¿Es el momento para la auto-gestión?

El término Holocracia (auto-gestión) deriva de la palabra griega holos, un todo como unidad autónoma y autosuficiente, pero que es a su vez parte dependiente de una unidad mayor. 

Este tipo de gestión pretende que la organización sea adaptable, que el crecimiento progresivo no dé lugar a un incremento de la burocracia, y que nadie se oculte detrás de un cargo. Una organización enfocada al emprendimiento y al liderazgo practicado por cada trabajador y un lugar donde se incrementan la agilidad, la innovación, la responsabilidad, la eficiencia y la transparencia.

La Holocracia además, cree en una estructura apoyada en el desarrollo tecnológico, dado que es necesario un elevado nivel de interconexión para poder sostener la coordinación de una manera ágil.

¿Podría existir una empresa sin jefes?

¿Sería la imagen de la cooperatividad y el paraíso, o se mostraría como un grupo desorganizado y sin norte?

A continuación detallamos seis principios que toda organización que crea en la autogestión y la holocracia debería respetar:

1.      Cada trabajador es la “máxima autonomía”.

2.      La Comunicación. Toda la información sobre la empresa o los proyectos en los que se trabaja debe comunicarse explícitamente a todos los profesionales. Esto permite obtener visiones y propuestas de todos, incluso de quienes en un primer momento no trabajan en ese proyecto.

3.      Incorporación de más personal si lo requiere el proyecto. El centro de atención está en el trabajo, en conseguir resultados y no perder el tiempo.

4.      Corresponsabilidad en la toma de decisiones.

5.      Resolución de conflictos de manera sistemática e inmediata

6.      Eliminación de cualquier factor ajeno que pueda suponer una preocupación a los trabajadores.

Son pocas las empresas que han comenzado a trabajar en base a esta filosofía. Sin embargo, los analistas creen que este tipo de organización laboral pronto será la nueva tendencia en oficinas. Esta nueva autonomía del trabajador puede ser una consecuencia de la globalización y de la individualidad.

Los trabajadores tendrán la oportunidad de explotar su creatividad, desarrollar su confianza y responsabilidad, además cada uno deberá responder por su crecimiento laboral y resultados dentro del grupo.

La holacracia dota a las empresas de agilidad, eficiencia y responsabilidad. Todos saben qué tienen que hacer pero están abiertos a constantes cambios con la intención de ofrecer siempre lo mejor para conseguir el resultado más óptimo. La finalidad es crear un ambiente distendido de trabajo, en el que todos se sientan partícipes y estén altamente motivados.

Empresas como Valve, desarrollador de videojuegos; Zappos, empresa englobada en Amazon Medium, fundada por Evan Williams, entre otras, ya han dado el paso de la transición y están probando el potencial de brindar la máxima libertad al trabajador para generar compromiso empresarial y lazos mucho más fuertes con los compañeros de trabajo y con el puesto de trabajo.

RRHH, Recursos Humanos

Lo que los grandes ejecutivos saben y hacen

Liderazgo

Aunque los ejecutivos pueden tener mucha influencia en sus organizaciones, el fracaso todavía está muy presente. No existe una receta para el éxito, no obstante, si indagamos en aquello que los grandes ejecutivos saben y hacen; y que les han ayudado a alcanzar el éxito, se pueden identificar criterios ventajosos a seguir.

A continuación te indicaremos cuatro factores relacionados con organizaciones con un alto desempeño y liderazgo. Estos patrones distinguen a los ejecutivos excepcionales, logrando que alcancen el éxito tanto personal como para sus empresas.

1.- Conocen todo el negocio: Los buenos ejecutivos conocen como cada una de las piezas de la organización, encajan, creando valor y consiguiendo resultados. Tienen una gran predisposición hacia la integración de la empresa, para que esta trabaje como una máquina sincronizada, evitando la fragmentación. Busca que todos los colaboradores trabajen en coordinación, maximizando las formas competitivas de realizar las actividades, anima a que los problemas se resuelvan de manera sistemática, sentando prioridades que se encaminen a la consecución del éxito.

2.- Toman decisiones de manera eficiente: Los grandes ejecutivos tienen la habilidad de expresar sus opiniones, comprometer a los colaboradores, analizar la información relevante, evaluar las alternativas, hacer la llamada final y tomar la mejor decisión. Esta habilidad hace que proyecten confianza y que prioricen de una manera eficiente los objetivos a conseguir. Además de asegurar una rendición de cuentas transparente a la organización.

Los ejecutivos que toman buenas decisiones tienen un balance entre el instinto y la estadística. Combinan la experiencia con la emoción. Saben que la productividad de sus organizaciones reside en una toma de decisiones comprometida y sistematizada.

3.- Conocen la industria: Todo buen ejecutivo está siempre alerta al entorno en el que su empresa se desarrolla y los posibles cambios que surjan. Su inteligencia contextual reside tanto en conocer cómo su compañía compite y hace dinero; en adaptarse a los cambios tecnológicos; así como en saber aquello que es relevante para sus clientes. Tienen la habilidad de ver tendencias y oportunidades futuras, reforzando el éxito en sus inversiones. Son personas con un alto grado de curiosidad acerca de otras industrias y buscan información que les mantenga actualizados.

4.- Crean relaciones profundas y de confianza: Toda empresa tiene ejecutivos con los que los colaboradores les gustaría trabajar. Son ejecutivos que crean grandes relaciones con sus superiores, pares, colaboradores y socios. Ellos buscan establecer relaciones que vayan más allá de lo superficial, generando confianza y logrando obtener un mutuo beneficio. Crean una reputación en la cual siempre obtienen buenos resultados, teniendo a su vez una excelente relación con aquellos que lo hacen posible.

Los grandes ejecutivos invierten en desarrollar su inteligencia emocional y social, solicitando activamente retroalimentación para conocer sobre aquello que los otros piensan y así aprender de esa vulnerabilidad, logrando de esta manera establecer confianza con los demás.

Todos estos cuatro factores se pueden aprender y nunca es muy pronto para comenzar a desarrollar estas habilidades. Considera cual de estos factores crearán el mayor impacto en tus actividades y obtén oportunidad de eso. Te darás cuenta de que todos están estrechamente relacionados.

En Valuexperience te ayudamos a que desarrolles el pensamiento global de tu negocio y lo asocies con la creatividad, requerida para potenciar el crecimiento tanto de los colaboradores como de la organización. Consideramos que la mejor forma de hacerlo es a través de la práctica y de la experiencia cotidiana, resaltando aquellos factores que llevarán a tu organización a alcanzar el éxito.

[mc4wp_form id=”8698″]

Revolución en las redes: Creando valor a través de plataformas, personas y tecnología

Transformación Digital

Se dice que estamos viviendo una revolución industrial, en donde los modelos de negocio de las compañías están basados en las redes, creando valor a través de plataformas, personas y tecnología; eliminando los límites entre las esferas físicas, biológicas y digitales. Las sociedades están pasando por grandes cambios hoy en día, las prácticas de Internet de compartir y colaborar, de tener comunidades de código abierto están en pleno auge.

Esta revolución crea un punto de inflexión. El pasar de lo físico a lo digital, de un código cerrado a uno abierto, de lo lineal a lo exponencial, a tener nuevas maneras de hacer negocios y al dominio de lo intangible; demanda que tanto líderes, inversores, economistas, etc., encargados de crear valor en las organizaciones, gestionen de una manera adecuada los recursos humanos y financieros.img 1

Se cree en la premisa de que diferentes modelos de negocio, basados en diferentes tipos de activos y tecnologías, crean diferentes ingresos económicos. Se identifican cuatro tipos de modelos de negocio con sus propuestas de valor:

Transformación Digital

Estos últimos (Líderes de redes), en promedio tienen un crecimiento de ingresos más rápido, generan un mayor margen de ganancia y utilizan sus activos de una manera más eficiente que los otros modelos.

Los bienes con más valor en el mercado – como las ideas y el capital intelectual – son siempre digitalizables, además de la facilidad con la que estos pueden multiplicarse gracias a las redes y casi sin costo alguno. Cuando se da el efecto de la red, cada participante adicional, incrementa el valor, por lo que dicha red crece por su propia cuenta.

Sin embargo, son pocas las empresas que han ajustado sus negocios a las nuevas posibilidades, probablemente porque cambiar el modelo de negocio es una tarea muy complicada. Toda organización es el resultado del capital invertido en uno de los cuatros modelos de negocio: físico, humano, intelectual o relacional. Los líderes deben generar un cambio, no obstante el modificar los modelos no resulta fácil y pasar de lo físico a lo digital conlleva dificultades.

img3

Muchos de los altos mandos de las compañías creen que su empresa no puede cambiar a un modelo de negocio de redes, dado que no nacieron como tales. No obstante, toda organización cuenta con los recursos – personas e información – para crear una red poderosa de su negocio, únicamente se requiere un cambio de mentalidad.

Para este cambio de modelos, se muestran a continuación principios que indican cómo los líderes de redes actúan diferente:

img4

Cada uno de estos principios puede ser usado por las organizaciones para transformar sus modelos de negocio.

Las redes son grandes, multifacéticas y envolventes, y están traspasando las industrias tradicionales y los límites geográficos; llevando a que la manera habitual de ver el mercado quede obsoleta.

Dentro del mercado el uso de este modelo de negocio ha afectado a distintas industrias como bienes raíces, automotora, financiera, salud, educación, entretenimiento, deportes, transporte y logística, publicidad y más.

img5

En Valuexperience conocemos la importancia de la gestión del cambio, siendo este el punto de partida para lograr una verdadera transformación, que llevará a los colaboradores de tu organización a cambiar sus modelos de negocio y la manera en la que efectúan sus actividades, consiguiendo así incrementar el valor y los resultados esperados.

Programa de Liderazgo 4.0

Programa de Liderazgo 4.0

[mc4wp_form id=”8698″]

×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?