Autoconocimiento archivos - Valuexperience
Las mujeres en el trabajo

Las mujeres en el trabajo

¿Sabías que, según las investigaciones, expresar gratitud no causa ningún daño? En todo caso, las personas subestiman lo significativo que es para otros que se les agradezca por sus esfuerzos, porque a la mayoría de nosotros no se nos agradece mucho.

 

Ahora, existe la posibilidad que, si las mujeres agradecen demasiado a los demás, especialmente por cosas que realmente son poco importantes, corren el riesgo de ser estigmatizadas “No puedo hacer nada por mi cuenta sin ayuda”.

 

Cuando trabajas en una industria dominada por hombres

 

Las mujeres en los campos dominados por hombres experimentan muchos factores estresantes, tanto sutiles como abiertos. Como resultado, muchas terminan abandonando el campo por completo. Pero las que se quedan desarrollan estrategias para sobrevivir e incluso desafiar el statu quo.

 

Es importante saber cómo evaluar la cultura de género de una empresa antes de aceptar un trabajo y cómo mantenerse fiel a sus objetivos profesionales cuando otras personas piensan que saben lo que es mejor para ti.

 

A diferencia de los hombres, las mujeres suelen tener que hablar mucho o afirmar sus credenciales por adelantado, ya que se presupone que no saben de qué están hablando. No obstante, los hombres parecen no tener el mismo problema. ¿Cómo pueden las mujeres establecer efectivamente la credibilidad en nuevos entornos sin jugar con los estereotipos negativos clásicos de las mujeres que son demasiado asertivas?


Las mujeres a menudo tienen que caminar por esta delgada línea de demostrar competencia a través de la asertividad, sin ser vistas como “demasiado asertivas”. Como se observa, se supone que los hombres son competentes, por lo que no tienen que demostrar tanto sus credenciales. Tampoco son penalizados por comportamiento asertivo.

 

Si bien no existe una estrategia única para todos para lidiar con esto, una técnica que puede funcionar para las mujeres es combinar comportamientos asertivos con comportamientos más estereotípicamente femeninos, como la preocupación y la participación.

Otro consejo es centrarse en demostrar un buen rendimiento en lugar de afirmar sus credenciales. Con el tiempo, tu buen desempeño hablará por sí mismo. No sentirás la necesidad de afirmar tus credenciales tanto una vez que hayas demostrado a tus colegas que realmente sabes de lo que estás hablando.


A menudo las mujeres no saben si están recibiendo este tipo de comentarios porque son mujeres o por algo que están haciendo mal. Dado que no puedes separar tu género de ti misma, puede ser difícil saber si estás experimentando un sesgo o una verdadera necesidad de ajustar tu enfoque.

Los estereotipos de género prescriben que las mujeres no deben ser agresivas; y, cuando nos comportamos de esta manera, a menudo recibimos comentarios que necesitamos para suavizar nuestro tono.

¿Qué hacer en estas situaciones?

 

Primero, intenta reunir tanta información sobre qué comportamientos específicos están vinculados a esta impresión.

Segundo, pregunta cómo ven tu comportamiento y si afecta su desempeño. ¿Quieren que suavices tu tono porque está socavando legítimamente tu efectividad o porque se sienten incómodos con él?

Hacer esta pregunta hace que aquellos que te brindan comentarios confronten sus prejuicios personales si no pueden encontrar alguna razón por la cual su comportamiento esté socavando su éxito.

La ventaja de la felicidad para el éxito empresarial

La ventaja de la felicidad para el éxito empresarial

¿Le das importancia a la felicidad? ¿Sabías que, inculcar más la felicidad y el bienestar en tu vida, así como en el mundo corporativo, a través de las personas te produce grandes ventajas?

La felicidad debe ser una prioridad en tu negocio.

Los trabajadores necesitan ayuda para descubrir la felicidad y comprender el poder que tienen ellos mismos. Las personas son elementales para que tu negocio sea exitoso, y por eso su felicidad es una prioridad. Pero aun y sabiendo esto, la mayoría de los líderes lo omiten.

¿Estabas al corriente de que las emociones negativas reducen nuestros pensamientos y nuestra gama de acciones? Esto limita nuestro potencial y la posibilidad de creatividad e innovación. O ¿Que cuando los empleados no están contentos se toman más días de baja por enfermedad? Ayudar a tus empleados a alcanzar la felicidad beneficiará a tu organización con una mayor retención y productividad de tus empleados.

Así pues… ¿Cómo hacerla realidad?

¿Realmente puedes ayudar a las personas a cambiar su mentalidad para enfocarse en lo positivo? La respuesta es SÍ.

Varios estudios han demostrado que nuestros cerebros pueden cambiar. Debemos vivir con el lema “todo sucede por una razón”, al fin y al cabo, eres tu quien decides como aprender de cada situación vivida. Esto no es fácil, se necesita tiempo y practica para que tu cerebro sea más positivo, creativo, resistente y productivo.

A continuación, te presentamos cinco técnicas para convertirte en un ser más feliz y positivo.

La motivación es un truco:

Según Mel Robbins, nuestro cerebro da cinco segundos para tomar una decisión y actuar. Esto significa que solo tienes cinco segundos para actuar de una manera más positiva o creativa. Por esto tienes que ser proactivo para pensar positivamente hasta que se convierta en tu mentalidad predeterminada durante estos 5 segundos.

  • Deja de tratar de sentirte cómodo con lo incómodo:

Debes saber que sentirte incomodo es bueno, no debes evitarlo. Cuando nos encontramos fuera de nuestra zona de confort, nos volvemos más creativos y productivos. Nos resulta más fácil lidiar con situaciones nuevas e impredecibles o superar nuestros límites. Así mejoramos y adquirimos nuevas habilidades y capacidades.

  • Responde a la pregunta, “¿Qué te hace feliz?”:

Recuerda lo que te hace feliz cada día. Identificar lo que te hace feliz y pensarlo te acercará a ese verdadero estado de felicidad. Pensar positivamente inunda el cerebro con dopamina y serotonina, lo que mejora el centro de aprendizaje de nuestros cerebros para que podamos abrirnos creativamente.

  • Se consciente de ti mismo, pero no mires a tus experiencia pasadas para hacerlo:

Las personas conscientes de sí mismas son más confiables, honestas y promocionables, y son líderes más efectivos. Deja de mirar tus experiencias pasadas y pregúntate por qué las cosas sucedieron de la manera en que sucedieron, debes centrarte en ¿Qué puedes hacer? o ¿Qué es importante para ti? Estas son preguntas que te llevan a encontrar la felicidad.

  • No permitas que el ruido interno influya en tus decisiones. 

Todos usamos las experiencias pasadas para dar sentido a las situaciones. Pero esto puede nublar tu realidad actual, porque lo que te sucedió en el pasado no necesariamente debe dictar cómo te sientes acerca de lo que está sucediendo ahora. Este ruido interno crea realidades alternativas o percepciones ficticias que nublan nuestro juicio.

Lidera con felicidad y ayuda a tus trabajadores a encontrar la suya.

En resumen, el punto de partida para crear un cambio duradero reside en ti y en tu organización. Solo tu puedes definir que significa la felicidad para ti. Practicar estas técnicas para la felicidad y la positividad en tu vida personal puede aumentar el impulso de la felicidad en tu organización.

Se requiere práctica y perseverancia, pero el cambio es posible. Lo bueno es que no tienes que ser un profesional antes de implementar la felicidad en tu organización y en tu vida.

Qué es realmente la autoconciencia y cómo cultivarla

Habilidades

La autoconciencia parece haberse convertido en la última palabra de moda de la administración, y por una buena razón. La investigación sugiere que cuando nos vemos claramente, somos más seguros y más creativos. Tomamos decisiones más sólidas, construimos relaciones más fuertes y nos comunicamos de manera más efectiva. Tenemos menos probabilidades de mentir, engañar y robar. Somos mejores trabajadores que reciben más promociones. Y somos líderes más efectivos con empleados más satisfechos y empresas más rentables.

Aunque la mayoría de las personas creen que son conscientes de sí mismas, la autoconciencia es una cualidad realmente rara. De las investigaciones realizadas al respecto, cabe destacar tres hallazgos:

1.Hay dos tipos de autoconciencia

Durante los últimos 50 años, los investigadores han utilizado diferentes definiciones de autoconciencia. Por ejemplo, algunos lo ven como la capacidad de monitorear nuestro mundo interior, mientras que otros lo etiquetan como un estado temporal de autoconciencia. Otros lo describen como la diferencia entre cómo nos vemos y cómo nos ven los demás.

Si estudiamos los estudios realizados, dos categorías amplias de autoconciencia siguen apareciendo:

  • Autoconciencia interna: representa cuán claramente vemos nuestros propios valores, pasiones, aspiraciones, y cómo se ajustan a nuestro entorno, reacciones e impacto en los demás. La autoconciencia interna está asociada con una mayor satisfacción laboral y de relación, control personal y social y felicidad; y está relacionado negativamente con la ansiedad, el estrés y la depresión.
  • Autoconciencia externa: significa comprender cómo nos ven otras personas, en términos de los mismos factores enumerados anteriormente. Las personas que saben cómo los ven los demás son más hábiles para mostrar empatía y tomar las perspectivas de los demás. Los líderes que se ven a sí mismos como lo hacen sus empleados, tienden a tener una mejor relación con ellos, se sienten más satisfechos con ellos y los ven como más efectivos en general.

Los líderes deben trabajar activamente para verse claramente y obtener retroalimentación para comprender cómo los ven los demás. La conclusión es que la autoconciencia no es una verdad. Es un delicado equilibrio de dos puntos de vista distintos, incluso competitivos.

2. La experiencia y el poder obstaculizan la autoconciencia

Contrariamente a la creencia popular, los estudios han demostrado que las personas no siempre aprenden de la experiencia, que la experiencia no ayuda a las personas a extraer información falsa, y que vernos a nosotros mismos como altamente experimentados puede evitar que hagamos nuestra tarea, buscar evidencia que no confirme y cuestionar nuestras suposiciones.

Y así como la experiencia puede conducir a una falsa sensación de confianza sobre nuestro desempeño, también puede hacernos confiar demasiado en nuestro nivel de autoconocimiento. Del mismo modo, cuanto más poder tenga un líder, más probabilidades tendrá de sobreestimar sus habilidades y capacidades.

Existen dos explicaciones principales para este fenómeno. Primero, en virtud de su nivel, los líderes superiores simplemente tienen menos personas por encima de ellos que pueden proporcionar comentarios sinceros. En segundo lugar, mientras más poder ejerza un líder, las personas menos cómodas estarán para darles una respuesta constructiva, por temor a que perjudique sus carreras. Pero este no tiene que ser el caso. Un análisis mostró que los líderes más exitosos, contrarrestan esta tendencia al buscar comentarios críticos frecuentes (de jefes, compañeros, empleados, su junta, etc.). Se vuelven más conscientes de sí mismos en el proceso y llegan a ser vistos como más efectivos por otros.

Las personas que mejoraron su autoconciencia externa lo hacen buscando comentarios de críticos amorosos, es decir, personas que tienen en mente sus mejores intereses y están dispuestas a decirles la verdad.

3. La introspección no siempre mejora la autoconciencia

También se asume ampliamente que la introspección (examinar las causas de nuestros propios pensamientos, sentimientos y comportamientos) mejora la autoconciencia. Después de todo, ¿qué mejor manera de conocernos a nosotros mismos que reflexionando sobre por qué somos como somos?

Sin embargo, las personas introspectivas son menos conscientes de sí mismas y reportan una peor satisfacción laboral y bienestar.

El problema con la introspección no es que sea categóricamente ineficaz, sino que la mayoría de las personas lo están haciendo incorrectamente. Para entender esto, veamos posiblemente la pregunta introspectiva más común: “¿Por qué?” Preguntamos esto cuando tratamos de entender nuestras emociones, nuestro comportamiento o nuestras actitudes.

Como resultado, “por qué” es una pregunta de autoconciencia sorprendentemente ineficaz. Simplemente no tenemos acceso a muchos de los pensamientos, sentimientos y motivos inconscientes que estamos buscando. Y debido a que hay tantas cosas atrapadas fuera de nuestra conciencia, tendemos a inventar respuestas que se sienten verdaderas pero que a menudo están equivocadas. En consecuencia, el problema de preguntar por qué no es solo qué tan equivocados estamos, sino qué tan seguros estamos de que estamos en lo correcto. La mente humana rara vez opera de manera racional, y nuestros juicios rara vez están libres de prejuicios. Tendemos a saltar sobre cualquier “percepción” que encontremos sin cuestionar su validez o valor, ignoramos la evidencia contradictoria y forzamos nuestros pensamientos a ajustarse a nuestras explicaciones iniciales.

Otra consecuencia negativa de preguntar por qué, es que invita a pensamientos negativos improductivos. Las personas que son muy introspectivas también tienen más probabilidades de quedar atrapadas en patrones reflexivos.

Entonces, si por qué no es la pregunta introspectiva correcta, ¿hay una mejor? Para aumentar la auto-percepción productiva y disminuir la rumia improductiva, debemos preguntar qué, no por qué. Las preguntas sobre “qué” nos ayudan a mantenernos objetivos, centrados en el futuro y capacitados para actuar sobre nuestras nuevas ideas.

En conclusión: los líderes que se centran en desarrollar una autoconciencia interna y externa, que buscan comentarios honestos de críticos amorosos y que preguntan qué, en lugar de por qué, pueden aprender a verse a sí mismos con mayor claridad, y cosechan las muchas recompensas que aumentan el autoconocimiento. Y no importa cuánto avancemos, siempre hay más que aprender. Esa es una de las cosas que hace que el viaje hacia la autoconciencia sea tan emocionante.

Aprende esto y más en nuestro nuevo Curso de Autoconocimiento y Productividad.

¿Quieres reducir el estrés y la ansiedad en solo 12 minutos?

Habilidades

El estrés y la ansiedad son dos de los principales problemas, generando un malestar psicológico que puede llevar a producir problemas personales y laborales, como bajo rendimiento y motivación, mal ambiente en el trabajo o bajas laborales.

La bondad amorosa es una técnica que te permitirá reducir el estrés y la ansiedad en tu día a día en tal solo unos minutos.

¿Cómo? Lo único que tienes que hacer es dedicar 10-12 minutos al día a desearle felicidad silenciosamente (sin necesidad de decirlo en voz alta) a las personas que te rodean, ya sean conocidos o extraños.

¿Qué consigues? Investigaciones realizadas al respecto han demostrado que desear felicidad silenciosamente a las personas con las que nos cruzamos te permitirá:

  • Disminuir los niveles de ansiedad
  • Mejorar el estado de ánimo
  • Generar mayores niveles de felicidad

Pero, ¿por qué funciona?

Todo está relacionado con la necesidad del ser humano de vivir en sociedad, de estar conectados con los demás y vivir con bondad. Algo que, a pesar de que es muy necesario para todos nosotros, a menudo olvidamos, centrándonos demasiado en nosotros mismos.

Utilizando esta técnica somos capaces de cambiar ese punto de vista, y pasar del yo al nosotros, reconociendo que todos queremos ser felices, que todos queremos lo mismo.

Aunque pueda parecernos extraño, nuestra mentalidad cambia lo que somos y con ello, podemos llegar a cambiar la situación en la que nos encontramos.

Recuerda: Practicar esta técnica a diario, especialmente durante los momentos frustrantes, te ayudará a mejorar tus niveles de estrés y ansiedad, ayudándote a sentirte más feliz.

La felicidad y productividad son resultado de un mayor autoconocimiento, consiguiendo así el bienestar. Si quieres aprender más sobre cómo conseguirlas apúntate a nuestro nuevo Curso de Autoconocimiento y Productividad.

La compasión cotidiana en Google

Habilidades

Para Chade-Meng Tan leer sobre Matthew Ricard, considerado el hombre más feliz del planeta, y como su secreto reside en el hábito de la compasión, dando a entender que la compasión es el estado más feliz de todos; fue uno de los momentos cruciales de su vida porque su sueño era crear las condiciones para la paz mundial durante su vida y crear las condiciones para la paz interior y la compasión a escala global.

Aprender sobre Matthew le dio una nueva perspectiva sobre su trabajo. La compasión no es una tarea pesada. Es algo que da felicidad. La compasión es diversión. Y esa visión alucinante cambia todo el juego. Porque si fuese una faena pesada nadie la experimentaría. Pero si la compasión fuera diversión todo el mundo querría sentirla. Por ende, para crear las condiciones para la compasión mundial todo lo que tenemos que hacer es replantearnos la compasión como algo divertido.

Pero. ¿Qué pasaría si la compasión, además, fuese rentable? ¿Qué pasaría si la compasión fuese algo bueno para los negocios? Entonces, todos los jefes y gerentes del mundo van a querer tener compasión como en este caso. Eso crearía las condiciones para la paz mundial. Teniendo en cuenta esto, Chade-Meng Tan empezó a prestar atención al aspecto de la compasión en un entorno de negocios. Por suerte no tuvo que mirar muy lejos porque lo que estaba buscando estaba justo en frente de sus ojos, en Google, empresa en la que trabajaba.

Pero, de nuevo, también hay beneficios reales de negocio. Entonces, ¿cuáles son? El beneficio de la compasión es crear líderes de negocios altamente efectivos. Para ello, hay que entender los tres componentes de la compasión:

  • Está el componente afectivo que es “yo siento por ti”.
  • Está el componente cognitivo que es “yo te entiendo”.
  • Está el componente de motivación que es “yo quiero ayudarte”.

Entonces, ¿qué tiene que ver esto con el liderazgo empresarial? De acuerdo con un estudio muy completo dirigido por Jim Collins y documentado en el libro “Empresas que sobresalen” hace falta un tipo de líder muy especial para llevar a una empresa de algo bueno a algo grande. Son los “Líderes de nivel 5“, líderes que, además de estar altamente capacitados, poseen dos cualidades importantes, que son humildad y ambición. Se trata de líderes altamente ambiciosos en busca del bien común. Y dado que ansían el bien común no sienten la necesidad de inflar sus propios egos, siendo los mejores líderes de negocios.

En la experiencia de Chade-Meng Tan hay tres ingredientes para construir la compasión en un entorno empresarial:

  • El primer ingrediente es crear una cultura organizativa apasionada por el bien común. La conciencia de contribuir al bien común es muy auto-inspiradora y crea el terreno ideal para fomentar la compasión.
  • El segundo ingrediente es la autonomía. Si uno ya tiene una cultura de la compasión y del idealismo y le permite a las personas rondar en libertad, ellos harán lo correcto del modo más compasivo.
  • El tercer ingrediente es centrarse en el desarrollo interior y en el crecimiento personal.

Las cualidades interiores como conciencia de uno mismo, autodominio, empatía y compasión son fundamentales para los líderes, ya que el liderazgo empieza con el carácter. Por ello, deben entrenarse:

  • La atención, base de todas las capacidades cognitivas y emocionales superiores. Esto crea las bases para la inteligencia emocional.
  • El auto-conocimiento y el auto-dominio. Así, usando la atención, creamos una percepción de alta resolución en los procesos cognitivos y emocionales. Esto significa ser capaces de observar nuestro flujo de pensamiento y el proceso de la emoción con mucha claridad y objetividad, y desde una perspectiva en tercera persona. Y una vez que uno logra eso, consigue ese auto-conocimiento que nos permite el autodominio.
  • Nuevos hábitos mentales. Los hábitos mentales cambian todo en el trabajo. La buena voluntad, como desear a las personas que sena felices, inconscientemente es tomada por otras personas y eso genera confianza y la confianza genera muchas relaciones que funcionan bien.

Únete al Curso de Autoconocimiento y Productividad para trabajar en profundidad estas capacidades y conseguir un mejor liderazgo.

Beneficios de Mindfulness sobre el estrés laboral

Desarrollo personal

Nuestra sociedad presenta una serie de características que afectan a nues­tro modo de vivir. El continuo cambio, la multitarea, la falta de tiempo, la so­breinformación (televisión, radio, prensa, internet) y la continua interrupción por las nuevas tecnologías, nos hace tener la atención dispersa, no siendo capaces de vivir el momento presente de forma consciente. A esto hemos de añadir determinados comportamien­tos, como el hacer cosas continuamente mientras nuestra mente está en la próxima tarea; el no saber escuchar, interrumpiendo a los demás conti­nuamente; ingerir alimentos sin consciencia; romper o derramar cosas por descuido; así como el considerar que los otros no hacen lo que creemos deben hacer. Vamos, por tanto, configurando una vida que se va sobrecar­gando de estrés, y generando comportamientos inconscientes y automáticos, que nos hace reaccionar en muchas ocasiones de forma impulsiva, lo que va a provocarnos otros problemas.

En la interacción entre la persona y el ambiente se pueden producir una serie de desajustes, entre lo que se le demanda al trabajador en una deter­minada situación, y las capacidades y recursos que esa persona dispone para enfrentarse a esa demanda, donde, además, el fracaso se percibe con importantes consecuencias.

No obstante, el estrés forma parte de la vida, del hecho de ser humano, es algo inherente a la condición humana, y podemos aprender a gestionar el mis­mo.

En definitiva, el estrés psicológico está relacionado con la percepción que una persona tenga de un cambio en su vida. Algunas personas responden al estrés como una experiencia de cambio y desarrollo personal. Es pro­bable que una persona aproveche esa presión para ser más eficiente. Sin embargo, otras personas podrían padecer trastornos gastrointestinales o cardiovasculares, o responder a esa presión comiendo demasiado o to­mando algún medicamento; o incluso presentar una crisis emocional. Es decir, viven el estrés como una experiencia emocional desadaptativa.

Entre los factores desencadenantes del estrés, provenientes del trabajo, podemos destacar el continuo cambio, la sobrecarga de trabajo, la ambi­güedad de roles, las relaciones interpersonales, la falta de participación, responsabilidad, falta de promoción, etc. Junto a estos factores también cuentan características personales, como el perfeccionismo, la ambición, la impaciencia, la rigidez, el nivel de formación, los deseos de logro, las ex­pectativas, etc.

El estrés laboral afecta al desarrollo del trabajo, pues se cometen más erro­res y, por lo tanto, afecta al rendimiento del trabajador y a la productividad de la empresa. Además, aumenta la probabilidad de accidentes debido a distracciones, descuidos, despistes y falta de atención.

Jon Kabat-Zinn, uno de los pioneros en la introducción del Mindfulness en el mundo occidental, lo define como la capacidad que tenemos de prestar atención, de forma intencionada, en el momento presente, sin juzgar, acep­tando la experiencia tal como es, sin intentar cambiar nada.

Mindfulness produce, a medio y largo plazo, cambios permanentes en el funcionamiento cerebral, pero el primer efecto de la prácti­ca de Mindfulness es el desarrollo de la capacidad de concentración de la mente. Conseguimos dirigir la atención al sitio preciso y estabilizarla. El aumento de la concentración trae consigo la serenidad, que nos conduce a calmar la mente, pudiendo comprender y ver la realidad con mayor claridad, y por tanto tener conductas más adecuadas.

Un estudio realizado desde 2012 hasta 2016 conformado por 230 sesiones grupales de diferentes de­partamentos/áreas de negocio en fábricas y oficinas en todos los centros de trabajo de la empresa Heineken. En total, en todas las sesiones participaron 1579 Empleados, que acudieron a todas las sesiones según el programa planea­do e implantado en la Empresa. Posteriormente a estas sesiones se realizó la encuesta FORCEM, para obtener el grado de satisfacción del programa y para poder valorar cómo ha ayudado el programa a los Empleados, se objetivó que el 92,5% considera que el programa les ayu­da a adquirir habilidades para aplicar en su puesto de trabajo; el 95% favo­rece su desarrollo personal, el 96% les ayuda a sentirse mejor en el entorno laboral. Además:

  • Con la puesta en marcha de este programa ha habido un incremento del nivel de atención plena en la vida diaria, de las personas que han participa­do en el programa. Cuando realizan cualquier tipo de labor se centran en la tarea actual y evitan pensamientos de futuro relacionados con el resultado.
  • Saben modificar la evaluación inicial de una situación, su actitud no será: “esto es muy difícil, es imposible”, sino la de “voy a intentarlo”. Han apren­dido a aceptar los cambios, y a entender la aceptación como el primer paso hacia la acción.
  • Gestionan de forma más adecuada el estrés ocasionado por causas laborales. Tienen mayor capacidad para tomar decisiones más conscientes que le capacitan para dar respuestas más adaptativas y evitar reacciones ligadas a la emoción.
  • El trabajador tiene mayor bienestar y su rendimiento laboral es superior, así como su implicación en el trabajo. El ambiente laboral es más agradable, se han evitado muchas tensiones.

La gran mayoría de las personas considera que su trabajo supone un de­trimento en su bienestar personal, sólo el 8% de los trabajadores considera que su trabajo le proporciona un mayor grado de bienestar en su vida. En Europa occidental solo un 14% de trabajadores se sienten comprometidos con su empresa. Un 66% no se sienten comprometidos, contribuyen con su trabajo, pero sin pasión ni entrega personal; y 20% se sienten activamente no comprometidos, generando por tanto un descontento entre los compa­ñeros y deteriorando el clima laboral.

Apúntate al Curso de Autoconocimiento y Productividad y descubre cómo beneficiarte de esta práctica en tu entorno laboral.

Share This