Habilidades

Aprendizaje Online, es incuestionable el gran impacto y la fuerza que ha generado el aprendizaje online hasta la fecha. Este nuevo aprendizaje, surgido gracias a la revolución digital, está rivalizando con el aprendizaje convencional, mucho más analógico y que no da respuestas a las nuevas demandas de la enseñanza. De forma gradual se está desbancando el aprendizaje convencional, no sólo por ser una evolución natural e incuestionable fruto de las nuevas exigencias del contexto en el cual nos encontramos, sino por demostrar poco a poco que es mucho más efectivo y con mejores resultados.

Por otra parte, la era digital nos ha traído un nuevo tipo de consumidores de contenido, lo que podríamos renombrar como consumidores de contenido online. Esta nueva forma de consumidores presenta una serie de características que hay que comprender si una organización quiere prosperar en el marco digital en el cual nos estamos moviendo.

Los profesores de marketing de Wharton Eric Bradlow y J. Wesley Hutchinson, sugieren que el consumidor en la era digital se ha transformado y ha surgido un nuevo concepto que ellos llaman consumidores compulsivos (binge consumer). Aunque esta definición pueda llevarnos a pensar que contiene connotaciones negativas, su significación es bien distinta.

Dentro de los consumidores compulsivos, debemos distinguir dos tipos: los consumidores de atracones temporales y los atracones de contenidos. Se diferencian en que los primeros tienen un consumo ininterrumpido en un periodo de tiempo determinado y los segundos suele ser más ordenados, siguen un orden de consumo más responsable. Pero ambos comparten algo en común: son consumidores insaciables de contenidos.

Los diversos estudios realizados por estos dos autores han demostrado que las plataformas educativas online que mejor encajan con este nuevo consumidor son las que plantean sus contenidos de forma simultánea y no secuencial. Es decir, si las plataformas lanzan el material en su totalidad, los consumidores compulsivos leerán el primer material, el segundo, el tercero… y así hasta terminar con todo el contenido, siempre dependiendo del tiempo que disponga para ello.

¿Por qué sucede esto? La respuesta es bien sencilla, porque los consumidores compulsivos al tener la posibilidad de visualizar todo el contenido, sin tener que esperar a la siguiente semana o mes, les estamos dando la posibilidad de visualizar una meta, un fin, algo que empieza y que tiene un final. Al tener esta posibilidad de forma paralela su gradiente también aumenta. Los resultados avalan el lanzamiento de contenido simultáneo, los consumidores compulsivos sacan mayores resultados y mejores puntuaciones en las pruebas. Esto se da ya que, al terminar un programa o lección, al ver que ya pueden visualizarla sin tener que esperarse, su interés los lleva al siguiente contenido.

Las explicaciones planteadas por estos dos autores, desde nuestro punto de vista, creemos que las organizaciones deben tomar buena nota sobre estos conceptos, y creemos que sería interesante aplicar estos principios.

A modo de ejemplo, tenemos dos organizaciones que han prosperado de forma eficaz en los últimos años como Netflix o Hulu, y refuerzan estos argumentos. En ambos casos los consumidores tienen la posibilidad de devorar literalmente y de forma secuencial todo el contenido, ya que las series que publican, los consumidores tienen la posibilidad de ver todos los episodios sin tener que esperar un periodo de tiempo hasta la emisión del siguiente.

Por este motivo, este tipo de organizaciones tienen tanto éxito en la era digital, porque entienden que existe un consumidor voraz e insaciable, que pide contenido y que es capaz de pasar tiempo sumergido en él. No es más que dar lo que el público pide, uno de los pilares centrales del marketing hoy y siempre.

Share This
×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?