5 consejos para contar historias que cautiven a tu público

Habilidades
Businessman shouting on the top of the mountain.

Todos hemos experimentado esos momentos en los que hemos tenido que hacer todo lo posible para escuchar activamente mientras alguien cuenta una historia que parece ser más larga que Moby Dick. Y, ¿qué es peor que eso? Ser tú la persona que divaga sin cesar.

Seamos realistas: no todos somos narradores natos. Pero eso no significa que no nos encontremos con un montón de situaciones diferentes en las que necesitamos serlo. Ya sea que para explicar un momento en que se superó un desafío en una entrevista de trabajo o para compartir una anécdota personal en un evento de networking, todos nos encontramos con esos casos en los que necesitamos elaborar una narrativa convincente.

Entonces, ¿cómo puedes contar una historia que sea interesante y atractiva? Los siguientes cinco consejos son un excelente lugar para comenzar.

1. Engancharlos desde el principio

Independientemente de si estás escribiendo o hablando, una introducción que llame la atención es la primera clave para asegurarse de enganchar a tu audiencia, y esto no significa comenzar con un cliché “Once upon a time” o ” Bueno, fue un martes lluvioso … “

Entonces, ¿qué tipo de tácticas puedes emplear para tu presentación? Lo mejor que puedes hacer es comenzar tu historia con algo que sorprenda o intrigue a tu público, ya sea una persona o un auditorio entero.

La clave de una introducción poderosa es conseguir que la audiencia se pregunte cómo sucedió, por qué sucedió y qué hiciste exactamente para solucionarlo.

2. Tener un arco claro

¿Alguna vez has escuchado la historia de alguien y te ha dejad pensando, “Umm, y luego qué …”? Esa persona acaba de realizar una narración sin un arco claro, lo que significa que te quedaste sin resolución o conclusión, y en cambio sentiste que perdías minutos de tu vida escuchando una historia completamente inútil.

No hace falta decir que no quieres ser esa persona que deja a la gente colgando. Entonces, antes de lanzarte a una anécdota que crees es interesante, tómate un momento para confirmar que tu historia tiene un comienzo real, un nudo y, quizás lo más importante, un final.

Lo sé, parece muy simple. Pero, es un paso crucial que a menudo se pasa por alto.

3. “Hazte” interesante

La mayoría de las veces, especialmente para entrevistas de trabajo o charlas profesionales, guardamos nuestras historias en la memoria. Tenemos anécdotas enlatadas listas para sacar de nuestros bolsillos tras cualquier aviso.

Y, si bien esto es útil para garantizar que siempre estás armado y listo con una narración algo interesante, puede tener graves consecuencias en tu entrega. En lugar de parecer involucrado y comprometido en tu propia historia, puedes parecer un robot que recita mecánicamente.

Por lo tanto, por obvio que parezca, haz un esfuerzo para parecer realmente entusiasmado con lo que estás compartiendo. Piensa que, si no pareces estar interesado en tu historia, ¿por qué debería alguien más estarlo?

4. Usa el tiempo presente

Aquí hay un pequeño truco de escritor que puedes usar para hacer que tus historias sean mucho más atractivas: usa el tiempo presente.

No, no importa si estás contando una historia de algo que sucedió hace años. Puedes configurar la escena y luego usar el lenguaje actual para darle a tu historia un mayor sentido de relevancia e inmediatez, lo que mantendrá a tu audiencia mucho más interesada.

5. Cuanto más corto, mejor

Esto va a sonar bastante mal, pero haz un esfuerzo para quedarte conmigo. Como humanos, todos somos bastante egoístas, lo que significa que puede ser difícil para nosotros estar interesados en cosas que no nos involucran directa o personalmente.

Entonces, a menos que estés contando cómo domesticaste a un león salvaje o le estrechaste la mano al Dalai Lama, la mayoría de las personas no estarán tan interesadas en tu historia como tú, lo que significa que la brevedad es importante.

Puedes pensar que todos esos detalles menores son los que realmente le dan a tu narrativa un empuje adicional y un contexto adicional, pero generalmente es mejor dejarlos por completo para mantener tu historia lo más concisa posible.

No todos somos narradores naturales. Pero eso no significa que no nos encontremos con frecuencia en situaciones en las que necesitamos compartir una anécdota atractiva.

Si estás cansado de ver los ojos de las personas vidriosos mientras crean mentalmente sus listas de compras durante tu charla, estos cinco consejos clave son para ti. ¿Quieres más? Únete a nuestro Curso de Storytelling y aprende todas las claves para convertirte en un experto orador y cautivar a tu público con tus historias.

7 técnicas para contar historias inspiradoras

Habilidades
Diversity People Seminar Learning Cityscape Concept

7Las presentaciones y las charlas no tienen por que ser largas y aburridas, sino que pueden ser entretenidas e informativas al mismo tiempo.

¿Cómo? Mediante historias inspiradoras y cautivadoras.

¿Por qué? Académicos y especialistas del marketing han descubierto que nuestros cerebros están programados para procesar y almacenar información en forma de historias. Entonces, desde el momento en que escuchamos “érase una vez”, nuestras mentes se accionan, activando nuestra imaginación, generando una película mental en nuestras cabezas. Por ello, esta forma de narrar es utilizada por los oradores más inspiradores del mundo.

Pero, ¿cómo puedes conseguir crear una historia cautivadora?

  1. Sumerge a tu audiencia en una historia.

Una historia bien contada es algo que permanecerá en la mente de tu audiencia durante los próximos años.

Con palabras básicas y diapositivas con imágenes grandes y gráficas, puedes tejer una historia cautivadora, ayudando a crear una imagen mental clara de la situación.

Además, es recomendable que sigas una regla de oro de la presentación de presentaciones: utiliza imágenes que complementen tu historia en lugar de repetir lo que ya se ha dicho.

Otra forma de sumergir a la audiencia en tu historia es proporcionar detalles sensoriales que les permitan ver, oír, sentir y oler los diferentes estímulos en su mundo de historias, consiguiendo crear una película mental en la que el público no puede dejar de participar.

Sin embargo, a diferencia de las novelas, las presentaciones deben hacer uso de descripciones cortas pero efectivas.

  • Cuenta una historia personal.
  • Pocas cosas son tan cautivadoras como una historia personal, especialmente las de triunfo sobre la adversidad extrema.
  • Crea suspense. Quienes aman ver películas o leer libros saben que una buena historia siempre tiene que tener un conflicto y una trama. Estos dos elementos son los que hacen una buena presentación en una montaña rusa que mantiene a los oyentes / espectadores al borde de sus asientos, preguntándose a sí mismos: “¿Qué pasará después?”. Hay varios dispositivos que pueden aumentar el nivel de suspense de tu historia. Una forma es contar una historia cronológicamente y llegar a una conclusión climática. Otra forma es dejar caer al espectador / oyente justo en medio de la acción y luego retroceder en el tiempo para revelar cómo ocurrió todo esto. Una tercera forma es comenzar contando una historia predecible y luego sorprender a la audiencia tomando un giro completamente diferente de lo que se esperaba.
  • Da vida a los personajes.
  • Los personajes están en el corazón de cualquier historia. Sus fortunas y desgracias son las que hacen que las personas quieran reír, llorar o alegrarse. Las historias más exitosas son aquellas que crean personajes tridimensionales fáciles de identificar y, al mismo tiempo, con una característica poco común.
  • Muestra, no digas.En lugar de contarle a tu audiencia sobre un determinado evento en una historia, intenta transportándolos a una escena. Intenta construir escena por escena los eventos y usa el diálogo en lugar de la narración.
  • Construye hasta un momento S.T.A.R. Similar a un clímax, un S.T.A.R. es el momento, un evento de “Algo que siempre recordarán”, de manera que tu audiencia hablará de ello semanas después. Esto puede venir en forma de dramatización, imágenes provocativas o estadísticas impactantes.
  • Termina con una moraleja positiva.
  • Las presentaciones más efectivas no solo tienen un conflicto y un clímax, sino también una resolución positiva. En el camino hacia el triunfo, la mayoría de los personajes de estas historias reciben una “chispa”, una pieza clave de sabiduría o consejo que les ayuda a superar sus obstáculos y cambiar para mejorar. Este mensaje clave debe empaquetarse en una frase corta y memorable.

Tu turno

Ahora ya sabes qué pasos seguir para ofrecer una presentación inolvidable. Si quieres aprender más sobre storytelling únete al Curso de Storytelling.

Share This
×

¡Hola, Bienvenid@ a Valuexperience!

Selecciona una de nuestras representantes disponibles para atenderte o envíanos un email a info@valuexperience.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?