Business archivos - Valuexperience

¿Por qué es importante el feedback?

En el post anterior se presentaban los mitos predominantes sobre los nuevos diseños de retroalimentación del rendimiento. A continuación se presentarán 7 consejos para que el feedback del rendimiento se convierta en una buena inversión para tu organización.

¿Por qué es importante el feedback?

Si el feedback se administra de manera correcta tiene una correlación positiva con el rendimiento. Para mejorar el feedback no solo se trata de entrenar a los managers si no que es un proceso multidimensional donde se tiene que transformar la cultura de la organización, focalizarse en la tarea y proporcionar la posibilidad de mejora de habilidades en los empleados. Comprender lo que es dar feedback de manera correcta y diseñar una solución para llevar el rendimiento a otro nivel son los primeros pasos.

Consejos para hacer del feedback una buena inversión:

  1. Discurso que relacione el feedback con la estrategia o filosofía de la organización. Dar información sobre la situación de la empresa mientras se da el feedback, muestra los objetivos y estrategias y como todo se conecta entre lo que hace un individuo y los objetivos de la empresa.
  2. Centrarse en el rendimiento primero, luego ya vendrá el desarrollo. De esta manera los objetivos serán más asequibles. Cuando los empleados reciben feedback y es satisfactorio mejora el rendimiento y abre puerta a sentimientos de utilidad, responsabilidad, autoeficacia, conciencia social.
  3. Asegurarse que los líderes se centran en el qué y el cómo. Como se recibe el feedback es importante y pueda significar una respuesta u otra. Los mánagers deben dar feedback tanto positivo como negativo.
  4. El feedback tiene que ser específico y genérico, a la vez.  La especificidad incrementa más el rendimiento y la genérico promueve la reflexión y el aprendizaje.
  5. Aspirar a estructura, consistencia, frecuencia e inmediatez. Escoger uno o dos puntos en que centrarse es mejor que dar feedback sobre todo, que sería confuso y estresante. La consistencia del mensaje ayuda a que el empleado lo recuerde y asimile. La frecuencia no debe ser elevada ya que como se ha dicho antes puede ser contraproducente, pero el consenso entre inmediatez y frecuencia es positivo.
  6. Añadir contexto y perspectiva. Se tiene que tener en cuenta varia información externa e interna, como la adversidad de situaciones, el soporte, etc.
  7. Eliminar el ruido. Este ruido se entiende como la falta de transparencia, cultura organizacional y sesgos. Para remediar la falta de transparencia se podría establecer claramente las normas sobre que, como y cuando se da el feedback y esto ser compartido. Según la cultura organizacional, si es más cerrada el procedimiento de dar feedback tiene que estar más estipulado que si no lo está. Los sesgos están presentes en los líderes y los RRHH tienen que ser conscientes de ellos .

Si las prácticas de RRHH adoptan una perspectiva simplista será contraproducente a largo plazo, por lo que no se deberían ignorar, a la vez que deben crear un sistema que responda a las necesidades de la organización. Cuando los managers comprenden como dar feedback esto es muy beneficioso para organización y empleados. Tenemos que mantenernos precavidos con las nuevas tendencias que no cuentan con respaldo científico.

Colaboración

Fórmate en ésta y otras técnicas para mejorar la gestión de tu organización y convertirla en una Empresa 4.0 con el Programa de Liderazgo 4.0.

Cambio en las habilidades: la automatización y el futuro de la fuerza laboral

La demanda de las habilidades tecnológicas, sociales y emocionales, así como de capacidades cognitivas superiores, se elevará alrededor de 2030. ¿Cómo se adaptarán las organizaciones y los trabajadores?

Desde la revolución industrial, por lo menos, la introducción de nuevas tecnologías en los puestos de trabajo se ha visto acompañada de cambios en las habilidades demandadas para los mismos, pero la adopción de la automatización y la Inteligencia Artificial (IA) marcará una aceleración con respecto a los cambios en el pasado. La necesidad de algunas habilidades, como las tecnológicas, sociales y emocionales, se incrementará, mientras que la demanda de otras, incluyendo las físicas y las manuales, decaerá. Estos cambios requerirán que todo tipo de trabajadores profundicen en su rango de habilidades o adquieran habilidades nuevas. También las empresas necesitarán repensar cómo organizan el trabajo en su interior.

Esta serie de cuatro artículos examina el impacto de estos cambios en las habilidades demandadas, así como sus implicaciones, a través de parte de una investigación, aún en marcha, sobre el impacto de la tecnología en la economía, la empresa y la sociedad, realizada en 5 países europeos (Francia, Alemania, Italia, Francia, España y el Reino Unido) y en los Estados Unidos de América.

1.¿Cómo va a cambiar la demanda de habilidades a la fuerza de trabajo con la automatización?

Durante los próximos 10 a 15 años, la adopción de tecnologías de automatización e inteligencia artificial transformará el lugar de trabajo a medida que las personas interactúan cada vez más con máquinas cada vez más inteligentes. Estas tecnologías y esa interacción hombre-máquina, traerán numerosos beneficios en forma de mayor productividad, crecimiento del PIB, mejor rendimiento corporativo y una nueva prosperidad, pero también cambiará las habilidades requeridas de los trabajadores humanos. Para medir los cambios en las habilidades a causa de la automatización y la inteligencia artificial, se modelaron los cambios en las habilidades a partir de 2030 y se encontró que se aceleraban. Si bien la demanda de habilidades tecnológicas ha estado creciendo desde 2002, se producirá una aceleración en el período de 2016 a 2030. El aumento de la necesidad de habilidades sociales y emocionales también se acelerará y, sin embargo, la necesidad tanto de habilidades cognitivas básicas como físicas y manuales disminuirá.

Todas las habilidades tecnológicas, tanto avanzadas como básicas, verán un crecimiento sustancial de su demanda. Las tecnologías avanzadas requieren personas que entiendan cómo funcionan y que puedan innovar, desarrollarlas y adaptarlas. En la investigación se sugiere que, hasta el 2030, el tiempo dedicado al uso de habilidades tecnológicas avanzadas aumentará en un 50 por ciento en los Estados Unidos y en un 41 por ciento en Europa. Se espera que el aumento más rápido se produzca en la necesidad de conocimientos avanzados de informática y programación, que podría aumentar hasta en un 90 por ciento entre 2016 y 2030. Las personas con estas habilidades serán, inevitablemente, una minoría. Sin embargo, también existe una gran necesidad de que se desarrollen habilidades digitales básicas para la nueva era de la automatización, pues son la segunda categoría de más rápido crecimiento, con un aumento del 69% en los Estados Unidos y del 65% en Europa.

La demanda de personas con habilidades sociales y emocionales bien desarrolladas crecerá rápidamente, acompañando la adopción de tecnologías avanzadas en el lugar de trabajo, pues las máquinas están muy lejos de dominarlas. En conjunto, entre 2016 y 2030, la demanda de habilidades sociales y emocionales crecerá en todas las industrias en un 26 por ciento en los Estados Unidos y en un 22 por ciento en Europa. Si bien algunas de estas habilidades, como la empatía, son innatas, otras, como la comunicación avanzada, pueden perfeccionarse y enseñarse. El aumento de la demanda de emprendimiento y toma de iniciativa será el de más rápido crecimiento en esta categoría, con un aumento del 33 por ciento en los Estados Unidos y un aumento del 32 por ciento en Europa. La necesidad de liderazgo y gestión de otros también crecerá fuertemente.

También se producirá un cambio en la demanda hacia las habilidades cognitivas superiores. La investigación también encuentra un cambio desde actividades que requieren solo habilidades cognitivas básicas a aquellas que usan habilidades cognitivas superiores, como la creatividad, el pensamiento crítico, la toma de decisiones y el procesamiento complejo de información, que aumentará hasta el 2030 en un 19 por ciento en los Estados Unidos y en un 14 por ciento en Europa. Sin embargo, las actividades laborales que solo requieren habilidades cognitivas básicas, como la alfabetización y la aritmética básicas, disminuirán a medida que la automatización avance, viéndose particularmente afectadas habilidades cómo la de entrada y procesamiento de datos, con una disminución estimada de un 19 por ciento en los Estados Unidos y de un 23 por ciento en Europa en el período de 2016 a 2030. El declive se producirá en casi todos los sectores a medida que las máquinas asumen cada vez más estas tareas sencillas.

La demanda de la mayoría de las habilidades físicas y manuales disminuirá, como ha venido haciendo en los últimos 15 o 20 años, pero seguirá siendo la categoría más grande de habilidades de la fuerza laboral. Entre 2016 y 2030, la demanda de estas habilidades caerá en un 11 por ciento en general en los Estados Unidos y en un 16 por ciento en general en Europa. La combinación de habilidades físicas y manuales requeridas en las ocupaciones cambiará dependiendo de la medida en que este tipo de actividades puedan automatizarse. Por ejemplo, los vehículos de operación o los productos de almacenamiento y embalaje son más susceptibles a la automatización que la asistencia a los pacientes en un hospital o algunos tipos de limpieza. En cuanto al tiempo empleado, disminuirá del 31 por ciento del tiempo en 2016 al 25 por ciento en 2030 en los Estados Unidos y Europa occidental.

Las habilidades avanzadas de TI y programación se consideran las habilidades más importantes para los próximos años, junto con las habilidades cognitivas superiores y las habilidades sociales y emocionales, mientras que la necesidad de habilidades físicas y manuales, en particular las habilidades motoras gruesas y de fuerza probablemente disminuirá. Los ejecutivos también esperan una disminución en la necesidad de habilidades cognitivas básicas, en particular las de introducción y procesamiento de datos que se utilizan en funciones administrativas.

Por otro lado, las funciones que ya están más automatizadas experimentan los mayores desajustes de habilidades. Estas funciones incluyen análisis de datos; Informática, móvil y diseño web; e investigación y desarrollo y, en el caso de la manufactura, las operaciones de producción.

Transformación Digital

Cómo convertir la estrategia empresarial en resultados

CÓMO CONVERTIR LA ESTRATEGIA EMPRESARIAL EN RESULTADOS

¿Cómo pueden los líderes traducir la complejidad de la estrategia en algo simple y lo suficientemente flexible para ejecutarla con éxito? Dicen los expertos que, para conseguir los resultados deseados, en vez de tratar de reducir a una única meta la estrategia empresarial, es mejor desarrollar un conjunto de prioridades que todos respalden.

La estrategia es inherentemente compleja. Lo vemos en los informes y los marcos que usan las empresas para describir sus elecciones estratégicas y cómo las conectan entre sí. Describir una estrategia es siempre complejo, pero su ejecución requiere simplicidad. Una buena estrategia de ejecución debe proporcionar una guía concisa y, a su vez, permitir que los líderes tengan flexibilidad para aprovechar las nuevas oportunidades que puedan surgir, mitigar riesgos inesperados y adaptarse a las condiciones locales de su caso particular.

La estrategia hecha simple

Comúnmente se utiliza un resumen de la estrategia empresarial, reduciéndola a un número limitado de elementos fundamentales que reúnen las características básicas que definen la organización. Por ejemplo, un resumen muy común de tres elementos es el siguiente: clientes objetivo (quién), la propuesta (qué) y la manera en que la compañía entregaría, vendería y distribuiría sus productos o servicios (cómo). Sin embargo, estas estrategias simples no funcionan para las empresas que compiten en negocios múltiples, atienden a clientes variopintos o se encuentran en medio de una transición estratégica.

Prioridades estratégicas

Las prioridades estratégicas deben estar enfocadas hacia el futuro, orientadas a la acción y deben centrar la atención en los factores que sean los más importantes para el éxito de la organización en los próximos años. Para establecer una agenda estratégica e impulsar su implementación de manera efectiva, las prioridades estratégicas deben equilibrase con un liderazgo flexible, además de luchar contra la inercia habitual de la organización y unificar las partes dispares de la misma.

Los siete factores más importantes a tener en cuenta son:

  1. Limitar el número de prioridades a un puñado (de 3 o 5 prioridades)
  • Hay que permitir que se entiendan, se comuniquen y se recuerden con mayor facilidad
  • Centrar la atención, esfuerzo y recursos en las cosas que son más importantes ahora
  • Sirven de parámetros dentro de los que se debe trabajar
  1. Enfocarse a medio plazo (de 3 a 5 años)
  • Las prioridades estratégicas actúan como un puente entre las aspiraciones a largo plazo, incorporadas en una misión, y los objetivos anuales o trimestrales.
  • Las metas anuales son demasiado tácticas, y las metas a largo plazo son demasiado abstractas para dar pautas.
  • Una vez establecidas las prioridades a medio plazo, es importante enfocarse en ellas.
  1. Enfocarse hacia el futuro
  • Se deben enfocar en iniciativas que ayuden a la empresa a tener éxito en el futuro, no en reforzar modelos empresariales o estrategas que funcionaron en el pasado.
  • El éxito futuro requiere normalmente de innovación y de cambio, los cuales requieren de atención continuada y esfuerzo.
  • Lograr el equilibrio adecuado entre mantener el legado del negocio y construir para el futuro requiere de juicio
  1. Tomar las decisiones difíciles
  • La estrategia tiene que ver con la elección, y las prioridades estratégicas deben abordar de frente las concesiones más importantes y difíciles con las que se enfrenta la empresa.
  1. Abordar vulnerabilidades críticas
  • Se deben identificar los elementos de su propia estrategia que son los más importantes para el éxito y los que tienen mayor probabilidad de fallar en su ejecución.
  • Es importante tener en cuenta los elementos de la estrategia que están en riesgo debido a factores externos (como las preferencias cambiantes de los clientes, las tecnologías disruptivas o los nuevos participantes) y los desafíos internos (necesidad de cambio de cultura, complejidad organizativa o necesidad de desarrollar nuevas competencias)
  1. Proporcionar directrices concretas
  • Las directrices deben ser lo suficientemente concretas como para que los líderes de la organización sean capaces de utilizar las prioridades estratégicas para decidir en qué se quieren enfocar, qué no se debe hacer y qué debe dejar de hacer.
  • los líderes deben comenzar con las acciones clave necesarias para ejecutar su estrategia y traducirlas en cuantificables para que den una orientación concreta sobre cómo se identificará el éxito. La cuantificación es importante.
  1. Alinear el equipo de liderazgo
  • Las prioridades estratégicas deben proporcionar un marco de cómo la empresa, en su conjunto, conseguirá el éxito. Para ello, todos los miembros del equipo de liderazgo de la organización deben estar conformes con dichas prioridades.
  • Si los líderes persiguen objetivos que no están alineados entre sí, los desacuerdos se filtrarán y los distintos equipos trabajarán con propósitos cruzados.

RRHH, Recursos Humanos

Innovación digital: más que experimentación

INNOVACIÓN DIGITAL: MÁS QUE EXPERIMENTACIÓN

 

En la actualidad, la innovación digital de las tecnologías de las organizaciones se está convirtiendo en una prioridad, en consecuencia, la mayoría de las organizaciones y empresas están atravesando este proceso de innovación.

El alcance de la experimentación para esta mejora, sin embargo, no rinde siempre con resultados para impactar al nivel de la empresa. Así, entonces, las empresas a menudo se centran en sus habilidades o recursos para aumentar o reforzar esta experimentación digital que se requiere para alcanzar la innovación digital.

Gran parte de las empresas que tienen laboratorios de innovación digital se encuentran con el inconveniente de que no pueden ser utilizados como pretenderían por falta de recursos, entre otros motivos. Aquellas organizaciones que logran tener éxito en algunas experimentaciones se convierten en empresas capaces de enfrentarse a desafíos muy grandes.

Se han definido dos variedades de experimentos. Por un lado, están aquellos con una pequeña innovación, referida a aquellos que solo requieren esfuerzo experimental. Y, por otro lado, están aquellos con una gran innovación, que cuentan, además, con los esfuerzos por parte de toda la compañía.

Las organizaciones consideradas digitalmente maduras, con una pequeña innovación conducen hacia innovaciones grandes que darán lugar a experimentaciones extensos. En otras palabras, aquellas compañías digitalmente maduras, han demostrado que es 2,5 veces más probable que tengan iniciativa para iniciar experimentación en innovación digital tanto pequeños experimentos como grandes iniciativas a nivel empresarial.

A pesar de los recursos materiales que se requieren, se ha demostrado que aquellas organizaciones tolerantes a la hora de cometer errores y con habilidad para aprender de ellos permiten redirigir estas investigaciones y aumentar las probabilidades de éxito.

Financiación de la innovación: Un desafío clave dentro este campo es poder encontrar la financiación necesaria para poder promover investigación en iniciativas digitales mientras se atiende a los negocios ya existentes.

Para lograr los recursos económicos necesarios muchas compañías cuentan con la financiación monetaria de alguno de los gerentes; mientras que otras empresas están consiguiendo inversiones de capital a través de su perspicacia y disciplina, este es el caso de algunas compañías que han logrado autofinanciarse. Se considera que encontrar formas para poder crecer y tener la oportunidad de autofinanciarse es crucial, ya que así las oportunidades digitales solo dependen ellos mismos.

Para saber más sobre innovación digital en tu organización descubre las Comunidades 4.0

Invertir en talento digital

Invertir en talento digital

La autoconfianza es mucho mayor en aquellas organizaciones que tienen suficiente talento digital como para mantener a los empleados en un aprendizaje continuo y conseguir que estén muy motivados para que continúen trabajando en la empresa. Para esto, es imprescindible que las organizaciones busquen la participación de los empleados en plataformas y comunidades virtuales donde puedan recibir formación continuada y aprendiendo habilidades de otros compañeros o, incluso, de otras compañías.

Lejos de propiciar que los empleados hagan su trabajo de manera secreta, las organizaciones con autoconfianza instan a sus trabajadores a difundir su trabajo en comunidades y plataformas de conocimiento compartido con expertos de otras organizaciones. Esto, a la vez, es una manera de buscar talento nuevo sobre las nuevas tecnologías y que sus empleados aprendan de otras empresas con las que colaboren.

En contra, las organizaciones que no son capaces de generar talento ni de mantenerlo, fomentan la fuga de empleados a otras compañías. Investigaciones recientes apuntan, además, que los empleados también buscan organizaciones con alto talento digital con las que trabajar. De hecho, la vida media de un empleado en una organización ha ido decreciendo con los años, lo cual reafirma que es muy importante buscar estrategias para retener el talento.

También, por lo que se refiere al reclutamiento de personal, cada vez son más importantes los procesos de búsqueda digital, por lo que es fundamental para los candidatos poder demostrar en la red su bagaje en el ámbito digital. Para las empresas esto también es positivo, puesto que son más eficientes en los procesos de reclutamiento y, además, pueden valorar el nivel de competencia digital de sus empleados potenciales.

Finalmente, se concluye que es necesario un equilibro entre los empleados que se van porque no encajan con la cultura empresarial de la organización y los que vienen precisamente porque creen en ella e incluso se ven capaces de producir cambios positivos para la misma. Esta es la mejor manera de crecer como organización.

  • EL CASO CIGNA

Cigna es una empresa de servicios de salud que ha hecho del aprendizaje una necesidad, no sólo para sus líderes y empleados sino también para sus profesionales médicos o consumidores.

De hecho, los programas de educación formal dentro de la empresa han favorecido que los profesionales se formen y, consecuentemente, tengan más posibilidades de ser promocionados. Esta manera de entender la formación no es casual, sino que forma parte de un plan estratégico para mantener el talento dentro de la empresa.

A nivel digital, esta organización también ha lanzado una plataforma de formación online donde los profesionales pueden adquirir nuevas habilidades a través del conocimiento compartido que sólo las comunidades virtuales pueden brindar.

Transformación Digital

Para saber más sobre talento digital en tu organización descubre las Comunidades 4.0.

Por qué tu Empresa necesita más Colaboración

Por qué tu Empresa necesita más Colaboración

Investigaciones han demostrado que las compañías necesitan un enfoque de colaboración a través de la transformación digital para poder establecer una ventaja competitiva en el mercado. Tenemos claros los grandes beneficios que se pueden obtener a través de la cooperación, sin embargo, son muchas las compañías que tienen que convertirlo en una prioridad.  Y tú, ¿consideras la colaboración como un objetivo principal en tu organización?

Menos de la mitad de los participantes en una encuesta digital de negocios administrada en 2016, nombraron de forma relevante que sus organizaciones estaban incrementando el número de proyectos de equipos multifuncionales en sus organizaciones. Esto significa que hay muchas empresas que necesitan hacer este cambio para obtener mejores resultados.

Estas trasformaciones han originado, en estas compañías, un enfoque hacia la cooperación y la colaboración, llegando incluso a difuminar los límites organizacionales tradicionales.

La colaboración multifuncional

Según un informe reciente de investigación basado en una encuesta global de más de 3.500 gerentes y ejecutivos sobre tendencias de negocios digitales, las empresas que implementan tecnologías y capacidades digitales con éxito para mejorar los procesos fomentan el talento en toda la organización, e impulsan nuevos modelos de negocio generadores de valor, son mucho más propensas a realizar equipos de trabajo multifuncional, es decir equipos de trabajo de colaboración.

Más del 70% de estas organizaciones usan equipos multifuncionales para organizar el trabajo y las tareas, implementando prioridades en el negocio digital.  Las empresas digitalmente avanzadas, reconocen y premian los equipos que trabajan a partir de la cooperación y de forma multifuncional.

Cada vez más, los procesos o tareas se están volviendo más integrados, de manera que pensar en una función o tarea aislada es más difícil.

La gestión de datos: una nueva colaboración con los clientes

En el ámbito del Internet de las cosas (IoT), aquel ámbito en que los objetos con dispositivos informáticos permiten conectarse entre sí e intercambiar información y datos entre ellos, se requiere la búsqueda de estrategias de colaboración de valor, ya que se caracteriza por una alta frecuencia de interacción con los clientes a través del intercambio de datos de los dispositivos.

Este intercambio de datos a través de las fronteras de la organización profundiza las relaciones existentes entre las organizaciones y fomenta nuevas cooperaciones con los clientes.

Adaptarse a una mayor colaboración

Las empresas digitalmente avanzadas son más cooperativas porque persiguen objetivos corporativos que dependen del uso eficaz de la tecnología, así como también depende del establecimiento de colaboraciones efectivas.

Mantener (en lugar de sólo construir) una cultura digital que apoye la cooperación puede ser uno de los desafíos más exigentes ya que la colaboración necesita unas características específicas en las personas que conforman esta cultura como la empatía, la capacidad de resolución de problemas, la curiosidad o la capacidad de adaptación.

Colaboración

Para saber más sobre colaboración en tu organización descubre las Comunidades 4.0.