¿Qué son las Universidades Corporativas? - Valuexperience

FAQs

 

 

¿Qué son las Universidades Corporativas?

 

La UC es el paraguas estratégico para formar a los empleados y sus mandos con objeto de satisfacer los fines de la empresa facilitando oportunidades de aprendizaje formales e informales que fomentarán el crecimiento personal y profesional de los empleados.

Están enfocadas al conocimiento en un contexto muy concreto, alineado con los objetivos estratégicos de cada organización, valiéndose de su propia cultura para crear y transmitir ese conocimiento.

No se limita a ser un catálogo de cursos sin más, sino que engloba un sistema de aprendizaje continuo y propio de la Organización, dentro de un marco constante de difusión de la misión y visión de la compañía, combinando distintas modalidades de impartición (presencial, eLearning, grupal o individual).

Los contenidos deben combinar conocimientos técnicos y de negocio, así como habilidades transversales y de gestión hasta llegar a contenidos como las competencias digitales o los hábitos de vida saludable.

Dependiendo de lo grande que sea la empresa y sus necesidades, estos centros de formación pueden subdividirse en diferentes escuelas (técnica, de idiomas, de liderazgo, de competencias digitales …) y la formación tendrá una duración más o menos larga.

 

¿Una Universidad Corporativa se corresponde con el área de formación del Departamento de RRHH?

 

Las UCs no se pueden equiparar a las áreas de formación que hay en la mayoría de las empresas.

En el modelo tradicional, las áreas de formación de los Departamentos de RRHH están enfocados a dotar a los empleados de habilidades y conocimientos necesarios para su día a día en la organización. No tienen una visión de futuro como las UCs que pretenden desarrollar y capacitar al trabajador frente a sus necesidades individuales y las organizacionales, de tal forma que se asegure una ventaja competitiva a largo plazo para la compañía.

En concreto, las UCs:

1. A diferencia del carácter más reactivo de las áreas de formación de los Departamentos de RRHH tradicionales, son más proactivas e intervienen en la estrategia de la empresa a largo plazo con visión de futuro.

 

Son un auténtico “business partner” que colabora con la cúpula estratégica de la empresa.

2. No pretenden cubrir el 100% de la formación de los trabajadores sino dar respuesta a las nuevas necesidades de la organización y alinear los objetivos de formación con los objetivos de negocio.

3. Deben anticiparse a las necesidades de la organización facilitando en todo momento que la organización esté preparada para los retos que el entorno cambiante pueda plantear.

El nombre que se le dé a la parte de la organización responsable de la UC es irrelevante, así que podemos hablar de Universidad, Centro Superior de Formación o cualquier otra expresión más atractiva y menos formalista como Campus, Summa o similar.

¿En qué empresas y en qué sectores resulta más idóneo implementar una Universidad Corporativa?

 

Normalmente se ha asociado el concepto de UC a las grandes empresas que, por tamaño y vocación internacional, necesitan de este tipo de estructuras para asegurar la transmisión de conocimiento estratégico de sus empleados y su conexión intercultural.

No obstante, el concepto de UC tiene más que ver con la visión que con la dimensión y cada vez más empresas pequeñas estén adoptando este modelo para desarrollar talento dentro de la compañía.

En este caso, las UCs tienden a tener un objetivo más focalizado porque a menudo están dedicadas a la capacitación, actualización, desarrollo o intercambio de conocimientos técnicos, competencias profesionales o habilidades operativas de los empleados internos.

Además, en las entidades más pequeñas, una UC rara vez es una organización independiente: los empleados que participan en la UC (como capacitadores o gerentes) mantienen su trabajo ordinario en la empresa y, por lo tanto, tienden a ser miembros de la UC a tiempo parcial.

 

No existe un modelo único de UC eficiente

Existen tantos modelos eficientes como empresas, pudiendo externalizarse desde la gestión hasta las instalaciones, la logística, la formación, pero siempre, partiendo del conocimiento y necesidades internas de la compañía siendo necesario contar con la participación de trabajadores internos clave en dichos procesos formativos.

¿Qué beneficios o valor añadido concreto nos pueden aportan las Universidades Corporativas?

 

De entre los distintos beneficios que aportan las UC’s cabe destacar las siguientes:

Alinea la formación con la estrategia de la compañía

  • A nivel individual adquiere un carácter estratégico al garantizar para los trabajadores un desarrollo alineado con los objetivos organizacionales, los procesos, la estructura, y los cargos o funciones.

 

  • A nivel organizacional integra todos los programas en marcha sumados a otros que se detecten necesarios en un único proceso estratégico, optimizando los recursos para que sean invertidos en una formación que realmente aumente la competitividad.

Refuerza los valores de la organización

  • Refuerza la imagen y reputación de la empresa y a su vez la satisfacción del empleado.

Responde a las necesidades específicas los empleados de la empresa

  • El programa formativo responde a las necesidades de formación detectadas en el marco de la Organización y permite la autogestión del conocimiento.

Contribuye a la gestión del conocimiento

  • Hace posible que el conocimiento tácito devenga explícito, el saber se vuelva organizacional, las mejores prácticas se hagan visibles y se compartan. Permite que la Organización aprenda.

Desarrolla el Talento

  • La inversión en la formación retorna a la empresa a través de la aplicación de lo aprendido en la labor diaria de los empleados, o en el desarrollo de nuevas competencias requeridas en diferentes áreas funcionales.

Impulsa la Innovación

  • Crea entornos para promover el entrenamiento de las habilidades de emprendimiento e innovación.

¿De qué manera las Universidades Corporativas contribuyen a la gestión del Conocimiento?

La gestión del conocimiento es el proceso sistemático de identificación, creación, renovación y aplicación de los conocimientos que son estratégicos en la vida de una organización.

Como proceso organizacional, la gestión del conocimiento comprende el conjunto de acciones que buscan dotar a la empresa de un instrumento corporativo de administración estratégica de su capital intelectual, involucrando acciones de aprendizaje e inteligencia organizacionales, gestión de competencias, educación

 

corporativa y gestión del capital intelectual, con el soporte indispensable de tecnologías de información y comunicación.

La gestión del conocimiento contribuye en la transferencia continua del conjunto de conocimientos necesarios para la formulación de estrategias, así como para la ejecución de todos los procesos indispensables que requieren los objetivos empresariales y, consecuentemente, la misión de la entidad.

Las UC’s permiten generar y distribuir información y conocimiento de manera sistemática:

  • Creando un espacio donde el conocimiento fluya llevando a cada grupo lo que necesita sin perder la visión global de la organización.

 

  • Posibilitando la formación y participación de los empleados en comunidades y nodos de conocimiento para trabajar en comunidades de práctica y/o grupos.

La UC debe incluir todas las iniciativas de Gestión del Conocimiento que se lleven a cabo actualmente, las que en un futuro se pretenden llevar a cabo, y la formación tradicional, resultando que en el actual panorama de transformación digital la tendencia en cuanto a bloques de formación a facilitar por parte de las Organizaciones a sus empleados distingue entre:

¿Qué materias deben contemplarse en los programas de estudios de las Universidades Corporativas y cómo se elaboran?

Como el objetivo principal es alinear los objetivos de la formación con los del negocio, los programas de estudios de las empresas deben ser diseñados de forma particularizada y única, y a su vez de forma suficientemente flexible como para poder adaptarse a los continuos cambios a los que debemos afrontarnos en la era digital.

Si bien cualquier temática puede ser desarrollada en la UC las áreas más habituales en las que se trabaja son ventas, idiomas y liderazgo, además de técnicas relacionadas con la actividad de la propia empresa. Asimismo, una tendencia en crecimiento en formación y prioridad para los empleados es el equilibrio entre trabajo y vida.  Encontrar un equilibrio entre el trabajo y el hogar es importante para los empleados, pero también puede tener un impacto en la organización, en términos de productividad y agotamiento de los empleados que puede repercutir en costes en absentismo laboral. Los estudios han demostrado que una empresa que valora el equilibrio trabajo-vida se beneficia de una mayor productividad de los trabajadores, menor rotación, mayor participación y una mayor motivación, compromiso y lealtad de los empleados. Al margen del contenido, proporcionar el entorno y una experiencia de aprendizaje adecuados es asimismo importante. En lo que a recursos tecnológicos se refiere, entre las nuevas herramientas corporativas de aprendizaje se incluyen “plataformas de experiencia”, “plataformas de microaprendizaje“, sistemas LMS modernizados y nuevos sistemas basados en Inteligencia Artificial.
Share This