Trabajo archivos - Página 2 de 2 - Valuexperience

Cambio de habilidades: la automatización y el futuro de la fuerza laboral. 3ª Entrega.

La tercera entrega sobre el futuro del trabajo trata sobre los reajustes en estructuras y en la cultura o mentalidad de las organizaciones y empresas para aprovechar al máximo las nuevas tecnologías, que requerirá rediseñar los procesos comerciales y un nuevo enfoque sobre el talento que tienen y el talento que necesitan.

3. ¿Cómo se adaptarán las organizaciones?

¿Cuál es el futuro del trabajo y de los trabajadores y las trabajadoras? ¿Trae consigo la automatización una pérdida de empleo neta? ¿Por dónde se reajustará la balanza? Tratamos de responder a estas y otras preguntas que están hoy en la mente de gran parte de la fuerza laboral.

Inclinar la balanza

Según un estudio publicado por McKinsey&Company, alrededor del 77% de más de 3000 ejecutivos encuestados en Europa, Estados Unidos y Canadá, no esperan un cambio neto en el tamaño de sus fuerzas laborales como resultado de la adopción de tecnologías de automatización e inteligencia artificial. Es más, más del 17% espera que sus fuerzas de trabajo en ambos lados del Atlántico crezcan. Sin embargo, la composición de los empleos y habilidades cambiará: mientras que algunos puestos de trabajos se verán reducidos después de la automatización, otros se expandirán. A su vez, tan sólo el 6% de las empresas prevé una disminución general en el tamaño de sus fuerzas laborales. Y lo más importante, el futuro del trabajo radica en el cambio en cinco áreas clave: la mentalidad de la organización, la configuración organizativa, la asignación de actividades de trabajo, la composición de la fuerza laboral y la comprensión y funciones del C-suite y RRHH.

Las empresas experimentarán un cambio en su mentalidad

Una clave para el futuro del trabajo y el éxito de las empresas será proporcionar opciones de formación continua e inculcar una cultura de aprendizaje en toda la organización. Este cambio cultural es, posiblemente, el cambio más necesario para desarrollar la fuerza laboral del futuro y alcanzar el éxito en la nueva Era Digital.

La configuración y la estructura organizativa básica cambiará hacia el trabajo multifuncional y basado en equipos, con un gran énfasis en la agilidad

La introducción de formas de trabajo más ágiles será una prioridad en el cambio organizativo que se avecina, junto con una colaboración más multifuncional. A diferencia de las jerarquías tradicionales, que están diseñadas principalmente para la estabilidad, las organizaciones ágiles están diseñadas tanto para la estabilidad como para el dinamismo, a través de una red de equipos que se caracterizan por un rápido aprendizaje y ciclos de decisión cortos que permiten la adaptación a las circunstancias, tan importante para el futuro del trabajo en una era tan volátil.

Se modificará la asignación de las actividades laborales, y el trabajo se reestructurará

La alteración en la asignación de trabajo permitirá a las empresas hacer un uso más eficaz de los diferentes niveles de cualificación en su fuerza laboral. El 40% de las compañías que dicen haber adoptado la automatización y la IA en una gran medida, esperan poder transferir tareas que actualmente realizan trabajadores altamente cualificados a los de menor cualificación, elevando la eficiencia de la empresa a través de la reestructuración de los puestos de trabajo y creando un nuevo conjunto de trabajos de habilidad o cualificación media. Por ejemplo, las enfermeras y los enfermeros ahora realizan algunas de las tareas que los médicos de atención primaria realizaban anteriormente, como la administración de vacunas y el examen de pacientes con enfermedades comunes.

El cambio en la composición de la fuerza de trabajo

Los trabajadores autónomos y otros contratistas realizarán más trabajos, siendo uno de los principales cambios organizativos, que impulsará la economía emergente “colaborativa” y la “gig economy”, fundamentales en el futuro del trabajo.

El C-Suite y los Recursos Humanos también experimentarán cambios

Pocos altos poseen la comprensión suficiente de las nuevas tecnologías para dirigir a las organizaciones a las que pertenecen a través de la adopción de la automatización y la inteligencia artificial. Además, los RR.HH. tendrán que cambiar a medida que la tecnología modifique la forma en que funcionan las organizaciones y el futuro del trabajo en cuanto al tamaño y la naturaleza de la fuerza laboral.

Estamos embarcados, por tanto, en una época de grandes cambios para organizaciones, asociaciones y empresas por igual, y el futuro del trabajo depende, en gran medida, de la audacia con que los líderes del presente naveguen a través de este océano de oportunidades hacia el nuevo mundo de la Era Digital.

Habilidades

Cambio en las habilidades: la automatización y el futuro de la fuerza laboral

La demanda de las habilidades tecnológicas, sociales y emocionales, así como de capacidades cognitivas superiores, se elevará alrededor de 2030. ¿Cómo se adaptarán las organizaciones y los trabajadores?

Desde la revolución industrial, por lo menos, la introducción de nuevas tecnologías en los puestos de trabajo se ha visto acompañada de cambios en las habilidades demandadas para los mismos, pero la adopción de la automatización y la Inteligencia Artificial (IA) marcará una aceleración con respecto a los cambios en el pasado. La necesidad de algunas habilidades, como las tecnológicas, sociales y emocionales, se incrementará, mientras que la demanda de otras, incluyendo las físicas y las manuales, decaerá. Estos cambios requerirán que todo tipo de trabajadores profundicen en su rango de habilidades o adquieran habilidades nuevas. También las empresas necesitarán repensar cómo organizan el trabajo en su interior.

Esta serie de cuatro artículos examina el impacto de estos cambios en las habilidades demandadas, así como sus implicaciones, a través de parte de una investigación, aún en marcha, sobre el impacto de la tecnología en la economía, la empresa y la sociedad, realizada en 5 países europeos (Francia, Alemania, Italia, Francia, España y el Reino Unido) y en los Estados Unidos de América.

1.¿Cómo va a cambiar la demanda de habilidades a la fuerza de trabajo con la automatización?

Durante los próximos 10 a 15 años, la adopción de tecnologías de automatización e inteligencia artificial transformará el lugar de trabajo a medida que las personas interactúan cada vez más con máquinas cada vez más inteligentes. Estas tecnologías y esa interacción hombre-máquina, traerán numerosos beneficios en forma de mayor productividad, crecimiento del PIB, mejor rendimiento corporativo y una nueva prosperidad, pero también cambiará las habilidades requeridas de los trabajadores humanos. Para medir los cambios en las habilidades a causa de la automatización y la inteligencia artificial, se modelaron los cambios en las habilidades a partir de 2030 y se encontró que se aceleraban. Si bien la demanda de habilidades tecnológicas ha estado creciendo desde 2002, se producirá una aceleración en el período de 2016 a 2030. El aumento de la necesidad de habilidades sociales y emocionales también se acelerará y, sin embargo, la necesidad tanto de habilidades cognitivas básicas como físicas y manuales disminuirá.

Todas las habilidades tecnológicas, tanto avanzadas como básicas, verán un crecimiento sustancial de su demanda. Las tecnologías avanzadas requieren personas que entiendan cómo funcionan y que puedan innovar, desarrollarlas y adaptarlas. En la investigación se sugiere que, hasta el 2030, el tiempo dedicado al uso de habilidades tecnológicas avanzadas aumentará en un 50 por ciento en los Estados Unidos y en un 41 por ciento en Europa. Se espera que el aumento más rápido se produzca en la necesidad de conocimientos avanzados de informática y programación, que podría aumentar hasta en un 90 por ciento entre 2016 y 2030. Las personas con estas habilidades serán, inevitablemente, una minoría. Sin embargo, también existe una gran necesidad de que se desarrollen habilidades digitales básicas para la nueva era de la automatización, pues son la segunda categoría de más rápido crecimiento, con un aumento del 69% en los Estados Unidos y del 65% en Europa.

La demanda de personas con habilidades sociales y emocionales bien desarrolladas crecerá rápidamente, acompañando la adopción de tecnologías avanzadas en el lugar de trabajo, pues las máquinas están muy lejos de dominarlas. En conjunto, entre 2016 y 2030, la demanda de habilidades sociales y emocionales crecerá en todas las industrias en un 26 por ciento en los Estados Unidos y en un 22 por ciento en Europa. Si bien algunas de estas habilidades, como la empatía, son innatas, otras, como la comunicación avanzada, pueden perfeccionarse y enseñarse. El aumento de la demanda de emprendimiento y toma de iniciativa será el de más rápido crecimiento en esta categoría, con un aumento del 33 por ciento en los Estados Unidos y un aumento del 32 por ciento en Europa. La necesidad de liderazgo y gestión de otros también crecerá fuertemente.

También se producirá un cambio en la demanda hacia las habilidades cognitivas superiores. La investigación también encuentra un cambio desde actividades que requieren solo habilidades cognitivas básicas a aquellas que usan habilidades cognitivas superiores, como la creatividad, el pensamiento crítico, la toma de decisiones y el procesamiento complejo de información, que aumentará hasta el 2030 en un 19 por ciento en los Estados Unidos y en un 14 por ciento en Europa. Sin embargo, las actividades laborales que solo requieren habilidades cognitivas básicas, como la alfabetización y la aritmética básicas, disminuirán a medida que la automatización avance, viéndose particularmente afectadas habilidades cómo la de entrada y procesamiento de datos, con una disminución estimada de un 19 por ciento en los Estados Unidos y de un 23 por ciento en Europa en el período de 2016 a 2030. El declive se producirá en casi todos los sectores a medida que las máquinas asumen cada vez más estas tareas sencillas.

La demanda de la mayoría de las habilidades físicas y manuales disminuirá, como ha venido haciendo en los últimos 15 o 20 años, pero seguirá siendo la categoría más grande de habilidades de la fuerza laboral. Entre 2016 y 2030, la demanda de estas habilidades caerá en un 11 por ciento en general en los Estados Unidos y en un 16 por ciento en general en Europa. La combinación de habilidades físicas y manuales requeridas en las ocupaciones cambiará dependiendo de la medida en que este tipo de actividades puedan automatizarse. Por ejemplo, los vehículos de operación o los productos de almacenamiento y embalaje son más susceptibles a la automatización que la asistencia a los pacientes en un hospital o algunos tipos de limpieza. En cuanto al tiempo empleado, disminuirá del 31 por ciento del tiempo en 2016 al 25 por ciento en 2030 en los Estados Unidos y Europa occidental.

Las habilidades avanzadas de TI y programación se consideran las habilidades más importantes para los próximos años, junto con las habilidades cognitivas superiores y las habilidades sociales y emocionales, mientras que la necesidad de habilidades físicas y manuales, en particular las habilidades motoras gruesas y de fuerza probablemente disminuirá. Los ejecutivos también esperan una disminución en la necesidad de habilidades cognitivas básicas, en particular las de introducción y procesamiento de datos que se utilizan en funciones administrativas.

Por otro lado, las funciones que ya están más automatizadas experimentan los mayores desajustes de habilidades. Estas funciones incluyen análisis de datos; Informática, móvil y diseño web; e investigación y desarrollo y, en el caso de la manufactura, las operaciones de producción.

Transformación Digital

Cambio en las habilidades: la automatización y el futuro de la fuerza laboral. 2ª Entrega.

En esta segunda entrega, examinamos con más detalle las competencias necesarias en el futuro en 5 sectores concretos y analizamos las similitudes y diferencias en los patrones de cambio entre ellos.

2. El cambio en las habilidades en cinco sectores

Los 5 sectores analizados son el sector financiero y de seguros, el energético y minero, el de la salud, el industrial de fabricación y el sector comercial, en concreto el de comercio minorista.

Banca y Seguros

Los servicios financieros han estado a la vanguardia de la adopción digital y es probable que el sector bancario y de seguros experimente un cambio significativo en la demanda de competencias hasta el 2030. El sector de servicios financieros tiene una gama de usos potenciales para la IA, especialmente para pronosticar el riesgo y personalizar la comercialización de sus productos y el número de trabajadores como cajeros y contables disminuirá a medida que se adopte la automatización. La necesidad de una fuerza laboral que utilice sólo habilidades cognitivas básicas, como la entrada y el procesamiento de datos, la lecto-escritura básica y la matemática básica, probablemente disminuirá, mientras que la cantidad de expertos en tecnología y otros profesionales aumentará, al igual que la cantidad de ocupaciones que requieren competencias específicas para la interacción y gestión de clientes, lo que impulsará un fuerte crecimiento en la demanda de habilidades sociales y emocionales.

Energía y minería

La automatización y la inteligencia artificial permiten a las empresas acceder a nuevas reservas y aumentar la eficiencia de extracción y producción. El trabajo manual predecible y los trabajos administrativos que involucran la manipulación de datos, como la lectura de medidores, serán susceptibles de ser desplazados, mientras que la demanda de trabajos tecnológicos será boyante. Se espera que la demanda de competencias físicas y manuales, junto con las habilidades cognitivas básicas, disminuya, mientras que la demanda de habilidades cognitivas superiores, sociales y emocionales, así como de competencias tecnológicas avanzadas debería crecer para hacer frente a la gestión de los nuevos sistemas.

Salud

La automatización y la IA cambiarán la interacción entre pacientes y profesionales de la salud. La demanda de profesionales de la atención sanitaria como enfermeros y enfermeras continuará viendo un crecimiento, mientras que la demanda de personal de apoyo y de oficina disminuirá debido a la automatización de las tareas relacionadas con el mantenimiento de registros y la administración.

La demanda de competencias en TI avanzadas, habilidades digitales básicas, espíritu empresarial y adaptabilidad experimentará el mayor crecimiento acumulativo, mientras que la demanda de habilidades para inspeccionar y monitorizar los signos vitales de los pacientes se estancará, a pesar del crecimiento general en la atención médica, a medida que las máquinas asuman tareas más rutinarias.

La atención médica es el único sector en este análisis en el que la necesidad de habilidades físicas y manuales aumentará en los años previos a 2030. Esta variación refleja las habilidades motoras gruesas y la fuerza necesaria para ocupaciones como el cuidado de ancianos y la terapia física, así como habilidades motoras finas.

Fabricación

La próxima ola de automatización e inteligencia artificial en la fabricación afectará a las funciones de producción en las fábricas a través de mejores analíticas y una mayor colaboración hombre-máquina y también tendrá un impacto en el desarrollo del producto y en el marketing y las ventas.

La necesidad general de habilidades físicas y manuales en el sector está disminuyendo a más del doble de la tasa del resto de la economía. La necesidad de competencias cognitivas básicas también está disminuyendo a medida que las funciones de apoyo y de oficina se automatizan. Se espera que crezca la cantidad de profesionales como representantes de ventas, ingenieros, gerentes y ejecutivos, lo que llevará al crecimiento en la necesidad de competencias sociales y emocionales, especialmente comunicación avanzada y negociación, liderazgo, administración y adaptabilidad. La necesidad de habilidades tecnológicas, tanto competencias avanzadas de TI como habilidades digitales básicas, aumentará a medida que se requieran más profesionales de tecnología. La demanda de habilidades cognitivas superiores aumentará, impulsada por la necesidad de competencias como la creatividad y la capacidad de procesamiento complejo de la información.

Venta minorista

La automatización inteligente y la inteligencia artificial continuarán modificando los ingresos y los márgenes de los minoristas a medida que las máquinas de autoservicio sustituyen a los cajeros, los robots reponen las estanterías, el aprendizaje automático mejora la predicción de la demanda de los clientes y los sensores ayudan a la gestión del inventario.

La proporción de trabajos manuales predecibles como la conducción, el embalaje y el almacenamiento en estantes, disminuirá sustancialmente. Los trabajos que permanecen tienden a concentrarse en el servicio al cliente, la administración y el despliegue y mantenimiento de la tecnología. La demanda para todas las habilidades físicas y manuales y para la introducción y el procesamiento de datos básicos disminuirá, mientras que el crecimiento será fuerte en la demanda de habilidades interpersonales, creatividad y empatía. Las competencias avanzadas de TI y la programación, junto con competencias para el procesamiento de información compleja también verán un aumento en la demanda.