a la realidad. Actualmente hasta puedes visualizar los objetos en 3D sin necesidad de utilizar lentes especiales (gafas 3D).

Compra Cognitiva: La Inteligencia Artificial y su influencia en el comercio actual.

Los hábitos de consumo cambian en función de la tecnología que esté disponible

¿Cómo se llevarán a cabo este conjunto de Tecnologías?

 Podemos partir de un ejemplo convencional hacer el ejercicio donde haya una combinación de todas estas tecnologías, y del cual quizás estemos muy cerca de experimentar. Imagina que estas en la calle y vas pasando por una avenida relativamente concurrida, con ojos modificados tecnológicamente para ver realidad virtual o con tus gafas 3D para ver realidad aumentada. Durante el paseo recibes mensajes virtuales que te invitan a entrar en determinados comercios. Uno de estos mensajes logra captar tu atención y decides entrar a ese comercio. Allí te encuentras con un robot humanoide virtual que te asiste y te orienta en tu compra. Este humanoide virtual dispone de mucha información previa acumulada sobre ti e individuos que guardan cierto parecido contigo, al mismo tiempo que es capaz de captar y percibir en tiempo real tu estado y presentación, a través de cámaras y sensores adecuadamente colocados en la tienda.

Es, por tanto, absolutamente capaz de reconocer tu voz y tu tono, el modo en que te expresas, reconoce tus facciones, expresión facial, outfits que sueles llevar; monitoriza latidos y sudoración (con tecnología biométrica que poseen sensores que están conectados a Internet) y aprende del pasado, de las decisiones que has tomado previamente y de las consecuencias que tuvieron, estando programado, a su vez, para optimizar continuamente las propuestas que te hará.

 Esta máquina inteligente es casi idéntica en apariencia a un ser humano, porque habla como nosotros, se mueve como nosotros, y su cuerpo virtual es, básicamente, como el nuestro. Este humanoide tan presentable ¿será capaz de acertar en su gestión de compraventa?, ¿será mejor o peor que un ser humano en dar recomendaciones que se ajusten más a ti? Es el adecuado uso de todas estas tecnologías lo que permitirá ofrecer la mejor respuesta posible para cada individuo.

La Inteligencia Artificial en la que están basados los sistemas cognitivos revolucionará el ‘Retail’ tal y como lo conocemos.

Quizás este ejemplo te parezca un poco futurista, pero en realidad tenemos un ejemplo muy claro de ello en la actualidad, ¨Alexa¨. Diseñada por Google Alexa es uno de los productos de Inteligencia Artificial más conocidos del momento. Y no es más que un asistente virtual que, no solo nos permite reproducir música, colocar alarmas o temporizadores, gestionar dispositivos inteligentes, y nos da información del tiempo real de clima y tráfico, entre otras cosas, sino que también nos ofrece recomendaciones de compras. Porque puede actuar como personal shopper y proporcionarnos sugerencias que estén personalizadas y basadas en búsquedas previas realizadas por otros clientes y en nuestra propia búsqueda previa, en función de cómo nos ha “clasificado” y de experiencias pasadas de recomendaciones efectuadas que, mediante Machine Learning, el asistente va optimizando a lo largo del tiempo. Nada más y nada menos, el motor de recomendación de Amazon incita ya el 35% de las ventas totales que posee la compañía.

La Compra Cognitiva cambiará de forma radical la forma en que funcionan las ventas, principalmente el canal online. Hasta los momentos, podemos percibir como en los portales de venta observamos un ejemplo de Inteligencia Artificial más común que es la sugerencia de venta cruzada, la cual se basa en estadísticas a partir de la huella digital que vamos dejando, en asociaciones de como la compra de un producto puede estar vinculado a la venta de otro, y en el historial personal de pedidos y visualizaciones, donde siempre presentan artículos que pueden ser de interés.

La inteligencia Artificial, podrá clasificar en tiempo real ante quién se encuentra, tendrá en cuenta una  innumerable cantidad de datos del historial personal del consumidor, intentará entender su momento emocional y, ofrecerá su respuesta más óptima, ya que el objetivo principal de la Compra Cognitiva es precisamente optimizar la experiencia del cliente, que logre fidelizar al cliente para que el proceso de compraventa vuelva a ocurrir en un futuro, ya que las estrategias que incidan en prolongar ese ciclo de vida del cliente en estos tiempos tan competitivos, serán las ganadoras del sector.

¿Qué nos espera en un futuro?

Gracias a la investigación, la tecnología y conocimiento neurocientífico están en constante avance, intentando comprender conocer un poco más el cerebro humano, con la finalidad de replicar estos conocimientos en máquinas que se aproximen cada vez más generar acciones de índole más humanas, intentando de que sean lo suficientemente avanzados desde un punto de vista más emocional y cognitivo.

Desde ValuExperience queremos contribuir en la adaptación de nuevas tecnologías y que el proceso de venta sea mucho práctico y efectivo en estos casos, para ello ofrecemos el Programa de entrenamiento Digitaliza tu Estrategia Comercial, en donde encontraras un conjunto de herramientas y recomendaciones para que puedas crear y automatizar el proceso de seguimiento con tus clientes y mantener en ellos la atención e interés por tus productos y/o servicios.

La Compraventa Cognitiva es una de las estrategias que prolongarán el ciclo de vida del cliente y cambiarán la manera en la que consumimos, a la vez que la tecnología sigue evolucionando y proporcionando muchas más herramientas útiles para este y otros sectores. Este cambio es apenas el comienzo de una nueva era para el Retail.

Share This
×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?